El clima en Neuquén

icon
Temp
100% Hum
La Mañana Reino Unido

El escándalo de la "sangre contaminada" vuelve a sacudir al Reino Unido

Esta semana el gobierno comenzó a pagar hasta 270.000 dólares a los afectados, y pidió perdón por lo ocurrido cinco décadas atrás.

Después de cinco décadas, el Reino Unido pidió perdón a las víctimas del famoso escándalo de la sangre contaminada que sacudió al país en las décadas del 70 y 80, y dejó miles de muertos y afectados con enfermedades graves de las que nunca se recuperaron.

El gobierno del primer ministro Rishi Sunak informó que a partir de esta semana se comenzarán a pagar las nuevas indemnizaciones a los “beneficiarios infectados vivos, a los inscritos en los planes de ayuda a la sangre infectada existentes" y a aquellos que se inscriban mientras se establece el plan definitivo.

El monto de las indemnizaciones es de 210.000 libras, unos 270.000 dólares, algo que para muchos afectados no compensa lo que sufrieron.

"Hoy es un día de vergüenza para el Estado británico. Una década de fallas morales", sostuvo el mandatario ante el Parlamento de Westminster, donde admitió la culpa del Estado por el "catálogo de errores sistemáticos" cometidos en cada fase y punto de la cadena de instituciones y entes sanitarios, sociales, políticos y educativos.

El primer ministro británico, Rishi Sunak, reconoció que hubo fallas morales.
El primer ministro británico, Rishi Sunak, reconoció que hubo fallas morales.

El primer ministro británico, Rishi Sunak, reconoció que hubo fallas morales.

Infectados y muertos

Más de 30.000 personas se infectaron con virus del Sida y hepatitis C, entre otros, tras recibir sangre contaminada en Gran Bretaña entre los años 70 y 80, según las recientes conclusiones de una comisión investigadora que se publicó el lunes pasado.

Según el informe, más de 3.000 personas murieron al recibir sangre infectada, algo que fue encubierto por distintos estamentos del Estado británico y que se podía haber evitado si alguna autoridad daba el alerta.

Los activistas, muchos de ellos familiares de los infectados, lucharon durante décadas para sacar a la luz los fallos oficiales y asegurar una compensación gubernamental.

La investigación oficial finalmente fue aprobada en 2017 y durante los últimos cuatro años revisó pruebas de más de 5.000 testigos y de 100.000 documentos. Recién ahora se tienen datos precisos de lo ocurrido.

Un número importante de infectados murió prematuramente sin conocer la verdad de su situación ni exigir la rendición de cuentas por parte de los responsables.

El escándalo de la sangre contaminada fue un escándalo en Reino Unido.
El escándalo de la sangre contaminada fue un escándalo en Reino Unido.

El escándalo de la sangre contaminada fue un escándalo en Reino Unido.

Cómo fue la contaminación

En la década de 1970, Reino Unido lanzó un nuevo tratamiento para hemofílicos, una enfermedad que afecta la capacidad de coagulación de la sangre, utilizando plasma que importaron de Estados Unidos porque no contaban con el suficiente material.

Pero en Estados Unidos se permite la compraventa de sangre, y esto implicó que entre los dadores había donantes de alto riesgo, entre ellos presos y drogadictos, a los que no se controlaba. Muchos de ellos tenían Sida o hepatitis, lo que terminó contaminando todos los lotes recibidos.

El informe de la comisión investigadora reveló que alrededor de 1.250 personas con trastornos hemorrágicos, entre ellos 380 niños, fueron infectados con productos sanguíneos contaminados con el VIH. Tres cuartas partes de ellos han fallecido.

Más de 30.000 personas se vieron afectadas por la sangre infectada en Reino Unido.
Más de 30.000 personas se vieron afectadas por la sangre infectada en Reino Unido.

Más de 30.000 personas se vieron afectadas por la sangre infectada en Reino Unido.

Incluso, aclara, hasta 5.000 personas más que recibieron los productos sanguíneos desarrollaron hepatitis C crónica, un tipo de infección hepática.

Pero la crisis no terminó allí. Se estima que otras 27.000 personas también resultaron infectadas con hepatitis C después de recibir transfusiones de sangre, a menudo administradas en hospitales después de un parto, una cirugía o un accidente.

Reacción política

Recién ahora, después de años de encubrimiento, los distintos partidos políticos se unieron e impulsaron la investigación.

El gobierno conservador y la oposición laborista se comprometieron a indemnizar tanto a infectados como a los afectados por la tragedia. Esto incluye al círculo de familiares o cuidadores de las víctimas directas.

Familiares de víctimas de la sangre contaminada reclaman justicia ante el Parlamento
Familiares de víctimas de la sangre contaminada reclaman justicia ante el Parlamento.

Familiares de víctimas de la sangre contaminada reclaman justicia ante el Parlamento.

“Reconozco que no protegimos a los más vulnerables de nuestro país", dijo Keith Starmer, el líder laborista y candidato favorito a primer ministro. “Les falló la política. Eso incluye a mi propio partido. Solo vale una palabra: lo siento”, agregó.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario