El clima en Neuquén

icon
16° Temp
29% Hum
La Mañana Rusia

Surgen inquietantes datos sobre el arma nuclear que Rusia quiere poner en órbita

Estados Unidos ya alertó a sus aliados. El “EMP nuclear” crea un pulso de energía electromagnética y su objetivo es destruir satélites.

En medio de la guerra en Ucrania, y de la carrera armamentística mundial, la Rusia de Vladimir Putin viene incrementando su desarrollo militar con el fin de desarrollar nuevas armas con tecnología de avanzada.

Ahora, el nuevo proyecto secreto del Kremlin, que alarma a Estados Unidos, es uno que tiene como fin instalar un sistema ofensivo nuclear en el espacio, lo que alteraría el equilibrio militar mundial y desataría una nueva guerra fría.

El que reveló la información fue el presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, el republicano Mike Turner, basándose en un informe de las agencias de inteligencia.

Turner expresó su preocupación por "una capacidad militar extranjera desestabilizadora", sin revelar detalles, e instó al gobierno de Joe Biden “a desclasificar la información sobre una capacidad militar extranjera desestabilizadora, que constituye una grave amenaza para la seguridad nacional".

Puertos espaciales de Rusia.
Puertos espaciales de Rusia.

Puertos espaciales de Rusia.

Lo que se sabe de la nueva arma rusa

El proyecto del Kremlin estaría en una etapa inicial y aún no alcanzó el estado operativo en órbita, pero plantea una amenaza para las potencias occidentales, según los especialistas.

Fuentes de inteligencia estadounidenses le dieron algunos detalles más precisos a la CNN: se trataría de un arma espacial de propulsión nuclear que tiene como fin destruir satélites enemigos, tanto militares como civiles.

El sistema, conocido por los expertos militares como “EMP nuclear”, crea “un pulso de energía electromagnética y una avalancha de partículas altamente cargadas que atraviesan el espacio” para impactar en los satélites que en órbita sobre la Tierra.

Un arma de este tipo, coinciden los especialistas, implicaría cruzar una línea roja en cuanto a tratados internacionales y lanzaría una feroz carrera por el predominio militar.

El módulo ruso Nauka de la Estación Internacional Espacial.
El módulo ruso Nauka, en la Estación Internacional Espacial.

El módulo ruso Nauka, en la Estación Internacional Espacial.

Pero, lo más grave, explican, es que podría causar perturbaciones extremas en la vida cotidiana de la gente, con consecuencias devastadoras para la civilización porque desencadenaría una reacción en cadena que voltearía redes GPS, satélites de telecomunicaciones civiles y satélites meteorológicos vitales.

Los esfuerzos rusos en el campo militar

Funcionarios del gobierno estadounidense afirman que si Rusia despliega un EMP Nuclear implicaría una violación del Tratado del Espacio Ultraterrestre de 1967, que prohíbe instalar armas de destrucción masiva en el espacio exterior.

De todas maneras, el gobierno de Vladimir Putin se retiró ya de varios tratados de control de armas en los últimos años, destruyendo gran parte de la estructura de control de armas posterior a la Guerra Fría.

Por otro lado, la inteligencia estadounidense, que viene siguiendo los esfuerzos rusos en el campo militar, sostiene que si bien es un poco prematuro hablar de un arma de este tipo, lo cierto es que los rusos están avanzando en esa línea.

"Nuestro conocimiento general de la búsqueda rusa de este tipo de capacidad se remonta a muchos, muchos meses", admitió la semana pasada el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, John Kirby, para agregar: “Pero sólo en las últimas semanas la comunidad de inteligencia ha podido evaluar con mayor confianza exactamente cómo Rusia continúa persiguiéndolo".

Estación Espacial Internacional
Estación Espacial Internacional, de la que Rusia forma parte.

Estación Espacial Internacional, de la que Rusia forma parte.

Los satélites como objetivo

Los expertos consultados por la CNN sostienen que este tipo de arma podría tener el potencial de acabar con megaconstelaciones de satélites pequeños, como el Starlink de SpaceX, que Ucrania ha utilizado con éxito en su guerra en curso con Rusia.

Pero aclaran que sería un arma que Rusia utilizaría como último recurso porque causaría el mismo daño a cualquier satélite ruso que estuviera en el área.

“El gran temor con cualquier eventual dispositivo EMP Nuclear en órbita es que pueda inutilizar grandes porciones de órbitas particulares” al crear un campo minado de satélites inutilizados, que “luego resultaría peligroso”, dijo un experto.

Imagen satelital de la Tiekrra
Una imagen satelital de la Tierra.

Una imagen satelital de la Tierra.

El otro temor para Estados Unidos es que pueda impactar en satélites GPS y de comando nuclear que operan en una órbita más alta a la de satélites comerciales.

Esos satélites más grandes están diseñados para ser inexpugnables ante una explosión nuclear. Pero un alto funcionario del Pentágono le dijo a la CNN que "podrían ser vulnerables".

Lo cierto es que el tema es tan grave que alarmó a las autoridades estadounidenses, que se niegan a hablar públicamente sobre este hecho.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario