El clima en Neuquén

icon
13° Temp
82% Hum
La Mañana presente

El presente y las anécdotas del Negro Aman, gloria de Cipo y querido vecino

Por qué Varacka lo hacía concentrar 3 días antes a él y al Ruso Homann, la increíble mentira al juez contra Quilmes que le permitió llegar a la Solo Fútbol y su éxito como comerciante.

Jugador destacado, comerciante exitoso y vecino querido. Juan Carlos Aman (54 años) fue, es y seguramente será siempre una persona muy respetada en toda la ciudad y en los distintos ámbitos en los que frecuenta todos hablan maravillas de él.

Apegado a sus amigos de la vida y a su familia, sugiere hacer las fotos en la esquina donde para la barra de compinches y reside su entorno, allí en Chile y Dante Alighieri. Y hasta propone convocar a quien es "como un hermano para mí, el Ruso Homann" más allá de que esta buena intención no prospera por superposición de compromisos.

AS-Cipolletti-Juan Carlos Aman''Negro''(Fiambr.El Rusito) (2).JPG
Rodeado de sus amigos y con la camiseta del albinegro. Foto Antonio Spagnuolo.

Rodeado de sus amigos y con la camiseta del albinegro. Foto Antonio Spagnuolo.

El popular Negro integró recordados equipos de Cipolletti en tiempos dorados en la B Nacional y nos cuenta qué es de su vida, además de repasar anécdotas imperdibles de aquellos tiempos.

"Tengo una distribuidora de fiambres hace más de 20 años, ando por todos lados, por los comercios de Cipolletti que confían en mí. Una clientela bárbara por suerte, me ha ido bien, hay que ser agradecido. Me compran confiterías, restaurantes y clientes particulares, pueden pasar 10 vendedores pero afortunadamente me compran a mí", destaca con gratitud entre reparto y otro con la noble Partner.

Luego repasa los inicios en la actividad. "Cuando dejé el fútbol joven, trabajé como empleado en una distribuidora de Neuquén "Alimenticia del Comahue", que me dio una mano enorme para que yo empiece a vender fiambre y queso. Hasta el día de hoy les compro. Vendo por hormas, por medias hormas", explica el ex futbolista. Su hijo Juani -20 años- lo ayuda en la Cámara y él se encarga de la entrega de la mercadería.

image.png
Junto a su hermosa familia.

Junto a su hermosa familia.

"Ya de chiquito que me gustó la venta ("desde cerámica a productos de Avon"), debo tener pasta para esto", comenta el también papá de Agostina -24-.

La crisis golpea fuerte pero si bien admite que "ha bajado la venta", resalta que "yo me mantengo". "Me levanto a las 9 y salgo a repartir a las 11, no me manda nadie, soy independiente. Además de mi pibe, nos ayuda un empleado. Y vamos por más".

Las risueñas anécdotas futboleras

"Tuve la suerte que jugué desde los 11 años en el club de mis amores, Cipolletti. Gané muchos campeonatos en inferiores, compartí equipos con los ídolos Chala Parra, Marcelo Yorno, Iachetti, Manolo Cerda, Homann. Yo era uno más, del montón...", se baja el precio, ante tantas leyendas, con su habitual humildad.

"Con 17 ó 18 años fui parte de la Nacional B en la temporada 89-90 y estuve en el plantel 4 años. Me tocó ser titular todo el torneo con Varacka. Yo corría y metía. Con Varacka tengo una linda anécdota. Resulta que a mí y a Homann nos hacía concentrar el miércoles a la noche porque salíamos mucho. El resto se sumaba recién los sábados, nos queríamos morir jaja. Así que vivíamos media semana en el albergue del club, fueron como 12 fechas con ese sistema. Hoy se armaría un escándalo pero la verdad es que nos salvamos del descenso y con otra perspectiva lo entiendo porque éramos muy salidores con el Ruso, imaginate, tendríamos 17 ó 18 años", reconoce entre risas.

image.png
Con el Ruso Homann,

Con el Ruso Homann, "un hermano".

Y hay otra imperdible. "Una que cuento siempre se dio en cancha de Cipo, en La Visera, contra Colón. Custodio Méndez me pegó un codazo y el Indio Solari Gil me cagó a pedos, 'como te dejás pegar, me gritó'. Resulta que vino el córner y él mismo le pegó un piñón a Custodio, un jugador famoso de la categoría, y lo sacó de la cancha jajaja. Por suerte nadie lo vio y zafó de la roja. Ese día el Indio hizo justicia por mano propia, jaja".

Pero la más increíble de todas pasó en una inolvidable victoria ante el Cervecero cuando convirtió un gol que en verdad ¡no hizo! Ni siquiera estuvo cerca de la jugada pero una picardía, una mentira piadosa le permitió quedar en los libros del club y en los registros de estadísticas de la AFA.

"Fue en el minuto 95 en un córner para Cipolletti, yo me quedé de último hombre, subieron todos, el Tiburón Rivarola se fue con la lanza y me dejaron solo. No había chance de que yo la metiera. Vino el centro, la peinó Perilli y gol... En medio del revuelo, el referí perdió de vista al autor del gol y me preguntó justo a mí, que me había sumado al festejo quien lo había hecho. Y ahí se me ocurrió decirle que 'lo hizo el 3, que era yo jeje'. Enrtó como loco el árbitro, anotó mi nombre y hasta salí en la Solo Fútbol como el goleador", rememora exultante.

image.png

Esas historias, con alguna exageración mediante, abundan en las interminables charlas de café a la hora de la siesta con el Ruso Homann, el utilero Miguelón, Aníbal Iachetti y tantos amigos en el Plaza Bar.

Fana del albinegro y de River, lamenta aquella doble fractura expuesta en el brazo en un entrenamiento que condicionó el resto de su prometedora carrera y precipitó el final, el adiós prematuro. "Estuve con yeso un año en el que no jugué. Volví, Cipo descendió y nos fuimos varios. Fui a Unión de Allen, después al Rojo neuquino para disputar el torneo del Interior en el 95. Continué en Español de Plottier que se coronó campeón por primera vez en su historia... Habíamos ido varios desde Cipo como Pinocho Ormázabal, Palito Paredes, Galleta García, el Gato Contreras y dimos la vuelta con gol mío en el último minuto. Se lo recuerdo siempre a la gente de Plottier", revela con el orgullo a flor de piel y los saludos que recibe en la calle confirman su grado de popularidad.

AS-Cipolletti-Juan Carlos Aman''Negro''(Fiambr.El Rusito) (3).JPG
La barra de siempre:

La barra de siempre: "Tengo muchos amigos por suerte". Foto: Antonio Spagnuolo.

¿Por qué a Cipo le cuesta tanto dar el salto, ascender? "Le falta sponsors, que la gente acompañe, apostar por la cantera y traer refuerzos de nivel", reflexiona.

Técnico en el Don Pedro

Si bien nunca se le dio por dirigir de manera profesional, despunta el vicio dando indicaciones a los jugadores del equipo Ribb en el torneo comercial por excelencia.

"Son todas las glorias del fútbol regional a las que dirijo. Al que extrañamos mucho es al Guacho Salamanca (falleció repentinamente hace poco), íntimo amigo nuestro. Lo queríamos mucho", se emociona por un pérdida que aún duele.

Su serenidad y bajo perfil es lo que lo hace más querible. "Siempre fui de mucha paz, ando separando en los torneos cuando se arma lío con los rivales, soy más que pacífico. Y tengo muchos amigos fuera del fútbol", valora la cosecha de afectos.

image.png

La esencia del pibe de barrio que salió del Don Bosco no la pierde con el paso del tiempo. "Me crié allí, tengo dos hermanos, Matías y Gustavo que poseen una fiambrería y una distribuidora de reparto de fiambre y quesos. Mamá Raquel vive, mi papá Jorge falleció pero a ella la tengo por suerte y vive en la esquina, al lado de los de mi hermanos. Y yo vengo siempre a la Cámara -su comercio-. Todo los días nos encontramos y eso me encanta", indica rodeado justamente de sus seres queridos.

Por último, la gloria del Capataz expone su gran sueño, lo que a la vez habla a las claras de su modestia. "Vivir hasta los 90, después no me hago problema por nada, vivo el presente. Han pasado muchos años, dejé de jugar en el 95, me reconocen todo. Con eso me alcanza y sobra para estar hecho", finaliza emocionado.

Aman, la historia de un histórico guerrero del Albi-Negro...

AS-Cipolletti-Juan Carlos Aman''Negro''(Fiambr.El Rusito) (5).JPG

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario