Petroleros paran mañana y cuestionan a la Nación

Pereyra objetó la baja en la actividad pese al precio del barril.

NEUQUÉN
Los petroleros se mantienen firmes en su pedido de incremento salarial y lanzaron un paro de 48 horas a partir de mañana por la noche con afectación a la producción. Esta vez la medida tiene alcance nacional. Consideraron como una provocación la oferta del 20% y proyectan paralizar todos los pozos hasta tener una propuesta superadora.

Durante una reunión con el cuerpo de delegados, el secretario general del Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa, Guillermo Pereyra, anunció la medida de fuerza en reclamo de un 40% de incremento, el que consideró como una actualización necesaria ante los índices no oficiales de inflación que rondan esas cifras.

“Nos dictaron una conciliación que terminó la semana pasada y después nos ofrecen un 20% en tres cuotas hasta marzo que es una provocación”, señaló el sindicalista, y agregó que el gremio no está dispuesto a discutir ninguna propuesta que vaya más allá del 31 de diciembre.

Pereyra explicó que, a pesar de las diferencias que tienen, los distintos gremios de petroleros del país se unificaron en esta medida de fuerza, incluidos los jerárquicos. “Estamos todos los petroleros unidos para hacer una acción en conjunto en caso de que fuera necesario”, agregó.

A pesar de que la última amenaza de paro quedó sólo en un anuncio, a partir del dictado de una conciliación obligatoria, Pereyra explicó que en este caso no hay margen para la negociación y que sólo levantarán la medida si llega una respuesta concreta a su pedido. “Si falta gas o combustible, no es responsabilidad de los trabajadores sino de las empresas y el Gobierno”, advirtió.

Pereyra explicó que desde abril los gremios solicitan una actualización salarial y que las empresas se niegan aduciendo la situación que atraviesan a partir de la caída del precio internacional del crudo. Sin embargo, aclaró que Argentina paga el crudo más caro del mundo.

Este valor del crudo fue acordado entre las empresas, el Gobierno y los sindicatos para mantener el nivel de actividad. “También dicen lo mismo de los aumentos en los combustibles, pero la actividad cayó”, afirmó Pereyra.

El sindicalista atribuyó la responsabilidad a las empresas y al gobierno nacional, que se comprometieron a mantener los niveles de trabajo estables y no cumplieron con ese acuerdo, por lo que son los encargados de dar respuestas ahora. “Si no tenemos propuestas, vamos a profundizar las medidas a lo largo de la semana”, insistió.

EN TRES PASOS
Las claves del conflicto

1- El paro afectará a la producción. El mayor temor del Gobierno es que se perjudique el abastecimiento de gas en pleno invierno.

2- Las operadoras ofrecieron una suba del 20% más una suma fija de $15 mil. Las empresas de servicio no propusieron nada porque quieren discutir el régimen laboral.

3- Pereyra, que aspira a conducir la CGT, se juega una fuerte apuesta. Criticó a la Nación porque no impidió la baja de la actividad pese a disponer “el petróleo más caro del mundo”. Trabajo volvería a dictar la conciliación obligatoria.

FRASES
“El nivel de actividad cayó y nos encuentra hoy en una discusión salarial donde las empresas dicen que no están las condiciones, pero se les paga el crudo más caro del mundo”.
Guillermo Pereyra El líder petrolero le pegó a las empresas y a la Nación.
“El sindicalismo es muy inteligente, no va a quemar las naves. Nadie quiere el caos social, lo que se discute es cómo sobrellevar una realidad crítica”.
Gustavo Smidt Gerente de la Cámara de Empresas de Operaciones Petroleras Especiales

Aseguran que sobran unos 8300 trabajadores

NEUQUÉN
La Cámara de Empresas de Operaciones Petroleras Especiales (CEOPE), que reúne a las grandes compañías multinacionales, se negó a presentar una oferta salarial durante las paritarias, porque antes quiere debatir tres cuestiones fundamentales: la baja de la actividad, las dotaciones de empleados y la productividad.

“No podemos discutir salarios cuando no hay trabajo”, indicó el gerente general de la CEOPE, Gustavo Smidt, a LM Neuquén. Señaló que las compañías vieron reducida su actividad entre un 20 y un 50 por ciento este año, a la vez que tuvieron una rebaja en las tarifas.

Además, estimó que a nivel nacional hoy sobran 8300 puestos de trabajo en el sector petrolero. Según Smidt, una de las propuestas para evitar los despidos es reducir las jornadas laborales de 12 horas a 8 en perforación. “Nadie quiere el caos social, ni las empresas, ni el Gobierno, ni los gremios. El tema son los tiempos y cómo se hace”, explicó.

El empresario dijo que también están sobredimensionadas las dotaciones de personal. “Un equipo automático tiene la misma gente que los viejos perforadores”, ejemplificó.

Aseguró que ninguna empresa está en condiciones de pagar un aumento salarial del 40%, como reclaman los sindicatos. “Cobran sueldos muy altos, mientras los consumidores están subsidiando el precio del barril, y llega un punto en que eso molesta a la gente y al gobierno que ayuda a sobrellevar la crisis”, comentó Smidt.

“Me cuesta creer que no se acepte la realidad, que es crítica”, indicó con respecto a la actitud gremial. Opinó que los líderes sindicales hacen una demostración de fuerza interna ante las elecciones que se avecinan en los gremios. “El petróleo cayó a nivel mundial, ni la industria ni el Estado son culpables de lo que está pasando”, agregó.

El gerente de la CEOPE consideró que la única solución pasa por una nueva intervención del Ministerio de Trabajo. Consideró que es probable que se vuelva a dictar la conciliación obligatoria en las próximas horas.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído