El clima en Neuquén

icon
Temp
56% Hum
La Mañana Bolivia

Bolivia militariza la venta de combustibles por el contrabando a países vecinos

Efectivos militares controlan las estaciones de servicio para evitar el desvío hacia las fronteras de Argentina, Perú y Paraguay.

La crisis económica se sigue agudizando en Bolivia y ahora se sumó la falta de combustible. Esta semana el gobierno de Luis Arce decidió desplegar militares en las estaciones de servicio ante el creciente contrabando de diésel y gasoil, productos subsidiados, hacia las fronteras de países vecinos como la Argentina, Perú y Paraguay.

La medida causó impacto en la población, que ya viene soportando un clima agitación en las calles con manifestaciones y protestas sociales por la falta de dólares y el incremento del costo de los alimentos.

Desde la madrugada del jueves se pueden ver a efectivos militares en las estaciones de servicio en las principales ciudades del país, un hecho que en cierta medida agilizó la venta de diésel y gasoil después de varios días de largas colas para cargar combustible.

"Gran parte de la sobedemanda se debe al desvío de hicrocarburos"

El presidente Arce, que experimenta una fuerte presión social, confirmó la medida y dijo que busca fortalecer los controles en los puntos de distribución de carburantes, frente a la permanente sobredemanda.

"Hemos instruido a las Fuerzas Armadas que coadyuven en el abastecimiento. Van a ver en las estaciones de servicio personal militar. Gran parte de la sobredemanda actual se debe al desvío de hidrocarburos líquidos, por ello estamos actuando para defender la economía de los bolivianos", señaló el mandatario.

El gobierno de Bolivia recurre a los militares para controlar la venta de combustible.
El gobierno de Bolivia recurre a los militares para controlar la venta de combustible.

El gobierno de Bolivia recurre a los militares para controlar la venta de combustible.

Subsidios y escasez

Los combustibles en Bolivia están subvencionados por el Estado. El costo del litro de diésel y gasolina en Bolivia es de 3,7 bolivianos, unos 0,54 centavos de dólar.

Según informes oficiales, el 86% del diésel y el 56% de la gasolina son importados, ante la ausencia de proyectos de exploración, un tema que se arrastra desde hace varios gobiernos.

En los últimos meses, el gobierno incrementó la importación para atender la sobredemanda, producto tanto del consumo interno como del contrabando.

Muchos compran el combustible subsidiado y lo venden en localidades fronterizas, especialmente de la Argentina, Perú y Paraguay, donde el fluido es más caro.

Esto hizo que durante semanas las estaciones de servicio estuvieran abarrotadas de automovilistas, con largas colas.

El presidente boliviano culpó a la "especulación" y los "intereses políticos personales" por los problemas en la distribución normal de diésel y gasolina.

El mandatario dispuso, además, que se refuercen los controles en los puntos de frontera hacia Argentina y Perú para evitar el contrabando desde Bolivia.

Otra de las estaciones de servicio en Bolivia con custodia militar.
Otra de las estaciones de servicio en Bolivia con custodia militar.

Otra de las estaciones de servicio en Bolivia con custodia militar.

Falta de dólares y alza de precios

La falta de combustibles coincide con un fuerte incremento de los precios de algunos alimentos y la escasez de dólares por las restricciones en el sistema financiero para el cambio de divisas hace varios meses.

Bolivia sufre problemas con la venta de dólares desde principios de 2023, cuando los informes oficiales mostraron una disminución de las reservas internacionales netas.

El último reporte del Banco Central de Bolivia (BCB) indicó que las reservas llegaron a 1.796 millones de dólares hasta el pasado 30 de abril. En 2014 estaban en 15.122 millones de dólares.

Arce tomó algunas medidas como la venta directa de dólares a través del Banco Central de Bolivia (BCB) junto a otras acordadas con los empresarios privados como la liberación de exportaciones, la emisión de bonos e incentivos para bajar el gasto en la importación de combustibles. Pero no están dando resultados.

El gobierno de Arce decidió militarizar las estaciones de servicio.
El gobierno de Luis Arce decidió militarizar las estaciones de servicio en Bolivia.

El gobierno de Luis Arce decidió militarizar las estaciones de servicio en Bolivia.

Reclamos sociales

La situación generó un malestar social que se viene expresando en manifestaciones contra el gobierno de distintos sectores, especialmente de los comerciantes y trabajadores por cuenta propia, que son un número muy elevado.

Hay una importante marcha que partió de la población altiplánica de Patacamaya y que tiene previsto llegar a La Paz, sede del Gobierno y el Parlamento, el lunes próximo.

"Con dólares se compran los fertilizantes y el abono del exterior, nos culpan de agio y especulación y no somos responsables de eso", dijo el principal dirigente de los comerciantes, César González.

Desde hace semanas se producen protestas en distintas localidades de Bolivia

En Sucre, la capital constitucional de Bolivia, los miembros de las juntas vecinales se movilizaron contra el alza de los alimentos y otros productos esenciales, mientras que en Potosí los comerciantes también marcharon bajo las mismas exigencias.

El próximo lunes está previsto el "bloqueo de caminos con cierre de fronteras" que iniciarán de manera indefinida los chóferes del transporte nacional e internacional.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario