¿Objetivo utópico?: domar la noche de los excesos

Adriano Calalesina
Periodista y editor de la sección Neuquén Ciudad

Parece que este es un intento de cambiar las cosas, pero de verdad. Aunque la experiencia indique todo lo contrario. Esa que habla de que todo quedará en la nada en unos meses más, que volverán las noches de peleas, los borrachos en las calles y los accidentes de tránsito. Pero la promesa de los intendentes y del gobierno provincial fue muy firme. Le declaran la guerra -a través de propuestas- a la noche de los excesos, la droga y el alcohol en la región. El tiempo dirá si es una medida exitosa o si, por el contrario, sólo es más maquillaje discursivo para llenar un espacio de tiempo, precisamente, en un momento convulsionado en el país, donde la economía doméstica tiene un rumbo incierto. Para domar este potro salvaje que es la noche descontrolada, se necesitan más recursos. Y, seguramente, saldrán de la caja del gobernador Omar Gutiérrez vía gobierno nacional. A todo esto, llama un poco la atención que hasta ahora nadie se haya tomado este tema en serio: que los boliches cerraban cuando querían, que la venta de alcohol no tenía freno y que importaba más el negocio que la vida humana.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído