Pereyra se banca el 30% en cuotas pero sigue el debate

El titular del gremio petrolero dice que quedaron "temas pendientes".

Neuquén.- El cierre de la paritaria petrolera, en un 30% de aumento en cuotas (la última en enero de 2017) más 15 mil pesos de bono a cobrar el mes que viene, generó un dispar impacto en las bases petroleras.

El gremio, a través de su titular, Guillermo Pereyra, aseguró ayer que acatará la resolución del Ministerio de Trabajo de Nación a pesar de que “quedaron algunos temas laborales pendientes”.

Sin embargo, el mismo domingo tras conocerse la resolución de la suba intempestiva, el segundo del sindicato, Ricardo Astrada, dijo que el número del 30% anual “es insuficiente” y aseguró que “en forma personal” iba a rechazar lo avalado por el gobierno nacional.

En carpeta quedan aún varios puntos inconclusos dentro de un contexto de crisis: no se sabe bien qué sucederá con la jornada laboral del petrolero, por la baja del crudo y la desinversión. Las empresas quieren reducir la cantidad de horas de 12 a 8, pero el gremio se resiste.

Además, aún resta saber cómo seguirán los preventivos de crisis, implementados desde YPF y la Cámara de Empresas de Operaciones Petroleras Especiales (CEOP), que tienen alrededor de 1200 trabajadores en las casas con turnos rotativos para evitar despidos.

La única observación que hizo Pereyra al acuerdo del 30% anual fue la posibilidad de anticipar un mes la cuota del 7% a pagar en enero. “El acuerdo salarial no debe prolongarse más allá de 2016”, indicó el dirigente.

El sindicato pedía un 40% de suba, acorde a la escalada inflacionaria, que en estos días terminó de reconocer el ministro de Economía de la Nación, Alfonso Prat-Gay.

Sin embargo, el mismo Pereyra terminó avalando -en el contexto complejo de las empresas- la suba del 30% en tres tramos.

“Es una resolución y la vamos a cumplir, pero nosotros vamos a abrir un debate sobre el tema, que no se agota en un porcentaje, sino que incluye las condiciones de trabajo, la caída de la actividad y que no haya despidos fundamentalmente”, explicó el dirigente.

“Es una resolución y la vamos a cumplir, pero nosotros vamos a abrir un debate sobre el tema, que no se agota en un porcentaje, sino que incluye las condiciones de trabajo”. Guillermo Pereyra. Senador y titular del Sindicato de Petróleo y Gas Privado.

“La resolución no es lo que ningún trabajador quiere y necesitamos hablar con las partes responsables de esta situación. Lo vemos mañana (por hoy)”.Manuel Arévalo Sec. general del Sindicado de Petroleros Jerárquicos.

“La propuesta es insuficiente para los compañeros. Estábamos pidiendo el 40% de la caída salarial. Vamos a rechazar la resolución, estamos disconformes”.Ricardo Astrada. Sec. adjunto del Sindicato de Petróleo y Gas Privado

Los jerárquicos

El cierre salarial de los petroleros dejó un aire de disconformidad en otro sector, como los jerárquicos. Ayer, consultado por LM Neuquén, Manuel Arévalo, titular de ese gremio, indicó que hoy a las 15 tendrán una reunión en la sede de Trabajo, en Buenos Aires.

“Mañana (por hoy) vamos a saber bien por dónde viene esto de la resolución, pero no es lo que esperaban los trabajadores”, indicó.

Por otra parte, los trabajadores refineros esperan para julio la próxima reunión paritaria para definir la situación del aumento salarial. Las empresas viven un contexto complejo y, cerrado el acuerdo con petroleros privados, van a buscar un aumento similar.

El acuerdo con Nación generó además que el sindicato baje un día el paro que iba a ser de 48 horas. La medida perdió peso específico, a pesar de la repercusión que tuvo en todo el país, por el malestar de los petroleros, principalmente en provincias como Chubut y Tierra del Fuego, donde la situación se tornó crítica por momentos.

En los yacimientos quedaron guardias mínimas, sobre todo en los equipos de gas para evitar el desabastecimiento en los pueblos, se explicó desde el gremio.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído