El clima en Neuquén

icon
16° Temp
36% Hum
La Mañana pirañas

Cayeron los pirañas del C4 tras una ola de robos en Neuquén

Atacaron durante tres noches seguidas en distintos barrios neuquinos. En cuestión de segundos, los pirañas, se alzaban con todo lo que llevaba la víctima.

Volvieron los robos pirañas. Ahora, a bordo de un Citroën C4 cuatro delincuentes armados paraban y asaltaban peatones a los que les llevaban todo: mochila, bolso, cartera, celular y billetera. La ola de robos se extendió durante tres noches consecutivas.

Las denuncias por el violento accionar obligaron a una rápida reacción de la Policía que coordinó el trabajo de las brigadas de investigaciones de la Comisaría segunda, tercera y 17 de La Sirena para poder atraparlos.

La modalidad del robo piraña tiene un factor preponderante que es la sorpresa. Para que sepa. Cuando una persona atraviesa una situación inesperada y violenta, se estima que tarda 1,8 segundos en tener la primera reacción, que puede ser huir, pelear o seguir paralizado.

Los delincuentes han descubierto que un ataque piraña es lo suficientemente eficiente como para resolver cualquier tipo de delito en cuestión de minutos o segundos.

En el caso de los pirañas del C4, frenaban delante de sus víctimas y tres bajaban armados y a golpes les exigían las pertenencias.

El botín era precario, básico, pero necesario e indispensable para las víctimas que andaban con su celular, documento y tarjetas, sin contar que en la mochila, cartera o bolso podían llevar cuestiones de su trabajo.

Además del susto que se pegaban las víctimas y el mal trago por el robo, todo termina siendo un trastorno con varios trámites por delante. Esto, sin contar el trauma que acarrea dicha vivencia, porque si hay algo de lo que no se habla es del trauma que sufren las víctimas, que es más que importante porque puede alterar todo su comportamiento, tanto en lo inmediato como a futuro.

Citroën C4 pirañas robos Neuquen

Denuncias en cinco comisarías

Pero la sorpresa no se la llevaron solo las víctimas, sino también la Policía. En tres noches consecutivas, se radicaron alrededor de 12 denuncias donde en todas se describía el mismo accionar.

Para que se hagan una idea de cómo trabajaban los pirañas: atacaron en el Bajo y los barrios La Sirena, Cumelen, Confluencia, San Lorenzo y Melipal. Es decir, al menos cinco comisarías recepcionaron denuncias de víctimas de esta banda que andaba a bordo de un C4 gris.

De acuerdo al cruce de información y los horarios de robos brindados por las víctimas, se pudo hacer una suerte de perfil geográfico de los ataques.

Así se pudo determinar que los pirañas operaron en un radio de diez cuadras, distinto por noche, y en un periodo de unos 20 minutos.

Es decir, arrancaban, veían una víctima, frenaban, le robaban a punta de pistola y golpes, tarea que les llevaba un minuto o menos, y se daban a la fuga.

Recorrían un par de cuadras y atacaban a otra víctima. Así se ha podido hacer un recuento de al menos cuatro robos por noche.

Citroën C4 pirañas robos Neuquen

Las brigadas al ruedo

Con toda la información recopilada por la Dirección de Seguridad, las brigadas de la 17, segunda y tercera comenzaron a realizar distintas tareas de campo que incluyó testimonios y cámaras.

Fue así como se pudo establecer la identidad de los presuntos autores, junto con el dominio del C4. Con toda esta información, la fiscalía de Robos y Hurtos solicitó al juez de garantías de turno las respectivas órdenes de allanamiento para demorarlos.

En Centenario se logró dar con dos de los pirañas y el Citröen C4 gris que fue secuestrado por personal policial.

Los dos demorados quedaron a disposición de la fiscalía y la Policía continúa trabajando en la ubicación de los otros dos cómplices de la banda de los pirañas.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario