El clima en Neuquén

icon
27° Temp
29% Hum
La Mañana Motocross

Daniela Fuentes, una apasionada del motocross que busca más pista

Tiene 25 años, proviene de una familia fierrera de Loncopué y es la única piloto mujer que representa a San Martín de los Andes.

Desde chica, Daniela Fuentes sintió una gran atracción por las motos que Cristian, su padre, arreglaba en su taller mecánico en Loncopué. Esa atracción se extendía más allá de las cuatro paredes del taller, más precisamente cuando Cristian dejaba las herramientas y salía a correr con su moto Enduro. Daniela lo miraba y soñaba que algún día eludiría, por ser chica, las prohibiciones paternas y sentiría el viento en la cara manejando su propia moto por las calles del pueblo.

Tenía 11 años cuando vio a su madre Noelia llegar a la casa con una moto de 110 cc que se compró para trasladarse. Una tarde, la rebeldía propia de la adolescencia llevó a Daniela a sacarle la moto a su madre sin que ésta se diera cuenta y desde ese mismo momento no quiso bajarse nunca más. “Ahí empezó ese gustito de subirme sola a una moto”, asegura a LMNeuquén la joven nacida en Loncopué hace 25 años y que desde 2017 vive en San Martín de los Andes, ciudad a la que llegó para estudiar el profesorado de Educación Física.

Cuando concretó aquella “hazaña” no sabía nada de motos ni mucho menos se imaginaba que unos años despúes se convertiría en una de las cuatro mujeres pilotos de motrocross de la provincia de Neuquén y la única que representa a San Martín de los Andes en el campeonato del Sur de la República. “Yo no sabía nada de motos, nunca me enseñaron a manejarla, fue todo así a las escondidas, empezando a sacarle la moto a mi mamá”, recuerda. Pero además de andar por las calles polvorientas del pueblo, a Daniela le fascinaba ir hasta la costanera del río Agrio donde había un circuito y quedarse durante largas horas mirando el andar de las motos en las carreras y sacar fotografías.

SMAndes_FedericoSoto Daniela Fuentes (6).jpg

“Lo que más me llamaba la atención en esas carreras eran los saltos que daban los pilotos y la velocidad que agarraban las motos. Yo quería saber lo que era sentir ese salto y hasta el día de hoy que corro me encanta mucho saltar con la moto”.

Cuando cumplió 15 años, Daniela alcanzó la felicidad plena. Sus padres comprendieron la pasión de su hija por las motos y le regalaron una CR250 cc. “Era demasiada moto para mí, era superpesada, yo pesaba 50 kilos y la moto 120 más o menos. 130 kilos más o menos. Así que cuando me caía era un drama porque de tan pesada no la podía levantar”.

Mientras andaba con su moto de acá para allá, no dejaba de pensar en la posibilidad de empezar a competir en alguna carrera en el circuito que frecuentaba los fines de semana para observar a los pilotos con sus motos y sacarles fotos. Ese momento llegó en 2017 con una nueva moto que le regalaron sus padres y a pesar de la ubicación en la que quedó disfrutó de esa experiencia. “Si bien terminé superúltima estaba feliz por la experiencia vivida, la disfruté y es al día de hoy que recuerdo ese hermoso momento, y lo vuelvo a disfrutar”, confiesa.

Luego de su debut participó en carreras del campeonato Patagónico de Motocross en Villa Regina, Neuquén y La Pampa y en el campeonato Sur de la República. Cuenta que por ese entonces su pasión fierrera no podía compartirla con sus amigas, pero sí con un primo “que también era aficionado, pero después se fue a vivir a Neuquén así que tuve que motivarme sola”, expresa. “Todo lo que hice, lo hice con pasión”, subraya.

Considera que el entrenamiento físico es fundamental para subirse a una moto con el objetivo de competir. “Es la base primordial para poder competir porque es un deporte de alto rendimiento más allá de la pasión por la velocidad y por los saltos que una pueda tener. Todo eso te obliga a estar bien físicamente, porque tiene que ver con el peso de la moto, la resistencia que hay que tener porque son 15, 20 minutos a fondo sin parar yendo a tu capacidad física máxima. La fuerza y la resistencia van de la mano para hacer motocross”, explica.

SMAndes_FedericoSoto Daniela Fuentes (1).jpg

Daniela cuenta que en 2019 se mudó a San Martín de los Andes para estudiar el profesorado de Educación Física, pero también la decisión tuvo que ver porque le atraía la ciudad cordillerana “porque te ofrece muchas posibilidades para hacer deportes”. Atrás dejó su Loncopué natal que, según ella, “es un pueblo muy fierrero con mucha cantidad de campeonatos de motocross y enduro regionales”.

En San Martín de los Andes se convirtió en la única piloto mujer de motocross que participa en competencias. Y es una de las cuatro mujeres de la provincia compitiendo en el Campeonato del Sur de la República. “La idea es que se sumen más chicas no solo con la idea de competir porque requiere de mucha técnica, pero sí con el objetivo de animarse a subirse a una moto”. Agregó que hace unos pocos años se logró que haya la categoría mujeres y el objetivo próximo es que a nivel nacional se confirme la misma cantidad de fechas que el campeonato de los hombres.

Durante la semana además de trabajar en la bicicletería ubicada en San Martín al 1000 y ejercer como profesora de Educación Física, Daniela entrena en el circuito de Manzano Brujo con su moto Yamaha Yzf 250 además de hacer mountain bike y guiadas en bicicleta para residentes y turistas. “San Martín de los Andes es un lugar que te lleva a practicar algún deporte, así que está muy bueno vivir acá”.

Considera que el motocross es un deporte que está pensado para los hombres, pero cualquier mujer que se anime a empezarlo con pasión y esfuerzo “puede hacerlo y seguramente les va a gustar”. Asegura que llegar a ser una competidora de motocross es atravesar un camino que “cuesta mucho” porque se necesita el apoyo de los sponsors. Aclara que cuenta con patrocinadores (CD Polarizados y HGRodados), a los cuales les agradece el acompañamiento. “Por suerte cuento con un par de sponsors que me ayudan para poder hacer lo que me gusta y competir en los campeonatos regionales en Neuquén y Río Negro, pero mi máxima aspiración es en un futuro hacerlo en algún campeonato nacional. Se necesita ese apoyo económico para poder trasladarse a distintas provincias. Con pasión solamente no se puede, pero tengo la esperanza que en algún momento va a suceder”.

El año pasado Daniela participó en distintas competencias realizadas en San Martín de los Andes, Bariloche y Neuquén capital donde obtuvo el primer puesto en las tres fechas en la categoría FMX. Además, corrió en Supercross llegando al segundo lugar detrás de una corredora chilena y fue la argentina más rápida.

SMAndes_FedericoSoto Daniela Fuentes (9).jpg
“La idea es que más mujeres se sumen a este deporte y competir”, afirma Daniela Fuentes.

“La idea es que más mujeres se sumen a este deporte y competir”, afirma Daniela Fuentes.

“Como en cualquier otro deporte de alto rendimiento, todos quieren ganar. Dentro de la pista no hay amigos ni familia, es ganar o ganar. También se da esa lucha entre hombres y mujeres, acá no tenemos categoría exclusivamente para mujeres, y los hombres no le van a aflojar a la velocidad ni a nada por más que haya una mujer. Y está perfecto que así sea porque una busca competir”, expresa.

Por ahora sabe que su presente es trabajar en la bicicletería y entrenar con su Yamaha. En un futuro quiere vivir del motocross, guarda esa esperanza. “Ojalá se me pueda dar, haré todo el esfuerzo para conseguirlo, pero lo único que quiero es andar en moto, siempre”, afirma.

“Arriba de la moto la sensibilidad de una mujer es otra”

Siendo una de las pocas mujeres compitiendo a nivel provincial, Daniela Fuentes desea que las autoridades le den un impulso a la actividad, promoviendo el motocross como deporte.

Cree que ese apoyo sería un pilar fundamental para que más mujeres se acerquen a una actividad que define como apasionante. Esta realidad se refleja también a la hora de la preparación de las pilotos mujeres.

Asegura que hay entrenadores que solo se dedican a preparar a pilotos varones y no a las mujeres. “Intenté contactarme con algunos entrenadores, pero no tienen la sensibilidad que tiene una mujer arriba de una moto; vivimos cosas muy diferentes”, resalta. “Como profesora de educación física hice una investigación sobre esto y concluí que nosotras necesitamos una estimulación diferente”.

SMAndes_FedericoSoto Daniela Fuentes (3).jpg

Además la piloto nacida en Loncopué subraya que según la fisonomía y la biología de la mujer tiene que entrenar diferente para poder llegar estar a la atura del hombre, “por eso cuando manejamos la moto tenemos que esforzarnos mucho más para llegar”.

Por todo estos motivos, Daniela asegura a LMNeuquén que en un futuro le gustaría entrenar a pilotos mujeres de motocross o de cualquier otra disciplina deportiva.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario