Panamá: secta torturó y mató a siete personas

Las víctimas de ritual religioso fueron una madre embarazada, sus cinco hijos menores y una adolescente de 17 años. Todos eran indígenas.

La Policía de Panamá intervino en un brutal y macabro ritual religioso que se llevó a cabo en la selva panameña. Una madre embarazada, sus cincos hijos y una adolescente de 17 años, fueron asesinados. Pertenecían a la tribu Ngabé Buglé.

Te puede interesar...

Tres indígenas, que lograron escapar del aberrante hecho pudieron alertar a la Policía, que asistió de inmediato al sitio. Allí, una decena de predicadores laicos torturaron, golpearon, quemaron y agredieron con machetes a un grupo de personas para hacerlos “arrepentirse de su pecados”. Si bien las fuerzas de seguridad alcanzaron a liberar a 14 víctimas que estaban atadas y que habían sido golpeadas con garrotes y Biblias de madera, otras siete fueron halladas sin vida. Estos cadáveres fueron identificados en una tumba recién excavada y pertenecían a cinco menores de un año, su madre embarazada y una vecina, de 17 años.

Los predicadores, integrantes de la secta religiosa “La Nueva Luz de Dios” estaban realizando un ritual dentro de una “Iglesia” que habían improvisado en el interior de un rancho. En ese ritual, había personas “detenidas contra su voluntad, maltratadas”, precisó el fiscal local Rafael Baloyes. Uno de los sospechosos del asesinato es el abuelo de los niños que fueron asesinados. “Todos estos ritos tenían como objetivo matarlos si no se arrepentían de sus pecados. Había una persona desnuda dentro del edificio, una mujer”, agregó el investigador. También hallaron machetes, cuchillos y una cabra sacrificada ritualmente.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído