Neuquén empezó a degustar "Mafalda en su sopa"

El Museo Gregorio Álvarez exhibe una muestra sobre la genial historieta.

Por Pablo Montanaro - montanarop@lmneuquen.com.ar

Bocetos originales, tapas de libros editados en todo el mundo, objetos que hacen referencia al personaje hasta cartas de lectores podrán disfrutarse en la muestra “Mafalda en su sopa” que se inauguró ayer en el Museo Gregorio Álvarez de esta ciudad. La exposición organizada por la Biblioteca Nacional, a través de su Archivo de Historieta y Humor Gráfico Argentinos, reconstruye el proceso de producción, difusión y circulación de la historieta creada por Quino que dejó una huella imborrable en varias generaciones de lectores.

La muestra se podrá visitar de martes a viernes de 8 a 20, y sábados y domingos de 16 a 20 con entrada libre y gratuita.

Te puede interesar...

Embed

La periodista y curadora de la muestra Judith Gociol comentó a LM Neuquén que “Mafalda en su sopa” está organizada en partes. “En la primera, los visitantes se encontrarán con la exhibición de originales de las publicaciones desde que apareció en 1964 en la revista Primera Plana y luego en el diario El Mundo hasta que dejó de salir en la revista Siete Días en 1973”, precisó. Además habrá un sector donde se exhiben las tapas de los libros y un rincón en homenaje a su creador con una mesa de dibujo similar a la que utilizaba Quino.

SFP_Curadora-Muestra-Mafalda-Museo-Gregorío-Alvarez-(9).jpg

Por otra parte, se presentan las cartas de lectores que Quino recibió “que reflejan qué han hecho los lectores con esta historieta con más de 50 años de creación. Contó que trataron de ubicar a estos lectores, “conseguimos algunos, por ejemplo ubicamos a una mujer que hizo su tarjeta de casamiento con Mafalda”.

En relación a su vigencia, Gociol explicó que es “asombroso” porque es un personaje que tuvo “relativamente poca vida en diarios y revistas, fueron solo diez años”.

“Mafalda tiene un fondo que es universal y eso es lo que permitió que se leyera en todos lados. Un fondo en que se está preguntando hacia dónde fue la humanidad, qué es el hombre, cómo son los vínculos con la familia, con la educación”. Precisó que la mirada aguda y crítica de Mafalda también conserva “alguna esperanza en alguno de los personajes que la acompañaron. Son niños adultos con una carga psicoñ´+ogica grande que era bien de la época. Por otro lado, tienen actitudes bien de chicos, se identifican con Guille que cae del tobogán, juegan en la plaza pero también otras lecturas que son de niños con una cabeza adulta como Mafalda y Libertad”.

SFP_Curadora-Muestra-Mafalda-Museo-Gregorío-Alvarez-(5).jpg

Gociol se entusiasma al saber que la muestra, que se extenderá hasta el 1 de septiembre, será visitada por “tres generaciones que la leyeron”, primero en los diarios y revistas y luego en los libros editados por Jorge Álvarez y posteriormente por Ediciones De La Flor.

Por qué sigue siendo actual este personaje representado en esa nena cabezona, irónica y reflexiva con las cuestiones de un mundo al que llenó de preguntas. Gociol arrima una explicación: “una de las razones por las que sobrevivió es porque Mafalda sigue siendo actual, lamentablemente actual”. “Quizás hubiera sido mejor leerla como un libro de historia y no sentir que esas tiras siguen hablando de hoy, y sobre todo por la apropiación que hizo la gente. No llegaron a ser diez años de publicación regular y, sin embargo, le bastaron para lograr la inmortalidad”.

Una compañía en medio del horror

“Pasamos la dictadura escondidos en una finca en San Pedro. Mafalda me ayudó a sentirme acompañada frente a sucesivas mudanzas. La política fue un tema muy fuerte entre nosotros, creo que Mafalda también lo reforzó en mí y me ayudó a construir una forma de pensar el acontecer del mundo” (Carta de Eva Pierro a Quino).

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído