El clima en Neuquén

icon
Temp
75% Hum
La Mañana gata

La gata del pueblo se queda en la pulpería y lo festeja todo Allen

Fue adoptada en el bar y se convirtió en un fenómeno popular. De pronto, le prohibían su ingreso. Ahora salió una celebrada resolución municipal: "Vienen a sacarse fotos con ella y nos felicitan en la calle", cuentan sus dueños. Su bella historia.

Una tarde esa gata hermosa que deambulaba sola y sin rumbo por la calle vio la puerta abierta y entró. Era cachorrita y tenía mucho miedo y hambre. Frío no tanto porque expiraba marzo y el clima se mantenía agradable un par de meses después del relanzamiento de Krek, la concurrida pulpería del centro de Allen.

Lejos de expulsarla, Marina y Hernán, los dueños del recinto, la hicieron sentir tan cómoda que llegó la noche y Mamba seguía firme allí. Ya pasó un año y 3 meses de aquella jornada que marcó un antes y un después en la historia del comercio y no sólo que la felina negra no se fue más sino que se convirtió en “la cara” del bar.

“Los clientes se sacan fotos con ella, vienen a verla exclusivamente, tiene su propia cuenta de Instagram. El frente del local está ilustrado con su imagen, la hizo JCP Bardo, el artista de Neuquén. Es todo un personaje local”, cuenta su joven dueña sobre el fenómeno popular en el que se convirtió su carismática mascota.

image.png
Mamba

Mamba "se la pasa durmiendo" en el bar de Allen donde vive.

Por todo lo que expone, en los últimos días una noticia ligada a la “gata del pueblo” fue muy celebrada en esa vecina ciudad. Es que tras dos meses de extrema angustia e incertidumbre, de lágrimas, impotencia y suspenso, finalmente se logró la autorización municipal para que Mambita se quede definitivamente en el local.

Es que se llegó a un acuerdo y el Consejo Deliberante de Allen permitió que la querida y simpática mascota permanezca en la pulpería, tras una prohibición que se mantuvo en veremos durante dos meses. En el medio hubo reuniones, el apoyo masivo de los clientes, intensas gestiones de sus “papis” y una movida sin precedentes en el pago para que “no se metan con Mamba”.

“Hacía mucho tiempo que Mambita estaba con nosotros, pensamos que estaba incluido en el marco legal. Pero de pronto llegó Inspección Comercial y nos dijeron que se tenía que ir, nos opusimos, le dijimos que de ninguna manera... Fue un viernes y el lunes a la mañana estábamos en la Muni viendo qué iban a hacer”, recuerda Marina el inicio del disgusto.

Mamba gata.jpg
La tierna gatita tiene hasta cuenta de Insta.

La tierna gatita tiene hasta cuenta de Insta.

Admite que “en el momento nos enojamos un poco, si había que tener el bar cerrado éramos capaces de eso”, pero valora que tanto en la Secretaría de Gobierno, como en Comercio e Inspecciones “fueron receptivos, se puedo hablar con ellos y tratar de llegar a un entendimiento”.

“La gente se había identificado mucho con el reclamo, les comentamos la situación y pedían formularios electrónicos para firmar… Ayer vinieron a tomarse fotos con ella y hoy en el Súper me felicitaban. Es que la adoran”, señala reconfortada por tanto respaldo y cariño.

Más de la historia y las características de Mamba

“A Krek lo abrimos hace 6 años en calle 14 de Abril 45 y le sumamos el bar hace un año y medio. Antes, en verdad era una pequeña casa de hamburguesas y recargábamos botellones de cerveza artesanal. Mamba llegó a fines de marzo del año pasado, en la nueva etapa”, contextualiza la muchacha.

“Se instaló ahí la chiquita, vive en el Bar, le decimos que es famosa por todo lo que se generó en torno a ella. Se hizo querer. Le encanta estar con la gente, nos da risa que llegan los clientes y la saludan primero a ella”, destaca sobre el magnetismo de la gatita y su grado de popularidad.

“Es que es súper dócil, sociable… Se la llevan a la mesa y a ella le encanta eso, estar acompañada. De hecho, los días que no abrimos, venimos igual a verla y estamos un rato porque extraña enseguida. Híper tranquila, duerme todo el día, adora a la gente, le gusta que la acaricien”, la describe a esa ternurita.

image.png
Una gata muy querida y hermosa por donde se la mire.

Una gata muy querida y hermosa por donde se la mire.

El amor que se siente por un animal así no tiene límites. Incluso, “nosotros no tenemos hijos y ella es como nuestra hija, es parte de nuestra familia, creemos firmemente que nos eligió”, dice y se emociona Marina.

“Es que desde el día que entró estaba la puerta abierta y no se fue nunca, sale un ratito a hacer sus cosas y vuelve toda las noches, no es la típica gata fugitiva, ella vive 24/7 dentro del bar y nosotros vivimos para ella”, amplía con orgullo sobre la historia de uno de sus grandes amores.

Por eso les costó entender la polémica disposición que por suerte quedó sin efecto. “Cuando pasa todo este tema, al momento que sucede se comunica la presidenta del Consejo de Allen para que empecemos a trabajar en conjunto, a buscar modelos de ordenanzas, por suerte fue todo rapidísimo. Ahora es la tranquilidad de que es legal, que puede estar ahí. Y no era solo por Mamba, sino por todos los negocios que tienen animales, los cuidan, los rescatan, les hacen mantenimiento. La Protectora ya no da abasto, sacarla solo porque no había regulación legal nos parecía mucho”, reflexiona.

image.png
El frente del local con la imagen de la gata.

El frente del local con la imagen de la gata.

Aclara que se toman “todas las normas de higiene, se le aplican las vacunas, tiene comodidades, hasta 3 camas dentro del bar. Por eso también era nuestra sorpresa. La cocina está totalmente separada, a ella la dejamos solo en el área del salón, de sus mesas”, extiende sus argumentos Marina en el final.

Se hizo justicia. Mamba ya es oficialmente parte de la pulpería. Y lo festeja todo Allen, que la bancó con “uñas” y dientes.

image.png

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario