Pol-ka prepara un unitario sobre los femicidios más resonantes del país

El ciclo se emitirá en El Trece en 2019 y recreará diez asesinatos de mujeres, entre ellos los casos Barreda, Wanda Taddei, María Soledad Morales y Alicia Muñiz.

Pol-ka se encuentra en plena planificación de los contenidos televisivos que llevará a cabo para la pantalla de El Trece durante el 2019. Uno de los proyectos que picará en punta es un unitario que recreará los diez femicidios más resonantes de los últimos 30 años en la Argentina, esos que perduran en la memoria colectiva no solo por su ferocidad sino también por la inacción de la justicia.

Carolina Aguirre y Leo Calderone (autores Guapas, Signos y Quiero vivir a tu lado) serán los responsables de escribir los guiones que recrearán los casos de Wanda Taddei y Alicia Muñiz asesinadas por Eduardo Vàzquez, el ex-baterista de la banda de rock Callejeros y boxeador Carlos Monzón, respectivamente.

El proyecto también abordará el crimen de María Soledad Morales que en los 90' hizo caer el gobierno de los Saadi en Catamarca y los cuatro femicidios cometidos por Ricardo Barreda.

Algunos episodios se narrarán desde el punto de vista de la víctima; otros, desde sus abogados, familiares, investigadores y hasta testigos desconocidos. Se tratará la versión oficial pero también la otra, la que supieron aportar "ciudadanos comunes".

Cada episodio tendrá un elenco rotativo, de primeras figuras. Sin embargo, aún la productora no anunció ningún nombre.

Para lograr la mayor verosimilitud posible, se grabará en escenarios reales: desde pueblos remotos hasta los countries más exclusivos; el mundo del box y el del rock; lugares de veraneo como así también la propia cárcel.

Los casos

Wanda Taddei, fue asesinada por su esposo el músico Eduardo Vázquez, quien la había quemado once días antes durante una discusión. Vázquez fue condenado inicialmente a 18 años de prisión por el delito de "homicidio calificado por el vínculo, atenuado por su comisión en estado de emoción violenta", pero la Cámara de Casación modificó el fallo condenándolo a cadena perpetua en el fallo definitivo.

El caso de Wanda Taddei puso de relieve la violencia de género y la gravedad del feminicidio en Argentina, así como las implicancias negativas de figuras atenuantes como la emoción violenta y la preterintención, que abren camino a la impunidad.

La difusión del caso también causó la multiplicación de ataques por parte de hombres contra sus parejas o exparejas mujeres, utilizando elementos de combustión, en lo que se denominó el "efecto Wanda Taddei".

01tadei.jpg

La modelo, vedette y actriz uruguaya, Alicia Muñiz fue víctima de uno de los casos de femicidio más famosos de la Argentina, ya que fue asesinada en 1988 por su esposo, el reconocido ex-campeón mundial de boxeo Carlos Monzón.

Según palabras de Monzón, tuvieron una fuerte discusión por un tema de dinero ya que Alicia le decía que le mezquinaba la cuota mensual que le daba por su hijo Maximiliano. El boxeador la golpeó fuertemente hasta que la modelo perdió la conciencia y posteriormente la arrojó por el balcón. Su hijo, por aquel entonces de 6 años, se encontraba durmiendo en la misma habitación donde ocurrieron los hechos.

01-alicia.jpg

María Soledad Morales fue una joven estudiante asesinada en la capital catamarqueña, por dos "hijos del poder" de esa provincia . En la noche del viernes 7 de septiembre de 1990, la joven de 17 años asistió a la discoteca Le Feu Rouge, en donde se organizaba una fiesta con el fin de recaudar fondos para el viaje de egresados. En la madrugada,Luis Tula, un individuo maduro que -según relatos de compañeros- era su novio, la fue a buscar al boliche y la invitó al boliche llamado "Clivus". Allí la presentó a otros hijos de funcionarios políticos y policiales de la provincia entre los que se encontraba Guillermo Luque. De acuerdo a con testimonios de empleados del boliche, salió de allí "obnubilada", acompañada de varios hombres que la subieron a un vehículo. Nunca más sería vista con vida.

El lunes 10 de septiembre de 1990, en una zona conocida como Parque Daza (a siete kilómetros de la capital catamarqueña sobre la ruta 38), el cuerpo de María Soledad fue encontrado por unos operarios de Vialidad Nacional. Había sido salvajemente violada. La escena del hallazgo fue alterada, manipulada por tres individuos vistos por un colectivero. Más tarde se supo que había muerto de un paro cardíaco por una dosis letal de cocaína que le habían obligado a consumir sus secuestradores violadores y asesinos.

Desde un primer momento las investigaciones fueron demoradas y manipuladas. El mismo jefe de la Policía de la Provincia, comisario general Miguel Ángel Ferreyra ―padre de uno de los asesinos―, al hallar el cadáver ordenó que lo lavaran (borrando huellas y señales de modo irrecuperable).

01maria-soledad.jpg

Los primeros rumores del pueblo decían que los responsables serían parientes de funcionarios, a quienes coloquialmente se los llamaba «los hijos del poder». Los medios de comunicación difundían que en el crimen estaban sospechados los jóvenes Guillermo Luque (hijo del diputado nacional Ángel Luque), Pablo y Diego Jalil (sobrinos del intendente José Jalil), y Miguel Ángel Ferreyra (hijo del jefe de Policía provincial).

El intento de las autoridades de Catamarca por encubrir el asesinato desencadenó históricas movilizaciones populares que contaron con el apoyo de amplios sectores en todo el país, tras lo cual se logró el esclarecimiento del homicidio, se puso de manifiesto las condiciones semifeudales de ejercicio del poder en muchas provincias argentinas, y produjo un considerable cambio político en Catamarca.

Sólo dos personas fueron condenadas por "violación seguida de muerte agravada por el uso de estupefacientes", aunque se estima que participaron más hombres en este horrendo crimen. Guillermo Luque fue condenado a 21 años de prisión y Luis Tula a 9 años. Hoy gozan de libertad.

Ricardo Alberto Barreda es un odontólogo retirado argentino, quien en 1992 asesinó a su esposa, Gladys McDonald, a sus dos hijas, Cecilia y Adriana Barreda y a su suegra, Elena Arreche.

En 1995 fue condenado a prisión perpetua. A principios de 2008 le concedieron el beneficio del arresto domiciliario, por su buena conducta y por ser mayor de 70 años, revocada luego por violarla con la excusa de necesitar ir a una farmacia. El 11 de febrero de 2011, el beneficio de prisión domiciliaria le fue devuelto. Luego de violar el arresto domiciliario en marzo de 2011, volvió a la prisión, al final de ese mismo mes le fue otorgada la libertad condicional.

En la cultura popular argentina el caso Barreda ha sido tomado tanto para denunciar y cuestionar el feminicidio como un acto de violencia extrema, como para justificar y promover la violencia contra la mujer.

LEÉ MÁS

El Lobista llega esta noche al Trece

El "Bailando" ya tiene confirmadas 16 de las 18 parejas

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído