El clima en Neuquén

icon
23° Temp
23% Hum
LMNeuquen precaria

Olegario estrenó su casa, fruto de la solidaridad y amor

Tras varios años de vivir en una casilla precaria, ahora el abuelo de 78 años de Gregorio Álvarez tiene lista su nueva vivienda.

Después de casi cuatro meses de arduo trabajo, Olegario, el vecino de 78 años del barrio Gregorio Álvarez, que vivía en una casilla sumamente precaria, ya disfruta de su nueva casa.

Con tan sólo 4 metros de largo por 2,40 metros de ancho, las paredes de ladrillo y el techo de chapas, se convirtieron en un verdadero refugio para Olegario, que ya no tendrá que convivir con el viento, la lluvia, e incluso la humedad.

Te puede interesar...

Según asegura Ovando Romero, integrante de una congregación cristiana y el albañil que llevó adelante la obra junto a un grupo de vecinos solidarios, cuando conocieron a Olegario notaron que toda su ropa estaba húmeda. Esa vulnerable construcción constaba de madera cantonera y chapas de cartón junto a algunos cartones. Ninguno de esos materiales estaba en óptimas condiciones, por lo que presentaban agujeros de diferentes dimensiones, por los que se filtraba el viento y la lluvia. Como si fuera poco, no había piso, por lo que el hombre caminaba directamente sobre la tierra.

Embed

“No podíamos dejar al abuelo así. No podíamos venir y hacer la vista gorda. Principalmente porque en esos días, en los que hizo mucho frío, no podíamos dejar de pensar en cómo estaría. Vinimos un día y lo encontramos todo mojado, pero era lógico, adentro llovía más que afuera”, manifestó.

Tal como contó días atrás Eve Durán, vicepresidenta de la Juventud del PRO, y otra de las “líderes” que tuvo la construcción, en principio solo pensaron en hacerle una pared de materiales, pero inmediatamente se dieron cuenta que eso no haría una diferencia en la vida de Olegario.

Don-Olegario-le-construyeron-casa-(8).jpg

“Veníamos todos los días, menos los domingos. Nos llevó mucho trabajo. Además de que todo esto ocurrió en medio de la pandemia y por las medidas restrictivas de circulación algunas veces solo veníamos dos personas”, relató la joven.

Si bien cuando LM Neuquén hizo pública la historia, la casa ya estaba a punto de ser terminada, por la difusión consiguieron las donaciones suficientes para llegar a colocarle un piso de cerámicos. “Gracias a la publicación del diario, y a la entrevista con la radio, comenzó a llamarme un hombre para donarnos el piso, el cual lo pusimos la semana pasada. También nos donaron 10 mil pesos en efectivo para cubrir los gastos que faltaban, como comprar arena, pegamento para el piso, y hasta algunas cosas necesarias para la instalación de luz”, señaló Eve.

construccion5.jpg

“Acá hay ladrillos pegados por chicos que jamás habían agarrado una cuchara de albañil. No se trata de cómo lo hacemos sino con las ganas que lo hacemos para que Olegario pudiera estar de una forma diferente. Y siento que le cambiamos la vida pensando en como vivía antes y como va a vivir ahora”, agregó Ovando, y reveló que hasta le instalaron una estufa, con la que ya no pasará frío.

Pese a que estaban listos para arrancar con la planificación del baño, un inconveniente con el terreno terminó acabando con ese sueño, al menos momentáneamente. Es que Olegario vive en un terreno que está a varios metros por encima del nivel de la calle, por lo cual es necesaria la utilización de maquinarias para llevar adelante un pozo, y de un profesional matriculado para hacer la conexión al sistema de cloacas. “Hacer un pozo ciego no sirve, porque por el mismo terreno los desechos pueden terminar desembocando en las napas, y no es lo que queremos”, continuó el hombre.

construccion7.jpg

“Lo próximo sería conseguirle una cocina a gas porque él la conexión de gas la tiene, pero lo mínimo indispensable ya lo tiene. Después podría llegar a necesitar una heladera, por lo que estamos abiertos a recibir esas cosas”, finalizó Eve.

Una casa digna a los 78 años

Olegario llegó a Neuquén hace unos 30 años. Si bien es oriundo de Mendoza, abandonó aquellas tierras para instalarse en Catriel (Río Negro). Allí, trabajó durante varios años en empresas de construcción, hasta que consiguió una oportunidad en YPF.

construccion.jpg

Una vez que culminaron los trabajos en la compañía petrolera, el hombre tuvo la opción de seguir allí, pero con la condición de mudarse a Bahía Blanca.

“No me quise ir. Así que primero empecé a alquilar en Catriel y después me vine a Neuquén, para ver si encontraba trabajo”, reveló Olegario. Aunque en su nueva ciudad de residencia consiguió una fuente laboral (todos los trabajos en blanco que tuvo le permitieron jubilarse), jamás pudo alcanzar el sueño de la casa propia.

Embed

“Estuve alquilando en diferentes lados, hasta que una señora me aviso que estaba desocupando este terreno. Fue así que fui a la municipalidad para ver si me podía quedar con el terreno y me dijeron que sí. Habrá sido hace 20 años atrás”, explicó.

En principio, Olegario consiguió construir una casilla, pero un desperfecto eléctrico terminó provocando un incendio. “Llegué a hacer una casilla pero se me prendió fuego porque hubo un problema con la electricidad. Fue en la madrugada, pero por suerte alcance a disparar”, recordó.

Sobre su nueva casa, Olegario se muestra emocionado y sumamente agradecido. “Me ha cambiado el ciento por ciento la forma de vida. Ahora no me agarra el viento”, cerró.

Don-Olegario-le-construyeron-casa-(3).jpg

Una idea que crece

Eve reconoció que la situación que vivía Olegario se multiplica en otras personas en la ciudad, por lo que con sus compañeros de la Juventud del PRO (como así también con otras organizaciones), están interesados en ayudarlos de alguna forma.

“Todo lo que aprendimos acá, como así también los contactos de gente que voluntariamente está ayudando, los estoy llevando para otro lado también, con el objetivo de intentar cambiarle la vida a la gente”, contó la joven.

“Lo que llega, se reparte. Porque muchas veces nosotros podríamos decir hacemos una venta de garage y recaudamos fondos, no, lo que llega se da”, continuó Ovando.

Quienes estén interesados en hacer donaciones puede hacerlo comunicándose con el 2984 58-4863 (Eve Duran).

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

4.5161290322581% Me interesa
92.903225806452% Me gusta
0.64516129032258% Me da igual
0.64516129032258% Me aburre
1.2903225806452% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario