El clima en Neuquén

icon
11° Temp
93% Hum
La Mañana Everest

Drástica medida en el Everest: los escaladores tendrán que cargar sus excrementos al regresar

Deberán llevar la basura al campamento base. Se calcula que hay tres toneladas de materia fecal en la montaña, y ya resulta nocivo.

Las autoridades de Nepal ya se cansaron y tomaron una decisión drástica respecto a los miles y miles de escaladores que visitan el Everest anualmente. Desde ahora, quien escale los difíciles picos de la montaña más alta del mundo deberán cargar de regreso con sus propios excrementos y dejarlos en la base del campamento.

Sucede que desde hace años es un serio problema la basura que van dejando atrás las distintas expediciones que intentan llegar a los picos de esta montaña, considerada “la cima del mundo” por sus 8.848 metros de altura.

El calentamiento global, que está derritiendo el hielo, y la multiplicación de expediciones en los últimos años está impactando en el enorme macizo ubicado en el Himalaya, en la frontera entre Nepal y China.

“Nuestras montañas empiezan a apestar”, explicó a la cadena británica BBC el presidente del municipio rural de Pasang Lhamu, que controla la zona, Mingma Sherpa.

Basura recogida en el Everest.
Basura recogida en el Everest por Sagarmatha Pollution Control Committee (SPCC).

Basura recogida en el Everest por Sagarmatha Pollution Control Committee (SPCC).

“Recibimos quejas de que se ven heces humanas en las rocas y de que algunos escaladores se enferman. Esto no es aceptable y erosiona nuestra imagen”, señaló.

Cómo es el proceso y porque se acumula basura

Pese a la dificultad para subir, cada vez hay más expediciones al Everest, que tiene una docenas de rutas para el ascenso, aunque hay dos que son las más frecuentadas: la cara sudoeste o vía del collado Sur, desde Nepal, y la noreste o vía del collado Norte, desde el Tibet.

El año pasado se hicieron 656 cumbres, según Himalayan Database, y hubo 18 muertos. El costo sigue siendo alto. Se paga unos 11.000 dólares por el permiso.

Sin embargo, están creciendo las expediciones de lujo de millonarios que quieren escalar la mítica montaña. Esas expediciones cuestan entre 100.000 y 300.000 dólares.

Los escaladores pasan la mayor parte del tiempo en el campamento base, con el fin de aclimatarse a la altura, donde se instalan carpas separadas que sirven de baños: debajo se ponen barriles para recoger los excrementos.

El problema es que una vez que comienzan el viaje hacia los picos la situación va cambiando. Algunos escaladores, con su personal de apoyo, suelen cavar un hoyo en la nieve para hacer sus necesidades.

Basura recolectada en el Everest
Bolsas de basura en el campamento base del Everest.

Bolsas de basura en el campamento base del Everest.

En el ascenso se van encontrando con sitios donde hay mucha menos nieve, y ya no pueden hacer los hoyos. Entonces comienzan a defecar al aire libre.

Las temperaturas extremas de la montaña –en algunos casos supera los -40 grados centígrados- impiden que los excrementos que quedan en la cima se degradan por completo. Son muy pocos los que al bajar traen con ellos los excrementos en bolsas.

Un problema creciente

Si bien hay frecuentes campañas de limpieza en el Everest, la basura se sigue acumulando, según señala a la BBC la organización no gubernamental Sagarmatha Pollution Control Committee (SPCC).

De acuerdo a los cálculos de esta institución, habría unas tres toneladas de excrementos humanos entre el campamento base y el campo cuatro, rumbo a la cima.

Los residuos siguen siendo un problema importante, especialmente en los campamentos más altos, a los que no se puede llegar. Se cree que la mitad está en el Collado Sur, también conocido como campo cuatro”, explica Chhiring Sherpa, director ejecutivo de SPCC.

Inspección de la ruta del pico Island
Inspección de la ruta del pico Island por personal del SPCC

Inspección de la ruta del pico Island por personal del SPCC

Ante este panorama, Mingma Sherpa, la autoridad máxima del municipio rural de Pasang Lhamu, a cargo de la región, lanzó una serie de medidas. “Recibimos quejas de que se ven heces humanas en las rocas y de que algunos escaladores se enferman. Esto no es aceptable y erosiona nuestra imagen”, argumentó.

Desde ahora, los escaladores que intenten alcanzar el monte Everest tendrán que comprar las bolsas de excremento en el campamento base, que serán “revisadas a su regreso”.

Las bolsas higiénicas, que se pueden utilizar entre cinco y seis veces, contienen productos químicos y polvos que solidifican los excrementos humanos y los hacen en gran medida inodoros. A cada escalador se le venderá dos bolsas para todo el trayecto.

La decisión fue bien recibida por los escaladores. “Sin duda es algo positivo y estaremos encantados de cumplir con nuestra parte para que esto sea un éxito”, dijo Dambar Parajuli, presidente de la Asociación de Operadores de Expediciones de Nepal.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario