Nicaragua se baña de sangre y peligra el futuro de Ortega

Otros dos estudiantes fueron asesinados ayer a manos de paramilitares. En todo el país hay protestas que reclaman la renuncia del presidente.

Con bloqueos de rutas, paros y protestas, Nicaragua completa más de tres semanas de enfrentamientos que ya han dejado al menos 49 muertos y que ayer tuvieron un nuevo pico de tensión, tras un ataque sufrido por estudiantes en la madrugada. Las marchas se unieron al grito que demanda la renuncia del presidente Daniel Ortega, un ex guerrillero que acabó construyendo una autocracia totalitaria.

El ataque a dos recintos universitarios en Managua en la madrugada, con un saldo de dos muertos y al menos 10 heridos, según la policía y estudiantes, agravó las tensiones en la capital y otras ciudades. Kevin Valle, de 18 años, murió por un disparo de arma de fuego, confirmo el subdirector de la Policía, Francisco Díaz. En tanto, Angel Parajón, padre de Jimmy, el otro estudiante fallecido, dijo entre lágrimas que su hijo murió en la Upoli (Universidad Politécnica) con una bala en el corazón.

“Basta de represión violenta contra los estudiantes en Nicaragua! La intimidación y la agresión no son el camino”, escribió en Twitter el obispo auxiliar de Managua, Silvio Báez. Estudiantes de la Universidad Autónoma de Nicaragua, en tanto, levantaron barricadas con adoquines para evitar el acceso de la policía al recinto en el sureste de Managua, tras el ataque de la madrugada de grupos de civiles armados que dejó cuatro heridos en ese centro de estudios, dijo Yaritza, una dirigente del movimiento estudiantil.

La crisis se ha encendido de tal modo que desborda las demandas originales contra un programa de ajuste que impuso Ortega. Ahora, la exigencia incluye el fin de la censura de prensa, la libertad democrática y la caída del gobierno.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario



Lo Más Leído