Obama llamó a la unidad "más allá de nuestras diferencias"

El presidente de USA dijo que el país estaba ahora "más fuerte" que hace ocho años, cuando llegó al poder.

Embed

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, formuló este martes un dramático llamado a la unión "más allá de nuestras diferencias", en su último mensaje a la nación antes de pasar el mando a su sucesor, Donald Trump, el 20 de enero.

Obama dijo que el país estaba ahora "más fuerte" que hace ocho años, cuando llegó al poder, y aunque aseguró que la sociedad había mejorado las relaciones raciales, admitió que el tema sigue siendo una "fuerza divisiva" entre los estadounidenses.

Desde el centro de Convenciones McCormick, junto al lago Michigan, en la ciudad de Chicago, el mandatario saliente instó a los estadounidenses a creer en su capacidad para promover cambios.

"Les pido que crean. No en mi capacidad de promover un cambio, sino en la capacidad de ustedes", dijo Obama, para cerrar con la frase con que pavimentó su camino a la presidencia: "Sí, podemos. Sí, lo hicimos".

Asimismo, aseguró que negar el cambio climático "traiciona a futuras generaciones".

"Podemos y debemos discutir sobre la mejor forma de abordar el problema. Pero simplemente negar el problema, no solo traiciona a futuras generaciones, sino que también traiciona el espíritu esencial de nuestro país", expresó.

El último viaje de Obama en el avión presidencial Air Force One fue un peregrinación a la ciudad que lo adoptó y lo catapultó políticamente.

Muchos desafiaron el gélido invierno de Chicago para asistir al discurso del mandatario saliente, en el que también estuvieron presentes la primera dama, Michelle Obama, el vicepresidente, Joe Biden, y su esposa, Jill.

Embed

Inicio y fin de la historia

"Para Michelle y para mí, Chicago es donde todo empezó. Es la ciudad que nos mostró el poder y la bondad fundamental de los estadounidenses", expresó el presidente este martes en Facebook.

Chicago exhibe con orgullo la presencia de Obama, desde una discreta placa frente a la cafetería donde Barack y Michelle tuvieron su primer encuentro, hasta la silla de barbería (empotrada en vidrio) donde el ahora presidente se cortaba el pelo por 24 dólares.

Incontables personas que conocieron y trataron a Obama cuando actuaba en barrios humildes de esta ciudad del norte de Estados Unidos ya tienen sus pases para el discurso en el centro de Convenciones McCormick, junto al lago Michigan.

De acuerdo con la Casa Blanca, las personas fueron invitadas a acompañar el discurso para "celebrar la forma en que han contribuido a cambiar el país en los últimos ocho años".

Desde George Washington, los presidentes siempre enviaron mensajes en sus discursos de despedida.

El mensaje final de George Washington, de 7.641 palabras y que sigue siendo leído en el Senado una vez al año por tradición, incluyó advertencias sobre facciones e interferencias de los poderes extranjeros que extrañamente hoy se ven como proféticas.

El principal redactor del discurso, Cody Keenan, observa algunos patrones: "Bush y Clinton dieron sus discursos desde aquí (la Casa Blanca), George W. Bush fue a West Point y dio un discurso de política exterior. Son todos muy diferentes", señaló a la AFP.

El viaje a Chicago de Obama no se organizó solo por la nostalgia, precisó Keenan.

"El hilo que siguió a lo largo de su carrera, desde sus días como coordinador comunitario hasta el Salón Oval, es la idea de que si reúnes a gente común y les provees educación, las fortaleces, y les permites actuar en algo, las cosas buenas suceden", explicó.

"Quisimos que él, alguien que empezó como coordinador comunitario, cuya campaña fue fortalecida por gente joven y común, volviera a Chicago", agregó Keenan.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído