Icono de Alerta

Hoy para comprar o salidas recreativas: documentos terminados en número impar (1, 3, 5, 7, 9)

Modificaron un respirador manual y lo hicieron automático

Ambu fue desarrollado por médicos y científicos de la Universidad de Santiago del Estero.

Un grupo de investigadores de la Facultad de Ciencias Exactas y Tecnologías de la Universidad Nacional de Santiago del Estero desarrolló la automatización de un resucitador manual sencillo de utilizar, de bajo costo y de fabricación nacional. Este dispositivo, conocido como Ambu (por las siglas en inglés de Airway Mask Bag Unit), funciona como un respirador auxiliar que se utiliza para brindar asistencia ventilatoria a un paciente que la necesita.

Un nuevo tratamiento argentino fue puesto a disposición de la comunidad médica y científica mientras la propagación de la COVID-19 alcanza cifras récord en contagios y fallecimientos. “El Ambu es un dispositivo manual que usan los enfermeros y médicos cuando tienen una emergencia. Puede ser utilizado tanto en hospitales como en postas sanitarias, ya que es de fácil traslado. Es sencillo de configurar y cuenta con todos los parámetros necesarios para ayudar a los profesionales de la salud en situaciones de colapso del servicio hasta que se pueda derivar al paciente a un respirador”, explicó el ingeniero electrónico Lucas Moscatelli, coordinador del desarrollo junto con los ingenieros Mario Gómez y Claudio Carabajal.

Te puede interesar...

Actualmente, están terminando el prototipo y el objetivo final es liberar la tecnología para quienes estén interesados en producirla. El equipo está conformado por ingenieros biomédicos y electrónicos, técnicos y médicos del Departamento de Electrónica de la UNSE y de las empresas SIC, Imedik, Planet3D y Copsat. La idea surgió a partir de estudiar dispositivos similares desarrollados en otros países y ver de qué manera podían adaptarlos usando componentes que fueran sencillos de conseguir localmente.

El dispositivo está hecho en acrílico y posee un motor encargado de bombear la bolsa según las indicaciones configuradas para cada paciente. Algunos de los parámetros que pueden regularse son la frecuencia respiratoria, la presión inspiratoria y la presión positiva al final de la expiración. “Se puede desarrollar enteramente con componentes nacionales y, más allá de la emergencia por el coronavirus, sirve para cualquier problema respiratorio”, agregó el ingeniero, quien indicó que el principal desafío que tuvieron fue la parte del sensado. En cuanto al costo de producción, estiman que podría rondar los 80.000 pesos.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

25% Me interesa
75% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario