El clima en Neuquén

icon
Temp
66% Hum
La Mañana organismo

Peligro: descubren que el vaper daña el organismo

El cigarrillo electrónico altera el sistema inflamatorio del cuerpo. Así lo determinaron científicos durante una investigación.

Los efectos del cigarrillo convencional sobre el organismo generaron que una parte importante de los consumidores buscara alternativas menos dañinas similares al tabaco o, en su defecto, aquellas personas que intentan salir del círculo vicioso de la adicción recurren a una opción que se volvió popular en los últimos años: el dispositivo de vapeo tiene cada vez más trascendencia ya que permiten fumar nicotina y otros agentes químicos inhalando desde la boquilla, lo que produce vapor.

Debido a su corto período de existencia, los científicos no han podido investigar a fondo las consecuencias acarreadas por el uso del cigarrillo electrónico en el organismo. Sin embargo, en ocasiones anteriores, los expertos pudieron dilucidar que hay alteraciones en los neurotransmisores, sustancias que favorecen la comunicación entre las neuronas a partir de la sinapsis.

Al mismo tiempo, un nuevo ensayo realizado por la Facultad de Medicina de la Universidad de California (UC) arrojó resultados más que preocupantes y que tienen relación con otro tipo de enfermedades respiratorias que circulan entre la población, como el COVID-19.

Los órganos afectados

El experimento se basó en la utilización de vapers con sabor a menta y mango, que se erigieron como los más populares, y ratones adultos jóvenes fueron expuestos a los aerosoles tres veces al día durante tres meses consecutivos. Los efectos más marcados se vieron en el cerebro, ya que se elevaron una serie de marcadores inflamatorios y hubo cambios en una región -núcleo accumbens- clave para la motivación y el procesamiento de recompensas a través de actos fortuitos.

"Muchos usuarios son adolescentes cuyos cerebros aún se están desarrollando, por lo que puede llegar a resultar aterrador saber lo que está sucediendo, considerando que podría afectar su salud mental", señaló con preocupación la autora principal del estudio, Crotty Alexander.

El colon también se vio afectado luego de un mes de uso del cigarrillo que funciona a través de baterías: los científicos descubrieron que se incrementa de manera constante el riesgo de patologías gastrointestinales. Curiosamente, la situación cambió cuando se puso la lupa en el corazón. Si bien el tejido cardíaco puede volverse más vulnerable ante una infección, hubo niveles muy bajos de marcadores inflamatorios; los futuros inconvenientes en el organismo sólo podrían surgir ante un eventual estado de inmunosupresión.

Además, hubo más posibilidades de que se desarrollara una patología en aquellos ratones que inhalaron los aerosoles de menta en comparación a los roedores que hicieron lo propio con el mango, por la exposición a las bacterias halladas en las sustancias: "Fue una verdadera sorpresa para todos nosotros. Eso nos muestra que los mismos químicos en el sabor también están causando cambios patológicos. Si alguien usara con frecuencia el vaper con sabor a mentol y se infectara con COVID-19, muy probablemente su cuerpo reaccionaría de manera diferente ante el contagio".

En conclusión, los expertos expresaron que esta clase de dispositivos puede generar muchos efectos nocivos en la salud en el largo plazo. Para colmo, su consumo triplica las chances de que los niños y adolescentes fumen tabaco en el futuro.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario