El clima en Neuquén

icon
Temp
81% Hum
La Mañana náufragos

El increíble rescate de tres náufragos en un solitario atolón del Océano Pacífico

Escribieron "Help" en la playa con hojas de palmera, y eso permitió que los viera un avión. Estuvieron una semana comiendo cocos.

Una operación especial conjunta de la Armada y la Guardia Costera de Estados Unidos logró rescatar este martes a tres náufragos en un solitario atolón del Pacífico, que pasaron una semana en alimentándose sólo con pulpa de cocos, lo único que había en la isla.

Tuvieron suerte de que los equipos de búsqueda aérea los descubriera en un lugar tan inhóspito y desolado como esa pequeña isla en la inmensidad del océano.

Los salvó haber armado en la playa la palabra "Help" (ayuda), que se pudo leer a la distancia. Lo hicieron usando enormes hojas de palmeras.

El pedido de ayuda escrito con hojas de palmera en la playa.
El pedido de ayuda escrito con hojas de palmera en la playa.

El pedido de ayuda escrito con hojas de palmera en la playa.

Una fatal travesía de pesca

Los tres hombres tienen unos 40 años, son marineros expertos y viven en Polowat, una isla que forma parte de los Estados Federados de Micronesia, una nación del Pacífico entre Filipinas y Hawái que se compone de más de 600 islas repartidas en unos 2,5 millones de kilómetros cuadrados de océano.

Se habían embarcado el 31 de marzo en una travesía de pesca. Iban en un esquife tradicional de la zona, un bote de seis metros de largo, con motor fuera de borda.

Se dirigieron hacia el atolón Pikelot, donde había buena pesca, ubicado a unos 170 kilómetros de distancia. Pero un fuerte oleaje zamarreó el bote y lo daño, lo mismo que al motor.

Para colmo, al descender en las playas del deshabitado Pikelot, su radio quedó sin batería y no pudieron pedir ayuda.

El islote donde estuvieron perdidos.
La ubicación del atolón en el Océano Pacífico, donde estuvieron los náufragos.

La ubicación del atolón en el Océano Pacífico, donde estuvieron los náufragos.

Sin posibilidad de contactarse con amigos o familiares, y carentes de todo equipo para navegar, se dispusieron a sobrevivir como podían en esa isla de menos de un km cuadrado.

Durante una semana los hombres vivieron comiendo pulpa de coco y algo de pesca. Tuvieron suerte con el agua dulce ya que había un pequeño pozo en la isla, que a veces es visitado por los pescadores de la región.

Al mismo tiempo recogieron hojas de palmera, las dispusieron para que se deletreara “Help” en la playa y esperaron que alguien los viera.

El rescate

Recién el 6 de abril, cuando la familia no tuvo noticias de ellos, llamaron a los funcionarios de rescate en el territorio estadounidense de Guam, en el Pacífico, donde la Armada tiene una enorme base militar.

Inmediatamente se enviaron equipos de rescate para tratar de encontrarlos. Pero resultaba difícil ubicarlos en un lugar tan remoto.

Equipo de rescate de la Guardia Costera de Estados Unidos en el Pacífico.
Equipo de rescate de la Guardia Costera de Estados Unidos en el Pacífico.

Equipo de rescate de la Guardia Costera de Estados Unidos en el Pacífico.

Cuando ya estaban por darlos como desaparecidos, un avión de reconocimiento de la Marina de Estados Unidos vio el pedido de “ayuda” en la playa.

La teniente Chelsea García, coordinadora de la misión de búsqueda y rescate de la Guardia Costera dijo que el letrero fue “crucial” para encontrarlos en un área de búsqueda que cubría más 170 kilómetros cuadrados.

"Este acto de ingenio fue fundamental para guiar los esfuerzos de rescate directamente a su ubicación", explicó García en un comunicado.

El avión de la Marina dejó caer paquetes de supervivencia a los tres hombres y transmitió su ubicación al centro de rescate. Luego fueron a recogerlos.

Dos casos en poco tiempo

Si bien el caso es llamativo, no es el primer rescate de náufragos de Pikelot. En 2020, otros tres hombres que viajaban entre dos atolones de la Micronesia fueron arrastrados a esa isla después de que su barco se quedara sin combustible durante el viaje.

Un buque de la Guardia Costera de Estados Unidos en el Pacífico.
Un buque de la Guardia Costera de Estados Unidos en el Pacífico.

Un buque de la Guardia Costera de Estados Unidos en el Pacífico.

También escribieron un “S.O.S.” en la playa, y gracias a eso fueron descubiertos por la tripulación de un avión cisterna de la Fuerza Aérea de Estados Unidos que operaba desde la Base de la Fuerza Aérea Andersen en Guam.

La suboficial Sara Muir, oficial de asuntos públicos de las Fuerzas de la Guardia Costera, explicó a la CNN que no es tan extraño. “La gente de Micronesia viaja con frecuencia de isla en isla y lo hace con gran habilidad y experiencia”, señaló. “Pero a veces ocurren accidentes”, agregó.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario