El clima en Neuquén

icon
28° Temp
32% Hum
La Mañana Neuquén

Otro brutal ataque de un pitbull: anciana salvó su vida de milagro

La mujer de 86 años había ido a comprar a un supermercado. Tres perros la atacaron y quedó en el suelo. Albañiles y un policía fueron testigos mudos. Imágenes sensibles.

“Me quedé tirada y me defendí con el carrito (de las compras), había albañiles enfrente y un policía, pero nadie vino a ayudar. Todos se quedaron por miedo”, dijo a LMNeuquén María Olguín, una anciana de 86 años que fue atacada por tres perros pitbulls, cuando fue a hacer las compras a un supermercado de Neuquén capital. La saga de los ataques sigue y despierta polémica.

María la sacó barata, porque el ataque de los perros pudo haber sido peor. Quedó con un corte en una pierna, porlo que se sometió a curaciones en el hospital Bouquet Roldán y le colocaron una vacuna antitetánica. También tiene raspones de la caída que sufrió por el empujón de los canes.

Sostuvo que su hijo fue quien la salvó, de milagro porque pasaba justamente en el lugar donde la mordieron los perros. La cargó en el auto, aún con la pierna sangrando y la llevó al hospital. “Es como si lo hubiera enviado Dios, porque no salía nadie, pasaron un montón de autos, pero nadie hizo nada por los perros”, describió.

El caso impacta, ya que los ataques de perros se multiplican en Neuquén capital y la región. ¿Qué hacer con estos canes de razas potencialmente peligrosas? Es la pregunta que genera un debate con dos tribunas de opiniones opuestas.

El hecho ocurrió el pasado lunes a las 15.15, en las inmediaciones de la calle Fava y Chaneton. A esa hora, María había salido a hacer las compras, como lo hace habitualmente. “No me gusta estar encerrada, siempre salgo y me sé todos los precios”, contó a LM Neuquén, aún impactada por lo que vivió con los tres perros pitbulls.

María Olguin, 86 años, atacada por pitbulls (6).jpg
María Olguín muestra su herida en la pierna. Se salvó de milagro porque su hijo la asistió cunado pasaba con su auto.

María Olguín muestra su herida en la pierna. Se salvó de milagro porque su hijo la asistió cunado pasaba con su auto.

La anciana es una vecina de toda la vida del barrio Don Bosco II y recorre entre dos y seis cuadras hasta dos supermercados, donde dijo que sabe buscar precios. Pero en la calle ve de todo, incluso estos canes potencialmente peligrosos.

“Fue a lo de Capriolo a comprar. Faltaba todavía media horita. Y decía yo, ¿por qué abren a las cuatro? Yo no sabía que cerraban a las doce, antes era horario corrido. Como siempre voy a la mañana para hacer los mandados, esa vez me olvidé y fui a la tarde”, contó la anciana, en compañía de su hija Marisa.

Alrededor de las 15.15 María estaba en la esquina de Fava y Chaneton, pero se dio cuenta de que el supermercado estaba cerrado. A esa hora no había nadie en la calle, salvo en el cajero automático del BPN donde dijo que había mucha gente. Sin embargo, nadie se acercó a asistirla al momento del ataque.

"Justo venía cruzando ahí, entré a Capriolo y donde yo estaba esperando en el cajero automático; ahí estaba yo esperando cuando hay una puertita así, con una reja salió un hombre de ahí. Pero no lo vi, no vi la cara del hombre. Salieron tres perros grandes y el primero se me tiró encima. Me caí, porque no estaba bien parada, estaba distraída. Me di cuenta de que me dio un empujón y me caí. Yo andaba trayendo un carrito, que lo tenía agarrado con esta mano y me caí para un lado”, describió la anciana, que dijo que aún recuerda su grito para pedir ayuda.

María Olguin, 86 años, atacada por pitbulls (2).jpg
La anciana dijo que a sus 86 años fue la primera vez que la atacó un perro. Le sorprendió que ningún testigo se metiera a ahuyentar a los peligrosos canes.

La anciana dijo que a sus 86 años fue la primera vez que la atacó un perro. Le sorprendió que ningún testigo se metiera a ahuyentar a los peligrosos canes.

Experiencia traumática

María dijo que a sus 86 años no tiene recuerdos de haber sido mordida por un perro, por lo que a esa edad tuvo una experiencia traumática. Pero lo que más la impactó fue que todos se quedaron inmóviles ante la furia de los canes.

“No salió ningún policía que estaba ahí, a ver lo que pasaba. Pegué un grito y pedí que alguien me ayudara por favor. Pasaron dos en auto y vieron lo que estaba pasando, que había un montón de perros. Yo me defendí con el carrito”, enfatizó María.

La anciana describió que cerca de esa zona de los ataques hay una obra en construcción y que los mismos albañiles vieron la escena de la mordedura, pero lejos de asistirla se quedaron pasivos mientras ella quedó tendida en el suelo por un tiempo.

“No vino nadie a ayudarme, nadie, ni los vecinos que estaban ahí al lado de Capriolo. Justo mi hijo aparece como si lo hubiera mandado Dios porque no había nadie, ni gente del frente, sólo que había gente trabajando de albañiles”, recordó.

María se recupera de la pierna y asegura que, de milagro, los perros no alcanzaron a herirla en otras partes del cuerpo. “Pensé que me iban a morder la cabeza”, concluyó.

Herida_anciana_perro_pitbull_02.jpeg

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario