Piden más control en la feria de Unión de Mayo

La denuncia por venta de armas generó preocupación en el barrio. Los vecinos dicen que los domingos no hay policías cerca del predio.

Neuquén.- Los vecinos de Unión de Mayo reclaman que se acentúe el control municipal en la feria que se realiza todos los fines de semana en el predio ubicado sobre Avenida del Trabajador, luego que un vecino indicara que mientras compraba observó cómo se vendía un arma en un puesto que habitualmente ofrece celulares y notebooks.

Frente a esto, los vecinos manifiestaron su preocupación y surge la necesidad de que haya mayor regulación en los puestos. "Si el Municipio no controla, es un problema. Me sorprende mucho que estén vendiendo las armas a la luz del día, así como así", expresó indignada Alicia, una vecina del barrio. Además, contó que identifica a un hombre que está a cargo del predio, pero que sólo lo ve cuando recorre los puestos y les cobra a los feriantes.

Johana, quien trabaja como empleada en un comercio del barrio, indicó que es muy común el tema de las armas como la droga en los más chicos. "Acá se perdió la libertad, no hay respeto por nadie", mencionó Héctor, quien vive hace muy poco en la la ciudad y sigue sorprendido por lo denunciado días atrás.

"Tiene que haber más control policial. Es preocupante que los chicos estén manipulando armas". Héctor. Vecino de Avenida del Trabajador

"Los inspectores sólo controlan el tránsito, tiene que haber más regulación. Pero la responsabilidad también es de los padres". Johana. Panadera del barrio.

"Me sorprende mucho. Tendría que hacerse cargo el responsable de la feria, tiene que haber más control". Alicia. Vecina del barrio

Preocupación latente

Desde la comisión vecinal de Unión de Mayo se mostraron preocupados por la situación y pidieron la intervención del Municipio. Aunque, según afirmaron, aún no recibieron respuestas.

Por su parte, el vecino que denunció el hecho contó su reacción ante el escenario impensado con que se encontró. "Caminé y empecé a buscar algún móvil policial, cosa que no hay porque la feria es tierra de nadie. Me subí a mi auto y no encontré ningún patrullero. Recién cuando llegué a Novella y Doctor Ramón me encontré con un móvil, lo paré y le expliqué. Ellos intervinieron en el asunto, pero no sé con qué resultados", explicó.

La terrible situación sigue presente en un barrio que no sale del asombro, donde sus habitantes aún no entienden cómo alguien puede comercializar a la vista de todos un arma de fuego.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído