El clima en Neuquén

icon
33° Temp
30% Hum
La Mañana madre

Parió a su bebé en secreto y lo mató de 22 puñaladas

La madre, de 30 años, tiró el cuerpito en un contenedor de basura. Ocurrió en el sur de Ucrania.

Una madre parió a un bebé en su casa e instantáneamente, lo asesinó de 22 puñalas utilizando unas tijeras para uñas. Luego, arrojó el cuerpo del recién nacido a un contenedor de basura. La mujer, que fue sentenciada a dos años de prisión, confesó el crimen y se justificó indicando que el niño "no era deseado" y que "no podía mantenerlo".

La noticia del filicidio fue revelada la semana pasada, luego de que el tribunal de Mykolaiv, del sur de Ucrania, condenó a dos años de cárcel a la identificada como Anastasia Skorychenko. Ante el juez, la joven, de 30 años, admitió el homicidio y explicó sus acciones diciendo que "el bebé no era deseado" y que "no podía mantenerlo".

Te puede interesar...

La mamá de otros dos niños, de siete y cuatro años, mantuvo en secreto su tercer embarazo. Por la noche, en la casa en la que también vive la abuela de los chicos, Skorychenko fue al balcón, se agachó sobre una palangana de plástico y dio a luz a un niño sano. Rápidamente, usó sus tijeras de uñas para cortar el cordón umbilical y después, acribilló al recién nacido: presionó su mano izquierda contra el rostro de él para evitar que llorara y lo apuñaló en reiteradas oportunidades con el arma blanca. Durante la sentencia, un fiscal señaló que "la madre le infligió 22 puñaladas y cortes en el cuello, pecho, abdomen y extremidades al bebé".

A-basura-0102.png

Cuando el cuerpo del niño quedó flácido, la ucraniana lo metió en una bolsa de plástico, la sacó afuera y lo arrojó a un contenedor de basura cerca de su bloque de apartamentos. A la mañana siguiente, el cuerpito mutilado fue visto por una vecino, que llamó a una ambulancia y a la Policía. La asesina confesó durante un control policial y fue arrestada varias horas después de que se encontró el cadáver. Los forenses precisaron que el niño no presentaba problemas de salud y pereció a causa de las heridas.

La mujer, que no sufrió ningún trastorno mental o depresión post parto, sostuvo que no quería al bebé y creía que su tercer hijo empeoraría la situación financiera de su familiares. Los investigadores confirmaron que el crimen estaba planeado de antemano.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

3.3333333333333% Me interesa
5% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
91.666666666667% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario