El clima en Neuquén

icon
29° Temp
23% Hum
La Mañana botulismo

Comió sardinas en un famoso restaurante y murió de botulismo

Otros once clientes están internados por la intoxicación. Ocurrió en bar de Burdeos. Las autoridades de Francia emitieron una alerta internacional.

Lo que comenzó siendo una exquisita comida terminó en tragedia para una mujer de 32 años que murió de botulismo en Francia, tras comer sardinas en conserva en un bar de vinos de Burdeos. La tragedia ocurrió la semana pasada y, además de la víctima fatal, otros once turistas de varias nacionalidades también se intoxicaron y están internados.

Estas doce personas visitaron todas el restaurante “Tchin Tchin Wine Bar” entre el 4 y 10 de septiembre y las autoridades creen que puede haber más casos diseminados por el mundo, ya que la ciudad de Burdeos es muy famosa por su vino y su gastronomía.

El restaurante en el que habían comido las víctimas, había conservado él mismo las sardinas, según informó la autoridad sanitaria DGS. “El establecimiento estaba bien gestionado, pero había una verdadera falta de control sobre el proceso de enlatado”, indicaron en diálogo con la prensa francesa y aseguraron que “ya no había duda sobre el vinculo de causalidad” entre las sardinas y las intoxicaciones.

El dueño del bar reconoció que tuvo que tirar algunas de las sardinas porque al abrir las conservas “tenían un fuerte olor”. “Otras parecían sanas y se sirvieron a los clientes”, declaró a la prensa. “Lo siento mucho por estos clientes si resulta que enfermaron en mi restaurante”, agregó.

Por su parte, una mujer contó que fue a cenar al lugar dijo que su pareja pidió sardinas pero no las comieron ”porque olían mal”. “Fue mi pareja quien pidió las sardinas. No había olido nada igual en mi vida. Me negué a tocarlas. Mi pareja acabó escupiéndolas por el olor”, dijo.

RRR.jpg
Las víctimas visitaron el famoso restaurante de Francia “Tchin Tchin Wine Bar” entre el 4 y 10 de septiembre.

Las víctimas visitaron el famoso restaurante de Francia “Tchin Tchin Wine Bar” entre el 4 y 10 de septiembre.

Otros 11 casos y podrían ser más las víctimas

Benjamin Clouzeau, médico del hospital Pellegrin de Burdeos, dijo que otras 11 personas seguían recibiendo tratamiento de urgencia a primera hora del miércoles, cinco de los pacientes están graves y necesitan respiración asistida. Entre ellas había ciudadanos de Estados Unidos, de Irlanda y de Canadá. También está internada en la región parisina la pareja de la mujer que murió.

Un ciudadano alemán está siendo tratado en su país, adonde había regresado, y habría otro caso similar en Barcelona (noreste de España), explicó el médico.

“Todos estos pacientes recibieron tratamiento con antitoxinas”, declaró y precisó que debido a la intoxicación “su estado podría persistir potencialmente durante varias semanas”, tiempo durante el cual podrían surgir “múltiples complicaciones”. “Esto es excepcional. En Francia, tenemos entre 20 y 30 casos al año”, agregó.

Clouzrau agregó que el riesgo “es que haya pacientes diseminados por todo el mundo que presenten síntomas mínimos que progresen con el tiempo”. Las autoridades buscan así a 13 personas que puedan haber ingerido estas sardinas.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario