El clima en Neuquén

icon
Temp
100% Hum
La Mañana crisis frutícola

Caen sensiblemente las ventas de manzana al mercado interno

Los primeros números de 2023 reflejan una importante merma en los envíos desde el Valle de Río Negro y Neuquén. Para los próximos meses se espera un repunte de la oferta por la llegada de la fruta de temporada.

Las distintas tendencias que se observaban en el mercado daban cuenta que las colocaciones de manzanas que partían del Alto Valle de Río Negro y Neuquén rumbo a las góndolas locales, sobre los últimos meses del año pasado y los primeros del presente, estaban cayendo en forma significativa.

La estadística oficial terminó confirmando esta presunción. Durante enero, las ventas de manzana al mercado interno totalizaron poco más de 13.500 toneladas, volumen que representa una caída interanual del 32% y del 10% cuando se comparan las cifras respecto de enero del 2021.

Los bajos volúmenes de cosecha registrados en la temporada pasada han sido clave a la hora de analizar las tendencias observadas sobre la oferta.

Hay que recordar que fueron severas las heladas que cayeron sobre la región en noviembre de 2021 y las tormentas de granizo a partir de enero de 2022. Estos dos factores limitaron en forma importante los volúmenes de cosecha.

Embed

Datos elaborados por el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) revelan que la recolección comercial de esta pomácea llegó a las 423.343 toneladas durante el año pasado, contra cerca de 498.000 toneladas en 2021 y poco más de 578.000 en 2020, temporada está última donde se obtuvo una cosecha completa de manzana. Si se realiza una simple cuenta, comparando el 2022 contra el 2020, se puede señalar que dejaron de comercializarse el año pasado alrededor de 155.000 toneladas de manzanas. Un número no menor, que terminó impactando en el flujo de manzanas hacia el mercado interno durante casi todo el año pasado.

Embed

“Sabíamos que desde el último trimestre hasta el cierre de febrero de este año, la fruta iba a escasear. Eso ayudo mucho a que los precios se sostuvieran firmes en este período”, confió un importante operador regional al ser consultado por el tema.

Al estudiar la estadística de venta que presenta la pera, la situación -siempre hablando de volumen- fue algo mejor. Durante enero -la última estadística oficial con la que se cuenta- las colocaciones en las góndolas locales alcanzaron las 115.108 toneladas, cifra 7% inferior al mismo período del año anterior y similar a la comercializada en enero de 2020.

“Los volúmenes de las peras no se han visto afectados, pero sí los valores finales que logró el producto final al consumidor. Es un producto que no logra despegar; a duras penas salva los costos, en el mejor de los casos”, detallo la fuente en otra parte de la charla.

Para este año se proyecta una mayor cosecha tanto de peras como de manzanas respecto de la lograda en 2022.

Si bien se repitieron algunos daños de heladas y granizo, como tradicionalmente ocurre, la carga de observada en las plantas fue mucho mayor a la de temporadas anteriores. Habrá que ver, en definitiva, la calidad de fruta que finalmente productores y empresas lograron guardar en las cámaras de frío para poder terminar de proyectar el complejo sendero comercial que deberá enfrentar la actividad en 2023.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario