El clima en Neuquén

icon
16° Temp
31% Hum
La Mañana Violencia

La violencia laboral, en la mira de los sindicatos

El sindicato de Petroleros Jerárquicos es la primera organización de la provincia que impulsa iniciativas para concretar los lineamientos del Convenio 190 de la OIT.

Un acuerdo que no está muy difundido -pero que entró en vigencia hace seis meses-, promete generar cambios en el mundo laboral. Se trata del Convenio 190 -contra la violencia y el acoso en ese ámbito-, impulsado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que Argentina ratificó el 23 de febrero de 2021, mediante la Ley 27.580 .

El mismo contempla una serie de acciones dirigidas a desarrollar entornos laborales saludables como protocolos y una serie de capacitaciones para que los trabajadores conozcan sus derechos y puedan ejercerlos.

En Neuquén, el Sindicato del Personal Jerárquico y Profesional del Petróleo y Gas Privado picó en punta y se convirtió en la primera organización con presencia en la provincia -y el primer gremio del país- en promover una serie de jornadas para brindarle herramientas a los trabajadores que representa y a los delegados gremiales de distintas empresas del sector.

Violencia laboral - capacitación petroleros jerarquicos 5.jpeg

"Me sorprendió. Este es el primer sindicato del país que pide capacitaciones en esta temática y en este marco para ayudar a sus afiliados", dijo -en diálogo con LMNeuquén-, la abogada María Fátima Silva durante un intervalo de la disertación que brindó este martes en el Centro Recreativo MPJ, del que participaron unas 200 personas.

La letrada contó que, si bien en la página oficial del Ministerio de Trabajo ofrecen capacitaciones vía Zoom, la iniciativa no está muy difundida. Tal es así, que las jornadas organizadas por Petroleros Jerárquicos fueron ideadas luego de que un miembro del sindicato escuchara a Silva hablar sobre el tema en la columna que tiene en el programa + Info del canal de La Nación.

"Incluso a partir de estos encuentros que estamos haciendo me empezaron a llamar desde distintas empresas y entidades de la zona", comentó haciendo hincapié en la necesidad de promoción y la positiva repercusión que está teniendo su capacitación que se dividió en dos jornadas.

Violencia laboral - capacitación petroleros jerarquicos 3.jpeg

"Esto seguramente generará cosas y está muy bien porque el convenio está para eso: para que conozcamos nuestros derechos, para que sepamos qué hacer y dejemos de padecer situaciones que no están buenas", indicó la abogada, para luego remarcar que "cuando las empresas entiendan el beneficio económico real que trae tener un ambiente de tolerancia cero a la violencia laboral, lo van a aplicar".

"Cuando uno va a trabajar tranquilo, sin miedos, en paz, sin hostigamientos, sin nada de lo que no tiene que suceder, todo funciona mejor. Y las empresas mejoran su reputación, también desde sus aspectos legales y su productividad", enfatizó antes de explicar que violencia laboral implica "cualquier comportamiento o práctica que afecte o desmejore la situación de trabajo de una persona".

A la hora de dar ejemplo de las diferentes situaciones que quedan dentro de ese marco, Silva expresó: "Puede ser el ciberacoso, que te manden mensajes a cualquier hora sin respetar tu horario de trabajo, comentarios discriminatorios, que te hagan un vacío, que te quiten tareas o te saquen de determinado puesto o lugar sin explicación, que te marquen con rojo lo que hiciste y despectivamente te pidan que lo hagas de nuevo sin una devolución acorde". "El hostigamiento, los malos tratos y el acoso es lo que más se da", agregó.

SFP Sindicato de petroleros Jeráquicos, violencia laboral. Dra Fátima Silva, Género (14).JPG

En ese sentido, y a partir del intercambio que tuvo con quienes participaron de sus charlas en Neuquén, la abogada especializada en género y derecho laboral advirtió que en el ámbito energético local observó muchas situaciones conflictivas entre pares, más allá de las vinculadas a la relaciones de poder entre personas con distintas jerarquías.

"La mayor cantidad de consultas que se dieron aquí fueron por destrato desde el personal superior. Está instalada esta idea de que 'la práctica del petróleo es esta y hay que bancarse lo que hay'. Eso ya no existe. Tienen que resolver las cuestiones de convivencia entre varones y mujeres, entre jefes y trabajadores y también entre compañeros. Esto me llamó la atención porque no es tan habitual. En general el conflicto se tienen por cuestiones de poder, pero no entre compañeros. Acá lo que pasa es que no se entienden y la empresa no toma las medidas que tiene que tomar para neutralizar y sancionar a quien corresponde. Por los ejemplos que vi, eso se da en todas las áreas", comentó. "Ahora la norma está, así que van a poder trabajar estas situaciones", subrayó.

Por otro lado, aclaró que la violencia laboral es una problemática que no distingue género, aunque reconoció que el porcentaje de casos de mujeres víctimas o denunciantes es mayor, en comparación con los varones.

¿Qué hacer?

Silva destacó la importancia de conocer la legislación y las herramientas que ofrece al momento de defender derechos como un paso fundamental para hacer un reclamo y para tomar conciencia de que lo que se está transitando es violencia laboral, dado que muchos no lo saben y naturalizan ciertas situaciones.

SFP Sindicato de petroleros Jeráquicos, violencia laboral. Dra Fátima Silva, Género (12).JPG

"También es violencia si te llaman de una manera o con un apodo que te molesta, que sentís un ruido cada vez que te lo dicen, pero tal vez no lo identificas así. Hay jovencitos que se bancan que les digan cualquier cosa porque entienden que tienen que hacerlo para hacer experiencia -como un derecho de piso- y no está bien. Vos podés hacer experiencia trabajando, pero no a cualquier costo, sin necesidad de estar sometido a un destrato verbal. Sin embargo, muchos no entienden que eso es violencia hasta que lo escuchan en estos lugares", planteó.

En cuanto a cómo vehiculizar un reclamo, la abogada sostuvo que es necesario hacerlo por escrito y "peticionar en forma ordenada, institucional, formal y jurídica". "Nunca en la pelea porque en la pelea estas cosas no se ganan. Se ganan por los carriles correctos", recalcó.

A quienes estén pasando por una situación de estas características, la especialista sugirió dirigirse al departamento de Recursos Humanos, hablar el tema con delegados o referentes del gremio en el que estén encuadrados o acudir al Ministerio de Trabajo en el caso de estructuras más pequeñas, en las que no sea viable o estén disponibles las primeras opciones.

Violencia laboral - capacitación petroleros jerarquicos 2.jpeg

"Lo primero que hay que saber es que, como en cualquier tipo de violencia, la denuncia es voluntaria. La persona que la sufre puede denunciar y si no quiere, no podemos hacer nada. Eso por un lado", postuló. No obstante, recordó que quienes no se animen a denunciar directamente en Recursos Humanos pueden pedir respaldo a los delegados o al sindicato para que - por ejemplo- "propongan una capacitación determinada en la empresa con una temática que toque la problemática que está sufriendo ese trabajador". "Así, sin someterlo a una denuncia que no está capacitado para hacer en ese momento, podemos ayudarlo a través de otras herramientas", indicó.

A si vez, Silva resaltó que ante una denuncia, quien fue señalado por ejercer violencia debe ser separado del ámbito laboral y no la denunciante, "tal como venía pasando en la industria del petróleo". "La persona que denunció tienen que entrar a su lugar de trabajo tranquila, no tienen que estar mirando si se cruza o no a la persona que denunció. Si la empresa no tiene otro inmueble, trabajará desde su casa mientras dure el sumario, no importa la jerarquía que tenga. Eso no lo digo yo, lo dice la norma que está vigente", sentenció.

SFP Sindicato de petroleros Jeráquicos, violencia laboral. Dra Fátima Silva, Género (3).JPG

"La aparición del Convenio 190 de la OIT, que es muy nuevito, hizo que las empresas empezaran a preocuparse -en el buen sentido- de generar protocolos y capacitaciones porque - como órgano de aplicación- el Ministerio de Trabajo va a salir a verificar con inspecciones - tal como hace con los aportes laborales- que esto se haga. De lo contrario las multas van a ser importantes", advirtió la letrada, al tiempo que aclaró que los protocolos tienen que ser confeccionados en cada organización para que se ajuste a su cultura laboral y a su estructura.

"Está previsto que todos los directivos de empresas sean condenados por omisión en caso de que tomaran conocimiento de que hay un caso de violencia laboral en la empresa y no tomaran las medidas que tienen que tomar. Esto no es menor. Si son notificados y omiten accionar, serán responsables solidarios de la condena que caiga sobre la empresa. Por eso es importante que quede todo notificado por escrito", concluyó.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario