Plaza Huincul les dijo no a los cabarets y whiskerías

El Deliberante prohibió su instalación y funcionamiento.

Los concejales de Plaza Huincul aprobaron ayer por unanimidad la ordenanza que prohíbe la instalación y el funcionamiento de "locales de diversión nocturna", tipificados como cabarets, whiskerías, night clubs que funcionen como un prostíbulo encubierto, en el marco de la Ley Nacional 26.364 sobre la prevención y sanción de la trata de personas.

3 locales funcionan como cabarets en Plaza Huincul donde trabajan 70 mujeres.

La ordenanza sancionada contó con el aval de todos los sectores políticos y estuvo integrada con las propuestas presentadas por la agrupación Mujeres de la Matria Latinoamericana (Mumala), a través del bloque Libres del Sur, el concejal Carlos Matzkin y por el Ejecutivo municipal.

El intendente Juan Carlos Giannattasio había anunciado su decisión de no permitir más los cabarets en la localidad y desde hace algunos meses les retuvo las licencias comerciales a través de la Dirección de Bromatología y Comercio.

La ordenanza se establece en el marco de la Ley 26.364 sobre la prevención y sanción de la trata de personas y asistencia a sus víctimas, y tiene en cuenta que el delito de trata de personas ha sido incorporado al Código Penal, siendo el tercer ilícito a nivel mundial.

María José Canale, referente de Mumala de Cutral Co y Plaza Huincul, explicó que con esta ordenanza "nos paramos como un municipio no prostibulario".

Sostuvo que lo importante es entender que el delito es el proxenetismo y la promoción de la prostitución. "Y contra eso vamos, contra la explotación de las mujeres por parte de terceros que las usan como un objeto para ganar dinero, no estamos en contra de las mujeres que ejercen la prostitución, éste es un acto privado y libre", dijo.

Canale agregó que en Plaza Huincul "estaba todo facilitado para que existan casos de trata de personas con fines de explotación sexual".

"Era una hipocresía"
Precisamente el intendente de Plaza Huincul, Juan Carlos Gianattasio, durante su discurso de asunción en marzo pasado había señalado su interés en regular los locales nocturnos.

"Es una hipocresía ponernos a hablar de 'Ni una menos' y el maltrato a la mujer cuando la ciudad es la única que sigue teniendo locales nocturnos, donde la mujer es tratada como una mercancía, y en el último año hubo dos femicidios. Es momentos de prohibirlos y reglamentarlos", señaló en esa oportunidad.

Antecedente
Cutral Co los prohibió en 2011

Mientras Cutral Co los prohibió en 2011, en Plaza Huincul tres locales con licencia comercial funcionan como prostíbulos encubiertos, ya que unas 70 mujeres trabajan como alternadoras.

En 2012, un grupo de mujeres que integran la organización Mumala realizó una charla donde se apuntaba contra la existencia de los cabarets. El dueño de uno de ellos irrumpió en la charla para asegurar que ninguna de las chicas estaban en situación de trata en su local. "Entran y salen como se les da la gana", dijo el propietario. "No les cobro más que un porcentaje por las copas que toman los clientes", agregó.

Las organizadoras de la charla no se quedaron atrás, le respondieron que "promover la prostitución es un delito".

OPINIÓN
Contra los prostíbulos encubiertos

María José Canale
Mujeres Matria Latinoamericana de Cutral Co y Plaza Huincul

La decisión del Concejo Deliberante de Plaza Huincul de cerrar los cabarets y whiskerías es muy importante y refleja que en nuestra sociedad algo cambió en estos siete largos años en que como organización presentamos este proyecto.

Los propietarios de los tres cabarets que hay en Plaza Huincul siempre negaron que en sus locales se ejerciera la prostitución. Pero ¿cómo negar esa realidad cuando en uno de ellos contaban con más de 30 mujeres que, según ellos, sólo servían copas a sus clientes? Eran prostíbulos encubiertos.

Sabemos que con esta decisión no erradicaremos la trata de personas pero es un palo en la rueda para estas organizaciones delictivas. Era ilógico que en un Municipio sea más fácil poner un cabaret que una verdulería.

Creemos, finalmente, que esta decisión es un puntapié para empezar a cambiar una cultura machista que ve a la mujer como si se tratara de un objeto de consumo.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído