Penitenciario de la U11 acusado por apremios ilegales

Atacó a piñas y patadas a un interno. Quedó filmado.

En medio de una requisa de rutina en la U11, un penitenciario esposó a un interno en el pasillo del pabellón 6A y tras reducirlo, dejándolo boca abajo en el piso, lo golpeó y lo pateó, causándole distintas heridas. Se trata de Richard Mardones, un efectivo policial de 28 años a quien la Justicia acusó por apremios ilegales. Todo quedó grabado en las cámaras de seguridad de la unidad carcelaria.

La semana pasada se realizó una audiencia en la que la jueza Ana Malvido avaló el pedido de la fiscalía y acusó a Mardones por el delito de apremios ilegales.

Asimismo, la fiscal Valeria Panozzo solicitó cuatro meses de investigación y aclaró que no iba a requerir medidas cautelares para el cabo de la Policía provincial.

Por su parte, el defensor particular, Gustavo Lucero, solicitó ciertas aclaraciones a la fiscalía, ya que consideraba que la calificación que correspondía era la de severidades.

El hecho ocurrió el 9 de febrero, alrededor de las 10:30, cuando Mardones, en calidad de funcionario policial penitenciario y cumpliendo funciones como tal en la U11, golpeó a un interno hasta provocarle heridas.

Todo comenzó cuando el penitenciario ingresó al sector denominado pabellón 6A, donde se alojaba el preso junto con otros internos, y lo retiró hacia el pasillo. Allí, el acusado le colocó las esposas y una vez reducido, boca abajo y en el piso, lo golpeó y pateó en varias oportunidades, provocándole distintas heridas leves.

De lo detallado por la fiscal en la audiencia, se cuentan por cinco los moretones con los que terminó el interno, algunos de un tamaño de 13 centímetros por 8.

Toda la secuencia quedó grabada en las cámaras de seguridad de la unidad de detención. En esa ocasión, otro interno fue agredido, pero no se supo por quién.

En ese momento, LM Neuquén informó que el informe oficial detallaba que dos internos se negaron a dejar los colchones para que el personal penitenciario hiciera la requisa en forma regular. “Arrojaron los colchones e intentaron agredir al personal”, dice el informe oficial, que agrega: “Se debió hacer uso racional de la fuerza pública, ya que dichos internos oponían resistencia y se negaban a ser esposados”.

Por su parte, los familiares de los presos que advirtieron de la situación contaron que durante la requisa “los molieron a palos”.

LEÉ MÁS

Por el motín de la U11, Defensa reclama al Estado "su fracaso en materia penitenciaria"

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Deja tu comentario

Lo Más Leído