"Estamos muy felices. Nació antes pero no se presentó ningún problema de salud", expresó Jennyfer Villalobos, la joven madre del pequeño. "Elegimos ese nombre porque es bíblico y somos cristianos, aunque no sé su significado".

"Ni lloró, creo que hasta tomó la teta dormido", expresó con sorpresa Jennyfer, que también es madre de otros dos niños.

En tanto que en San Martín de los Andes la primera beba se llamó Ariadna Molina y nació a las 3.17 por cesárea, con 37 semanas de gestación y 2,97 kilogramos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído