El clima en Neuquén

icon
Temp
81% Hum
La Mañana gabinete

Rolando Figueroa y un gabinete de cuadros técnicos y acuerdos políticos

Dentro de los ministerios hay designaciones que responden al riñón del gobernador electo y otras que tienen que ver con las fuerzas políticas que lo impulsaron al triunfo en las elecciones de abril.

Rolando Figueroa se guardó una carta fuerte para el domingo, momento en el que asumirá como gobernador de la provincia de Neuquén.

Se trata del nombre que ocupará el ministerio de Energía, más allá de que en estos días se conocerán también otras designaciones importantes al frente de carteras como Salud y Seguridad.

Sin embargo, ya se puede hacer un análisis respecto a la conformación del gabinete que lo acompañará durante sus primeros pasos en la gestión.

Por un lado, hay designaciones que tienen que ver con el riñón de Figueroa: José Luis Ousset (Jefe de gabinete) y Julieta Corroza, quien ocupará, según indicó el gobernador electo, un ministerio que será de “cercanía”.

Otros nombres de confianza serán, hablando de ministerios, el de Guillermo Koenig (Economía), Gustavo Fernández Capiet (Turismo), Rubén Etcheverry (Infraestructura) y de Jorge Tobares (Gobierno). Y entre las secretarías se destaca la de Luciana Ortiz Luna (Emergencias y Gestión del Riesgo).

A su vez, varias designaciones importantes surgieron del acuerdo político que lo consagró a Figueroa gobernador electo en las elecciones de abril, como el cargo de Ministra de Educación (Soledad Martínez) y el del COPADE (Ana Servidio), ambas vinculadas al sector del Frente de Todos que se sumó en su momento, junto a otros dirigentes, como Marcelo Zúñiga, al proyecto político provincial de Figueroa.

La misma ecuación se dio con el PRO y parte del radicalismo, que explica los desembarcos de Juan Peláez en la Secretaría de Producción e Industria y de Leticia Esteves en la Secretaría de Planificación y Vinculación Institucional.

En el camino quedó el presidente del PRO, Marcelo Bermúdez, con quien había un principio de acuerdo para que se hiciera cargo del Ministerio de Seguridad, pero que luego esto no prosperó debido, entre otras cosas, a que Bermúdez pretendía manejar también Justicia (dependerá de Gobierno), pensando en una tarea coordinada de las dos áreas.

Desde la estructura, el gabinete de Figueroa no será mucho más chico que el actual (tendrá un ministerio menos), aunque no tendrá cuatro secretarías de Estado con rango ministerial como el Ejecutivo de Omar Gutiérrez.

Lo más importante será ver cómo funciona esta estructura en la gestión y si las políticas llevadas adelante responden a la demanda de cambio que la gente votó el 16 de abril.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario