El clima en Neuquén

icon
24° Temp
33% Hum
La Mañana Banco

Robó un banco, cambió de identidad y 50 años después se lo confiesa a su hija

Thomas Randele, en Ohio, decidió revelar su historia cuando estaba en su lecho de muerte.

La historia de Thomas Randele, revelada por las cadenas de noticias CNN y MSNBC, parece sacada de una película de Hollywood.

En Lynnfield, Massachusetts, Thomas se mostraba como un vendedor de autos y un amante del golf muy afectuoso con su mujer y su hija. Pero en Cleveland, era un audaz ladrón de bancos perseguido por la policía.

Durante más de 50 años mantuvo oculta su historia, escabulléndose de las investigaciones policiales, hasta que a punto de morir afectado por un cáncer de pulmón, decidió contarles todo a su hija, quien plasmó la historia en un podcast que llamó “Smoke Screen: My Fugitive Dad” (Cortina de humo: mi padre fugitivo).

Por esas paradojas de la vida, Thomas era un fanático de las series policiales como “NCIS” y, además, donaba suculentas cifras a organizaciones benéficas de la policía local en Massachusetts.

Ashton Randele cuenta la historia de su padre
Ashton Randele cuenta la historia de su padre a la CNN

Ashton Randele cuenta la historia de su padre a la CNN

Robo y huida

El nombre real de Thomas era Theodore Conrad y en 1968 vivía en Cleveland. El joven, que en ese momento tenía 20 años, estaba obsesionado con una película que protagonizada por Steve McQueen y que se llamaba “El caso Thomas Crown”.

El film relata en la ficción el caso de un atractivo y audaz millonario que decide robar un banco de Boston, sólo por diversión.

La película de McQueen, a la que había ido a ver con frecuencia al cine, le había impactado tanto que decidió hacer lo mismo.

Consiguió trabajo como cajero de bóveda en el Society National Bank de Cleveland y, con el atraco ya en mente, evitó proporcionar sus huellas dactilares.

Un viernes, el 11 de julio de 1969, llegó al banco y pasó lo más desapercibido posible. Sólo dijo que iba a comprar una botella de whisky y un paquete de cigarrillos en su descanso porque ese fin de semana cumplía años.

Sobre el final del día, cuando nadie se fijaba en él, ingresó a la bóveda y extrajo 215.000 dólares (el equivalente a 1,7 millones de dólares actuales). La bolsa de papel en la que traía la botella de whisky le sirvió para sacar el dinero.

El banco descubrió el robo recién el lunes, lo que le dio tiempo a Conrad para desaparecer, como un fantasma.

Para despistar a la policía, Conrad envió dos cartas a una chica que era su novia en ese momento. Una desde Washington y la otra de Los Ángeles. Le decía que la extrañaba y que la quería con todo el corazón.

La pista falsa llevó a los investigadores por ambas ciudades, sin encontrar rastros del ladrón. Para colmo, una semana después el Apolo 11 completó su histórica misión a la Luna, lo que acaparó la atención de la prensa.

Tiempo después la policía retomó la investigación con pistas en California, Hawai, Texas y Oregón, pero todas resultaron falsas.

Cansados de perseguirlo, las autoridades archivaron el caso y Conrad quedó como uno de los delincuentes más buscados.

Thomas Randele, poco tiempo antes de morir
Thomas Randele, poco tiempo antes de morir.

Thomas Randele, poco tiempo antes de morir.

Nueva vida

Ted Conrad decidió cambiar su nombre por Thomas Randele e iniciar una nueva vida en Lynnfield, una ciudad pequeña del estado de Massachusetts.

Hay dos hechos que muestran la ironía con la que Conrad se movió.

Primero, Lynnfield es una ciudad muy cerca de Boston, donde se filmó la película que lo inspiró a cometer el delito.

Segundo, usó como nuevo nombre Thomas, el mismo del personaje de Steve McQueen.

A partir de allí llevó una vida común, se casó, tuvo una hija y trabajó con exito como vendedor de autos.

Smoke screen, my fugitive dad
El podcast de Ashley Randele sobre su padre.

El podcast de Ashley Randele sobre su padre.

La confesión

En marzo de 2021, Thomas Randele se estaba muriendo a causa de un cáncer de pulmón.

En su lecho de muerte, después de la primera sesión de quimioterapia, el hombre llamó a su hija y le contó toda su historia: que había robado un banco en su juventud, que era un fugitivo y que lo había ocultado durante 50 años.

Su hija no podía salir del asombre. Thomas le pidió que no investigaran el caso, que lo dejara así, en el olvido.

Pero Ashley no pudo desentenderse del tema. Rápidamente comenzó a buscar datos sobre ese famoso robo, que había quedado impune.

"Estaba sola en la habitación de mi infancia y busqué en Google 'Ted Conrad desaparecido', y lo primero que apareció fue algo así como 'Cajero roba banco'. Yo estaba como, 'Oh Dios mío, este es mi padre. Y había cientos y cientos de artículos sobre él", contó a la CNN.

La mujer, que tiene 38 años, le explicó al padre que había numerosos artículos sobre él y que lo seguían buscando. Inmediatamente le contó todo a su madre, Kathy

"Lo conocía desde hacía más de 40 años, y enterarse de este enorme secreto... No puedo imaginar lo traumatizante que fue para ella", señaló Ashley.

La mujer explicó que lo más extraño de todo es que su padre no vivía escondido. Por el contrario, la llevaba a la escuela, la acompañaba en sus viajes escolares, tenía vida social normal.

Sin embargo, con la confesión de Thomas, Ashley se dio cuenta de algunos detalles llamativos en la vida de su padre: siempre llevaba barba y nunca se quitaba la gorra de béisbol en público.

Otro dato importante: nunca quiso viajar al exterior. Ashley explicó que ella y su madre le habían rogado en una ocasión que las acompañara a Francia, pero él se negó.

“Él siempre decía que había tantas cosas interesantes que ver en Estados Unidos. No necesitaba salir del país”, apuntó. La verdad era que no tenía pasaporte.

La muerte

Antes de morir, tanto la hija como la esposa le dijeron que lo seguían amando y que lo sucedido en su juventud no afectaba el cariño que le tenían. También que iban a mantener en secreto el tema.

Pero luego de su muerte, la policía se presentó en la casa de ambas mujer. Alguien había enviado su obituario a un medio local y los investigadores lo identificaron por sus datos rápidamente.

De todas maneras, la causa quedó archivada y la familia no tuvo ningún inconveniente. De hecho ahora Ashley tiene un podcast donde cuenta la increíble historia del padre.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario