El clima en Neuquén

icon
Temp
66% Hum

Obesidad: eleva el riesgo de 13 tipos de cáncer

A mayor cantidad de grasa corporal, más tumores.

Se sabe que la obesidad es un factor de riesgo para algunos tipos de cáncer. Cómo evaluar ese riesgo de la forma más precisa posible es el objetivo que se planteó una investigación que concluyó que el índice de masa corporal (IMC) junto con la evaluación de la forma del cuerpo (en qué áreas se localiza un mayor exceso) son herramientas útiles para lograrlo.

Hay pruebas consistentes de que cantidades mayores de grasa corporal se asocian a mayores riesgos de varios cánceres. El IMC es una forma sencilla de medir la grasa corporal a partir del peso y la altura de una persona. Pero no distingue la grasa del músculo, ni tiene en cuenta dónde se almacena la grasa corporal o el sexo o la edad. Por el contrario, la medida de la circunferencia de la cintura sí tiene en cuenta la grasa abdominal, que está relacionada con varios riesgos para la salud, como las enfermedades cardiovasculares, la diabetes tipo 2 y el cáncer, pero no toma en consideración la altura.

Te puede interesar...

Una nueva métrica para medir la obesidad, llamada "Índice de forma corporal" (IFC), tiene en cuenta la edad, el sexo, el peso, la altura y la circunferencia de la cintura, y puede proporcionar una estimación más precisa del riesgo de cáncer que el IMC. Para explorar esto más a fondo, investigadores de la Universidad de Glasgow y la Universidad de Newcastle, combinaron datos de casi 450 mil participantes (hombres y mujeres con una edad promedio de 56 años) de la cohorte prospectiva del Biobanco del Reino Unido, que fueron seguidos durante un promedio de 8 años, durante los cuales se diagnosticaron casi 37 mil casos de cáncer entre los participantes y más de 11 mil muertes.

obesidad

Los participantes se dividieron en tres grupos de acuerdo con la forma de su cuerpo para examinar las asociaciones con el riesgo de 24 tipos diferentes de cáncer; y examinar el IFC y el IMC como predictores del riesgo de cáncer. Los resultados se ajustaron por edad, sexo, etnia, educación, ingresos, tabaquismo, consumo de alcohol, alimentación (ingesta de frutas y verduras, la carne roja y procesada, el pescado azul), actividad física y tiempo sedentario.

El análisis encontró que la forma del cuerpo y el IMC predijeron diferentes riesgos de cáncer relacionados con la obesidad en adultos. La forma corporal se relacionó con un mayor riesgo de tres cánceres. Los participantes en el tercil más alto de IFC tenían un 38% más de probabilidades de desarrollar cáncer de hígado, un 40% más de probabilidades de desarrollar cáncer de pulmón y un 17% más de riesgo de cáncer de intestino, en comparación con aquellos en el tercil de IFC más bajo, independientemente del IMC. Sin embargo, los investigadores encontraron que un IFC alto y un IMC alto combinados se relacionaron con un mayor riesgo de siete tipos diferentes de cáncer: de útero, esófago, hígado, estómago, riñón, intestino y mama.

Una nueva métrica que tiene en cuenta varios factores otorga una estimación más precisa del riesgo que el IMC.

La localización de la grasa en el cuerpo puede decir cuáles son los riesgos.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

55.555555555556% Me interesa
11.111111111111% Me gusta
0% Me da igual
16.666666666667% Me aburre
16.666666666667% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario