El clima en Neuquén

icon
19° Temp
27% Hum
La Mañana Jardinería

Aman la jardinería y crearon un oasis de flores en plena meseta de Neuquén

A pulmón, transformaron una zona árida en un jardín lleno de flores y enseñan los secretos de las plantas y las huertas a los neuquinos.

Tierra, agua, luz y paciencia. Con esos cuatro elementos, un grupo de aficionados a la jardinería consigue transformar cualquier semilla en una flor. En un rincón de Parque Norte, convirtieron la aridez de la estepa en un oasis de capullos coloridos y animan a más neuquinos a crear sus propios jardines en patios o balcones a través de una actividad que, además de un cable a tierra, es también una forma de producir alimentos sanos y económicos en casa.

La Asociación Amigos de la Jardinería ya tiene historia en Neuquén. Nació hace más de 30 años, en 1987, a partir del empuje de un grupo de vecinos que creó un jardín en la calle Buenos Aires. Ante el avance inexorable de la urbanización, tuvieron que ceder contra el asfalto del centro y buscar una nueva tierra para sembrar. Lo que siguió fue una incómoda peregrinación que emprendieron hasta encontrar un pedacito de barda que hoy sienten como su casa.

"Primero nos dieron un terreno en el río, cuando no había Paseo, pero nos costaba que los alumnos lleguen en colectivo y en cuestión de una noche nos robaron las herramientas", recordó Cristina Hoffman, la presidenta de la organización. "Después, Pechi (Quiroga, ex intendente de Neuquén) nos dejó usar el quincho municipal, y estábamos felices, pero después de seis meses nos dijo que necesitaban usar ese espacio para otras actividades y que teníamos que encontrar otro lugar", agregó.

Asociacion amigos de la jardineria (7).JPG
La Asociación Amigos de la Jardinería está abierto a todo público en su sede de Parque Norte.

La Asociación Amigos de la Jardinería está abierto a todo público en su sede de Parque Norte.

En 2015 hicieron la mudanza. Les ofrecieron varios terrenos ociosos de la meseta. Y aunque las autoridades querían cederles una planicie descampada, ellos se enamoraron de un rincón de Parque Norte que no tentaba a nadie. Era una esquina seca e irregular, que se escurría ladera abajo expuesta al viento agresivo del sur. ¿Qué podía crecer en esa aridez? Pronto, todo Neuquén iba a averiguarlo.

Con ayuda de los ingenieros agrónomos liderados por el recordado Norberto Raffo, consiguieron aprovechar las pendientes a su favor. Así, crearon un paisaje que negaba el entorno circundante. Hoy, en pleno jarillal crece una alfombra verde de césped, salpicada con flores que se pintan con una paleta inmensa de colores. "Y no usamos nada de agua potable", aclaró Marilena Bellora, una de las integrantes con más historia en la asociación, que señalaba cada triunfo floral en la meseta como si hiciera falta apuntarlo, como si su belleza no fuera demasiado elocuente.

Sin subsidios ni afiliaciones partidarias, los Amigos de la Jardinería de Neuquén trabajan a puro pulmón. Y lo muestran en su paisaje: rescatan semillas de las frutas para hacer nuevos almácigos y reciclan ruedas de tractor para crear macetas y usar menos tierra fértil. Su rincón de las meriendas tiene bancos de plástico prensado, fabricado a partir de las botellas que ellos mismos recolectaron y así, se las ingenian para convertir objetos de descarte en la materia prima de su jardín.

Asociacion amigos de la jardineria (1).JPG

Tras la mudanza al predio de Parque Norte, recibieron aportes para construir un salón. En un aula prolija y decorada con flores, dictan cursos de jardinería para el público. "Desde la pandemia notamos un crecimiento muy grande del interés", dijo Cristina sobre los talleres, que convocan a unos 100 estudiantes al comienzo de cada año, aunque no todos terminan la formación. "Es una pena, y eso que tratamos de mantener el precio accesible, la cuota sale 5 mil pesos mensuales desde principio de año", relató.

Los alumnos de la Asociación aprenden todo sobre plantas y después realizan prácticas en el jardín o el invernáculo del predio. "La mayoría de los que estudian tienen un jardín, pero hay muchos que quisieron aprender a hacer huertas en cajones de verdura que colocan en sus balcones", explicaron los voluntarios del lugar, que notaron cómo las dificultades económicas empujaron a muchos a cultivar sus propias hortalizas.

En su oasis verde también producen alimentos: unas habas crecen enormes en bines ordenados y en el invernáculo las plantas de tomates lucen sus extrañas variedades, que van desde unos cherry color chocolate a otros rojos moteados en verde y los que crecen en ramilletes. "La parte de la huerta orgánica es la que genera cada vez más interés, muchas personas se acercan a comprar plantines, que son los que producimos nosotros y que forman el sustento de la asociación, para sostener servicios o la compra de insumos", detalló Marilena.

Entrevista Amigos de la Jardinería.mp4

Antes, el jardín estaba semi escondido en un bajo del terreno. Sin embargo, este año se inauguraron nuevos senderos en Parque Norte, y eso hizo que muchos deportistas y aquellos que usan la zona como espacio recreativo descubrieran una joya casi oculta de Neuquén. "Muchos se acercan a preguntarnos por sus jardines, o con ganas de iniciar una huerta", dijo Marilena. Claudia, otra de las voluntarias, agregó que la Asociación está abierta para todos, no sólo los ex alumnos o aquellos que tienen conocimiento de jardinería, sino los que buscan escaparse del trajín de la ciudad para pausar sus urgencias cerca de las plantas.

"Es un cable a tierra, todo el mundo corre y le cuesta tener relaciones por el tiempo, acá se encuentra un lugar donde no hay demasiado apuro, no tenés prácticamente el celular, dedicar a verlas crecer, cuidarlas y disfrutarlas cuando florecen. Se arman grupos muy lindos", afirmó Marilena, que recordó con un cariño especial a Norberto Raffo, el ingeniero agrónomo que impulsaba la actividad y que aportaba una abundante dosis de conocimiento para mantener siempre prendida la pasión por lo verde. "Era la chispa que encendía la llama", dijo conmovida.

Cristina coincidió con la importancia de su legado. "Lo recordamos con todo el amor y cariño, era una persona muy generosa y dispuesta que tenía conocimientos fantásticos", dijo y reconoció que extrañan no sólo esa fuente para las consultas sino la energía que motorizaba el crecimiento constante del jardín. Y no sólo con plantas más grandes o flores nuevas sino con más tecnología y espacios destinados a potenciar la flora del terreno.

Asociacion amigos de la jardineria (8).JPG

Los voluntarios de la Asociación no son muchos, pero sí sienten un auténtico amor por su actividad. Cada tarde, se encuentran en su rincón y desafían el desierto a fuerza de riego y paciencia. El lugar es un espacio de aprendizaje y de encuentro, pero es también un refugio para los tiempos acelerados del trabajo. Y así, juntos, ponen en la vida en pausa para nutrir a sus plantas y disfrutarlas cuando florecen. Pero reservan una porción del terreno para dejar libre a la estepa con su flora autóctona, y aprender sus cactus resilientes y sus jarillas perfumadas.

El oasis de Parque Norte muta todo el tiempo. "Se perdieron los tulipanes", dijo Cristina y señaló un cantero que ahora luce diferente, con otras flores que proclaman una nueva victoria de la primavera. En noviembre, las ráfagas de viento azotan sin clemencia, y hacen bailar a las flores mientras braman con fuerza por fuera del invernáculo, pero no detienen su entusiasmo por combatir la aridez para seguir sembrando.

Así como Raffo sembró en ellos el entusiasmo por la innovación y la tecnología aplicada a la tierra, ahora ellos siguen su legado y siembran en los neuquinos un gusto especial por los jardines y las huertas. Cristina admitió que muchos tocan la puerta por curiosidad cuando descubren ese sitio fértil que desentona con los alrededores. Y los que quedan se van distintos, "se van locos por las plantas".

El oasis de la jardinería en fotos

María Isabel Sánchez, fotógrafa de LMNeuquén, mostro algunos rincones del jardín de la Asociación Amigos de la Jardinería de Neuquén y capturó parte de su belleza. Los interesados en participar de los cursos o ser voluntarios para sembrar la huerta y mantener las plantas, pueden comunicarse a través de la página de Facebook Amigos Jardinería Neuquén.

Asociacion amigos de la jardineria (3).JPG
Asociacion amigos de la jardineria (4).JPG
Asociacion amigos de la jardineria (6).JPG
Asociacion amigos de la jardineria (10).JPG
Asociacion amigos de la jardineria (12).JPG

Norberto Raffo y su legado en la Asociación

Tras la muerte del reconocido ingeniero agrónomo, el resto de los voluntarios que forman parte de la Asociación le rindieron sentidos homenajes a través de las redes sociales. Hoy, honran su legado con cada planta y cada flor que crece saludable en la meseta gracias a los conocimientos del profesional y su capacidad para transmitir el amor por las plantas al resto de los neuquinos.

Esa chispa del grupo parece perdurar en los recuerdos que comparten, y que incluían la cosecha de las ensaladas, la reparación del riego y los consejos para combatir la plaga de un árbol frutal. "El doctor de las plantas" dejó una huella indeleble en ese jardín oculto de la ciudad.

Embed - Log into Facebook

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario