El clima en Neuquén

icon
12° Temp
71% Hum
La Mañana Fernando Croxatto

Fernando Croxatto: "Creció la violencia generada por un vacío del presente y del futuro"

El obispo de Neuquén afirmó que Javier Milei captó el voto castigo del hartazgo de una política obsoleta y sostuvo que es necesario saber la verdad en relación a los robos organizados a los comercios.

“Si cada uno de nosotros en su casa hace un esfuerzo para poner paz, multiplicaremos la paz y esa será nuestra ayuda como Iglesia”, dijo el obispo de Neuquén Fernando Croxatto, quien comentó que está analizando convocar a dirigentes y referentes de sectores políticos, gremiales, sociales, académicos, entre otros, “con el objetivo de encontrar verdad” en relación a la difícil situación que atraviesa el país.

¿Cómo analiza las propuestas que expresa Javier Milei, muchas de ellas contra derechos esenciales como la salud y la educación e incluso atacando al papa Francisco a quien definió de "zurdo que pregona el comunismo por el mundo"?

Milei tiró propuestas de todo tipo, color y sabor en su modo provocador, disruptivo como se dice ahora. Veníamos escuchando, incluso en jóvenes y estudiantes de cuarto o quinto año que iban a votarlo pero no suponíamos que podía ser el precandidato a presidente más votado. Había una lectura común que daba cuenta de que la gente estaba harta, un hartazgo de lo político y su mensaje rutinario, común, ya obsoleto, y por lo tanto era esperable una reacción. En el fondo decimos que fue un voto castigo pero es un voto castigo del hartazgo de esa política obsoleta. Creo que hubo mucho de emotividad en los votos a Milei y él captó esa expresión emotiva del hartazgo del pueblo. Digo emotiva porque no sé si se piensa tanto todo lo que está diciendo. Incluso a nosotros como Iglesia nos tocó al referirse al papa Francisco como comunista.

SFP entrevista Obispo Fernando Croxatto Iglesia catedral (4).JPG

"Creo que hubo mucho de emotividad en los votos a Milei y él captó esa expresión emotiva del hartazgo del pueblo. Digo emotiva porque no sé si se piensa tanto todo lo que está diciendo. Incluso a nosotros como Iglesia nos tocó al referirse al papa Francisco como comunista", expresó el obispo de Neuquén.

A ese hartazgo de la política tradicional y obsoleta, como dice, se suma la incertidumbre en cuanto a lo económico con la que viven millones de argentinos. ¿Qué es lo que recibe por parte de la gente que se acerca a la Iglesia o en la calle?

Este año creció la cantidad de personas que se acercaron pidiendo ayuda y contención, provenientes de distintos sectores de la ciudad como así también del interior de la provincia, y sobre todo gente en situación de calle. Este invierno llegamos a tener al menos 13 personas dentro de la Catedral buscando el calor de los calefactores y ahora tenemos quienes por la mañana y por la tarde se recuestan contra la pared de entrada durmiendo o permaneciendo allí tapados con frazadas.

El papa Francisco nos ha volcado una propuesta que me parece clave para este tiempo político que es el tema de la escucha. Dice que la Iglesia tiene que recuperar su sinodalidad, que significa un caminar juntos con una escucha profunda de cada uno, con la conciencia de que cada uno tiene algo que decirme, entonces tengo que despojarme de mis propias ideas y miradas y escuchar al otro primero, con mucho respeto y después el mismo eco de la escucha que es lo que me está significando y por dónde nos está mostrando hoy la realidad y que tenemos que hacer. Es desafiante la propuesta de Francisco porque tiene que ver con esa reforma estructural de muchas cuestiones para que realmente nuestra esencia que es misionera recupere toda su fuerza.

"La política tiene que escuchar realmente a la gente y sus necesidades. La gente no está con esta cuestión de la grieta, está en otro plano mucho más sencillo, mas vital, diría más existencial. La gente quiere vivir en paz con los que tiene cerca", sostuvo Fernando Croxatto.

¿Esa escucha de la que habla el papa Francisco parece que los políticos no la ejercitan?

Esa escucha es clave. Después de las PASO ¿están escuchando realmente al pueblo? Venimos diciendo y esto se vio en toda la campaña política, que la dirigencia política estuvo en un plano y la gente en otro. La gente está viviendo otra realidad y cuando uno se sienta a escucharla se da cuenta que está con otros problemas, no está con el interés de la política ni del juego del poder. La política tiene que escuchar realmente a la gente y sus necesidades. La gente no está con esta cuestión de la grieta, está en otro plano mucho más sencillo, mas vital, diría más existencial. La gente quiere vivir en paz con los que tiene cerca.

SFP entrevista Obispo Fernando Croxatto Iglesia catedral (9).JPG

"Hace mucho que no encontramos lo que significa verdad. Un ejemplo en estos días fue lo de los saqueos, robos o vandalismo, términos que se utilizaron para definir estos hechos. Hemos escuchado versiones de lo ocurrido. No sabemos si es la reacción del pueblo porque en algunos casos chicos de 12, 14 años intentaban entrar a los comercios y mujeres de 18 años eran las que comandaban y no eran del lugar. Yo pregunto, ese es el pueblo que tiene hambre", dijo Croxatto.

¿Los robos organizados a comercios que ocurrieron en los últimos días no sólo en Neuquén sino en otras partes del país reflejan una forma de violencia?

La violencia es un tema que viene desde hace tiempo y creciendo. Hace dos o tres años dije que la violencia iba a seguir creciendo en los términos que estamos viendo actualmente. Un crecimiento de una violencia contenida, en la que las personas se manifiestan violentamente sea en la calle o a través de una mirada o un gesto violento. También hay mucha violencia en las familias y en las escuelas. Los chicos van creciendo en este contexto de violencia. Es una ideología presentista generada por el vacío en el entorno ya sea de pasado como de futuro. Genera violencia porque no se dónde estoy, porque no sé por dónde camino. Hoy los jóvenes se preguntan qué sentido tiene vivir, qué sentido tiene que estudie, que me proyecte. Una gran parte de la población no tiene la oportunidad que quizás sí tienen otros de contar con una familia contenedora y con los medios económicos que le permitan pensar un poco más allá y abrirse al mundo.

¿Cuál debe ser el papel de la Iglesia en este contexto de incertidumbre?

Yo voy a pedir para que en cada casa cada uno haga el esfuerzo de poner paz y asi multiplicaremos la paz. Esa será nuestra ayuda como Iglesia. Pongamos paz donde estemos y empecemos a contagiar, ayudemos desde ese lugar. Creo que la iglesia como institución puede aportar un mensaje como el que se difundió en estos días que ayude a poner luz y orientar una propuesta. En nuestro caso estamos pensando convocar a distintos dirigentes políticos, sociales, gremiales, académicos para juntarlos y encontrarnos en el tema de verdad. Hace mucho que no encontramos lo que significa verdad. Un ejemplo en estos días fue lo de los saqueos, robos o vandalismo, términos que se utilizaron para definir estos hechos. Hemos escuchado versiones de lo ocurrido. No sabemos si es la reacción del pueblo porque en algunos casos chicos de 12, 14 años intentaban entrar a los comercios y mujeres de 18 años eran las que comandaban y no eran del lugar. Yo pregunto, ese es el pueblo que tiene hambre de por sí, están manipulando a los chicos y finalmente quién manipula esto. Cuál es la verdad de todo esto. Un jesuita latinoamericano alguna vez dijo que lo que necesitamos es la voluntad de la verdad, la voluntad de que realmente queremos la verdad, que es una cosa que tiene que nacer desde adentro nuestro.

Obispo de Neuquén

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario