El clima en Neuquén

icon
13° Temp
50% Hum
La Mañana Operativo

Una víbora venenosa mordió a dos adolescentes: el inédito operativo para salvarlos

El Ministerio de Salud llevó adelante un rápido operativo para traer el antídoto a la capital neuquina. Aseguran que no se registraba una mordedura de este tipo "en los últimos 20 o 25 años".

Dos adolescentes fueron mordidos por una víbora coral (también conocida como micrurus) en su vivienda, ubicada en la meseta de Centenario, por lo que el Ministerio de Salud de Neuquén concretó un rápido e inédito operativo para traer a la capital el antídoto para suministrarle a los jóvenes, que este jueves evolucionan favorablemente. Aseguran que no se registraba una mordedura de este tipo "en los últimos 20 o 25 años".

El doctor Horacio Trapassi, director general de Salud Ambiental y Cambio Climático, dijo que el grave hecho se produjo cuando los dos hermanos regaban unas plantas en el patio y se encontraron con el animal. Uno de ellos quiso capturarlo, pero recibió su mordida, mientras que el otro -para intentar ayudarlo- tomó a la víbora y también resultó afectado.

Los jóvenes fueron rápidamente al hospital local y posteriormente los trasladaron al Hospital Castro Rendón. Ahí comenzó el veloz operativo que trajo, desde el interior de Neuquén, los antídotos necesarios para salvarles la vida.

SFP Allanamiento ministerio de salud SIEN estafa fraude (6).JPG
El SIEN colaboró en el operativo ante la mordedura de víbora coral.

El SIEN colaboró en el operativo ante la mordedura de víbora coral.

Trapassi informó que este tipo de víboras es autóctona en toda la Argentina y también en Neuquén, por lo que dijo que es común encontrarla en el monte y especialmente en zonas donde las personas desmontan, características que coinciden con la zona en la que está ubicada la casa. "El animal estaba en el hábitat natural", aclaró el médico, quien además indicó que si bien es importante identificar al animal, no es recomendable seguir exponiéndose al peligro.

Así, señaló que en este caso era suficiente que los jóvenes explicaran al personal médico que fueron mordidos por una víbora, a la que identificaron con color rojo. "Muchas veces, en el intento de querer agarrarla para mostrar, (la víbora) muerde. Es lo que pasó ahora: el animal estaba cerca de unas plantas que acababan de regar, la vieron y la quisieron agarrar para verla. A la primera persona la muerde y el otro quiere ayudar y también lo muerde", detalló.

El médico aclaró que se trató de un "incidente" y no de un accidente ya que cuando se ve un animal de estas características, no se debe intentar tocarlo. "Su color rojo intenso te está avisando de su peligrosidad", alertó.

Horacio Trapassi, del servicio de emergencia del hospital Castro Rendón.
Horacio Trapassi, del servicio de emergencia del hospital Castro Rendón.
Horacio Trapassi, del servicio de emergencia del hospital Castro Rendón.

Los efectos de una mordida de una víbora coral o de una yarará pueden ser muy diferentes, por lo que acudir a la guardia médica lo más rápido posible beneficia a que el profesional pueda identificarlos y determinar lo que sucedió.

Trapassi insistió en que el animal solo muerde cuando se siente amenazado, por lo que dijo que no se recomienda ni atraparlo ni matarlo. "Hay una dirección de Fauna provincial, podemos solicitar ayuda ahí para que se acerquen personas que sí saben manipular este tipo de animales peligrosos", dijo.

Los síntomas de la mordedura de una víbora

El estado de salud de los dos hermanos mordidos por la víbora coral es favorable. Si bien aún requieren observación, "respondieron muy bien al tratamiento", aseguró Trapassi en declaraciones a LU5.

La víbora micrurus es muy venenosa. El líquido tóxico lo utiliza para sobrevivir en la naturaleza, para matar a su presa, y ese sería el mismo objetivo si muerde a un ser humano. "Y el efecto puede ser peor si hablamos de adultos mayores o niños, o personas con otras enfermedades previas", aclaró el especialista.

"En el caso de la víbora coral el cuadro es neurológico, aparece un hormigueo, una sensación de calor local. El peligro es que llegue a paralizar el diafragma, el músculo respiratorio", advirtió.

Trapassi explicó que el antídoto se fabrica a partir del veneno y que ese trabajo se realiza en el Instituto Malbrán, en Buenos Aires. "Allí hay un serpentario donde se crían todos los animales: yarará, cascabel, escorpión, arañas, viudas negras. Se las cría y se les extrae veneno y se inocula a caballos para que su sistema inmune fabrique anticuerpos contra el veneno. Luego se le extrae sangre al caballo para fabricar los anticuerpos", explicó.

El inédito operativo

La secretaría de Emergencias y Gestión del Riesgo, a través del Sistema Integrado de Emergencias del Neuquén (SIEN), colaboró el miércoles por la noche en el operativo para trasladar hacia Neuquén capital el suero antiofídico para los dos pacientes que fueron mordidos por la víbora en Centenario.

“Es una mordedura muy poco frecuente”, destacó Trapassi y precisó que “en los últimos 20 o 25 años en la provincia no se registró ninguna mordedura de este animal y ahora, en menos de una semana, tuvimos que usar tres tratamientos”.

El médico aclaró que no es común que estas víboras muerdan, pero -casualmente- el viernes pasado el antídoto que estaba en Neuquén fue utilizado por una niña que también fue mordida en La Pampa, por lo que para salvar a estos dos adolescentes hubo que desplegar un operativo de urgencia que trajo rápidamente otras dosis a la provincia, desde Zapala y Cutral Co.

“Los antivenenos en toda la República Argentina son extremadamente escasos, difíciles de fabricar y muy costosos. Los fabrican únicamente en el Instituto Malbrán de Buenos Aires y nos van proveyendo a todas las provincias”, explicó Trapassi. El operativo, a través del SIEN Zapala, pudo realizarse en dos horas y los pacientes pudieron salvar su vida. Actualmente continúan internados en observación.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario