Muñoz durmió a tres kilómetros de Las Ovejas en un refugio

El femicida prófugo parece estar cada vez más cerca de caer. Los perros van tras su rastro y anoche allanaron el templo evangélico.

NEUQUEN

Los familiares de Karina Apablaza y Valentina, asesinadas por Lorenzo Muñoz, están furiosos porque todavía no lograron atrapar al femicida. Los pesquisas ayudados por los perros de la Policía rionegrina determinaron que el asesino durmió a tres kilómetros del pueblo en un refugio.

“Somos optimistas de que lo vamos a atrapar”, dijo el fiscal José Gerez que lidera la búsqueda del doble femicida.

Los perros de búsqueda ya ayudaron a encerrar a dos cuñados, sacarles dos vehículos que estarían involucrados en el escape y dos bolsos con ropa.

El Día de la Mujer estuvieron muy cerca del femicida. El perro Halcón, de la rionegrina, identificó el rastro de Muñoz en una zona de riscos cercana al pueblo donde encontraron un papel donde le decían: “Andate al chenque y no bajes a lo de tu hermana que los huevones cortaron todo”.

De inmediato, fueron al chenque, una suerte de refugio, donde encontraron una bolsa de dormir que estaba caliente y un sobretecho de carpa. Esto les dio la pauta a los pesquisas de que Muñoz está en las inmediaciones.

En paralelo, forenses del Poder Judicial realizaron peritajes en la camioneta del primer cuñado detenido y descubrieron sangre humana que podría ser de las víctimas porque Muñoz quedó manchado tras matarlas.

La Jefatura confirmó al fiscal Gerez el envío de una veintena más de hombres para que se sumen a la cacería, que anoche continúo con el allanamiento del templo evangélico donde se ocultó Muñoz.

Por su parte, Eduardo, hermano de Karina Apablaza, dijo en LU5: “Estamos consternados, no podemos creer que una persona se esté burlando de cien policías, ¿quién es? ¿Rambo?”, concluyó.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario



Lo Más Leído