No quieren que se les vaya la mano

La fiesta de San Fermín arrancó con una fuerte campaña para evitar el manoseo a las mujeres.

España

Unas 12.500 personas apretujadas en los mil metros cuadrados de la Plaza Consistorial ayer le dieron vida al primero de los nueve días de la famosa y emblemática fiesta de San Fermín. Pero, según parece, la del 2016 no será una edición más. Al menos, eso es lo que se propuso el alcalde Joseba Asirón, quien pretende eliminar las imágenes de manoseos de pechos femeninos desnudos que, desde Pamplona, suelen inundar redes sociales y medios de comunicación por estas fechas.

Para ello se inició la campaña “Por unas fiestas sin agresiones sexistas”, para acabar con este tipo de comportamientos. La campaña empieza desde antes de llegar a Pamplona, con el reparto de folletos informativos en los trenes de alta velocidad y otros medios de transporte en los que acude el millón de personas que invade la capital navarra durante estos días de desenfreno.

La misma mano que en las imágenes se ve tocando los pechos femeninos sirve como señal de “basta” a los comportamientos negativos. “No a miradas que desnudan; no a que cualquiera opine sobre tu cuerpo; no a las bromas sexistas”, son algunos de los vetos de la campaña, que hace énfasis en eliminar “las relaciones irrespetuosas, agresivas o violentas, que limitan la libertad de las mujeres y pueden poner en riesgo su vida”.

Peligro

Ayer, 25 heridos; hoy a los toros...

La Fiesta de San Fermín arrancó con el clásico chupinazo, en el que todo el mundo terminó mojado. Y aunque no fue nada grave, ayer mismo se dieron los primeros sustos: unas 25 personas tuvieron que ser atendidas por diferentes heridas o lesiones menores. Hoy comienzan los tradicionales y siempre peligrosos encierros de toros.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído