El clima en Neuquén

icon
15° Temp
44% Hum
La Mañana Intento de femicidio

Casi muere ahorcada por su ex: "cinco minutos más y no la contaba"

La joven relató cómo se produjo el feroz ataque y el comportamiento violento del acusado. El intento de femicidio ocurrió en Fernández Oro.

La joven violentamente tacada por su ex novio en febrero del año pasado en Fernández Oro, episodio que está siendo ventilado por el delito de intento de femicidio en un juicio por jurados populares que se realiza en los tribunales cipoleños, brindó este martes un dramático testimonio en el que recordó el hecho y describió como se desarrollaba el noviazgo con el acusado, Martín Gabriel Marilef.

Laura Barboza, de 24 años y madre de una niña producto de una relación anterior, se presentó a la audiencia acompañada por una operadora de la Oficina de Atención a la Víctima (OFAVI) dado su estado de vulnerabilidad.

Pero ni bien inició su narración, entrecortada en varias oportunidades por el llanto, pidió desalojar al acusado de la sala, a quien tenía a unos pocos metros de distancia.

Luego continuó relatando que padeció agresiones psicológicas y físicas y un permamente trato humillante por los celos del hombre de 28 años.

Juicio intento femicidio Oro .jpg
Martín Gabriel Marilef, el acusado, pidió declarar y dijo que no quiso matar a su ex. Se escudó en que es celoso.

Martín Gabriel Marilef, el acusado, pidió declarar y dijo que no quiso matar a su ex. Se escudó en que es celoso.

Contó que se conocieron a madiados del año pasado en una panadería donde ambos trabajaban y que iniciaron un vínculo amoroso que se consolidó cuando se fueron a vivir juntos a un departamento de Cipolletti.

Pero que a partir de la convivencia Marilef adoptó comportamientos “tóxicos”. Precisó que le revisaba su celular y que le hacía escenas por sus sospechas de infelidad. Dijo que la insultaba y la maltrataba físicamente, en una escalada que la obligaban a buscar refugio en la casa de su madre.

Recordó que una noche fueron al boliche KPLA y que a raiz de su comportamiento hostil, exaltado por su estado de ebriedad, tuvo que intervenir el personal de seguridad porque la había “agarrado del cuello”. Entonces se retiraron al departamento que compartían, donde continuó con sus modos prepotentes. Sin embargo siguieron con la relación, sin que nada cambiara por parte del imputado.

La noche del terror

El momento más angustioso del testimonio de la joven fue cuando volvió a la noche del sábado 4 de febrero del año pasado, cuando fueron al festejo de cumpleaños de un amigo de él en una casa de Fernández Oro, donde había familiares del cumpleañero y ex compañeros de trabajo de ambos.

Contó que cenaron y bailaron pero que con el avance de la noche, y la ingesta de bebidas alcoholicas, estallaron los problemas por los celos de él. Le reprochó que charlaba con otro joven (que estaba “gateando) y que aunque le aseguraba que no tenía motivos para dudar de ella, “empezó a irse la situación de las manos”.

Marilef la siguió increpando y “zamarreándola” y mientras bailaban le apretaba los brazos y la mordía “con bronca” cuando le daba besos. Fue tan evidente su estado que varios de los asistentes advirtieron que algo pasaba entre ellos.

En un momento fue al baño y él se le apareció detrás. Allí la siguió insultando y la volvió a “zamarrear”, por lo que decidió irse del lugar. Fue hasta una habitación donde dormía un nene y cuando quiso tomar su mochila Marilef irrumpió nuevamente y de un empujón la emujó golpeando su cabeza contra una pared.

Laura admitió que salió llorando del dormitorio y que varios vieron en que situación se encontraba.

Incluso agregó que una tía del anfitrión intervino y le dijo al hombre que se tranquilizara y la tratara tan mal.

Entonces tomó sus cosas y se retiró caminando, aunque no conocía el lugar donde estaban. Para esto ya transitaban las primeras horas del 5 de febrero.

Juicio intento femicidio Laura .jpg

“Seguí derecho y era todo un descampado. Al darme vuelta estaba atrás mío. Me sacó mi mochila con mis pertenencias y me empezó a zamarrear y decirme que soy una puta igual a todas. Me empezó a apretar los hombros. Le pido que la cortara, que me quería ir a mi casa, pero me siguió insultando. En un momento me agarró del cuello y me empieza a ahorcar. Le pedía que me dejara pero siguió”, afirmó.

Ante la fuerte presión, sostuvo que perdió el conocimiento y cuando se recuperó había otra joven. Era quien, al sospechar que algo estaba sucediendo, los siguió y frenó el ataque.

Por la fuerza de la maniobra de estrangulamiento no pudo controlar su organismo.

Luego un familiar del cumpleañero la llevó en su vehículo a su casa. Mientras que Marilef desapareció.

Pocas horas después presentó la denuncia policial. Destacó que un médico forense que la revisó, al observar las heridas del cuello le dijo que si la agresión se hubiera extendido “cinco minutos, más no la contaba”.

Continuidad del debate

El juicio con la participación de un jurado popular continuaba en la tarde de este martes con el testimonio del dueño de la casa donde se celebró el cumpleaños y otros asistentes a la fiesta. Poco antes declaró una perito del Gabinete de Criminalística que trabajó en la escena del hecho.

La audiencia continuará este miércoles en doble turno. Se estima que en total declararán casi 20 testigos. En horas de la tarde está previsto que delibere el jurado, y que en el transcurso de la jornada decidan el veredicto.

El debate es conducido por la jueza Florencia Caruso. Por la Fiscalía actúa Santiago Márquez Gauna, Martín Pezzetta y Juan Pablo Escalada. Mientras que el imputado es defendido por el abogado Rubén Antiguala, quien ya adelantó en su alegato de apertura que buscará probar que Marilef no quiso matar a su ex novia.

Por su parte la fiscalía apunta a la responsabilidad del acusado y sus antecedentes violentos. Convocaron a una ex novia que, supuestamente, también fue víctima de violencia de género por parte del imputado.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario