El clima en Neuquén

icon
10° Temp
34% Hum
La Mañana taxi

Esperaba un taxi y la atacó un depravado: "Hace rato te quería ver"

Una mujer fue abordada por un sujeto. La manoseó, pero la víctima se resistió. Lo atrapó la policía a las pocas cuadras. Admitió su culpa y no irá preso.

Un hombre que a plena luz del día abusó sexualmente de una mujer que esperaba un taxi en un sector no precisado de General Roca fue condenado a seis meses de prisión condicional en un juicio abreviado en el que admitió haber cometido el hecho.

La resolución judicial no lleva al depravado tras las rejas, aunque deberá cumplir pautas de conducta para que no le revoquen ese beneficio. El ataque ocurrió el 14 de diciembre del año pasado alrededor de las 10 y la víctima no habría sido abordada al azar, sino que HP, como lo identifican en el fallo, la conocía y la había estado buscando.

Esa mañana la mujer aguardaba el vehículo de alquiler que había pedido minutos antes cuando el hombre la sorprendió por la espalda y la tomó fuertemente los brazos mientras le apoyaba su pene sobre el cuerpo y le tocaba los pechos por encima de la ropa e intentaba darle besos en la boca, describe el fallo conocido recientemente.

Patrullero policial .jpg

En su intención por dominarla, el degenerado también intentó tirarla al piso, pero la chica se resistió con vehemencia y comenzó a pedir auxilio a los gritos.

"Callate no grites, hace rato que te quería ver y no te encontraba, ya vas a ver la próxima hija de puta, te voy a agarrar", le advirtió el pervertido y salió corriendo.

Justo en ese momento llegó el taxi que esperaba y su conductor llamó a la policía.

En un veloz operativo, HP fue atrapado a unas tres cuadras del lugar del ataque. Su llamativa ropa habría sido determinante para encontrarlo, dado que la sentencia detalla que vestía una remera tipo chomba a rayas con vivos blancos, verde, azul y rojo, pantalón de buzo color gris claro y zapatos beige.

HP fue imputado por el delito de abuso sexual simple.

La causa se encaminó a un juicio abreviado consensuado entre la defensora Oficial Flavia Rojas y la fiscal Belén Calarco, que incluía la condena a prisión en forma condicional, que le permitirá seguir en libertad, aunque deberá acatar medidas de conducta por el plazo de dos años.

Para que prosperara la resolución se requería la confesión del imputado, lo que efectivamente ocurrió, como también la aceptación de la pena.

El juez Alejandro Pellizzon avaló el acuerdo y dictó el fallo como lo habían acordado las partes. Sostuvo que las evidencias reunidas, que no fueron objetadas por la defensa, sumado al reconocimiento de HP, confirmaban que era culpable.

Presentaciones en la policía de Casa de Piedra

La condena establece que HP deberá cumplir reglas de comportamiento durante dos años.

Tiene prohibido acercarse a la víctima a menos de cien metros de la víctima y su domicilio de General Roca ni contactarla por ningún medio.

Debe presentarse cada cuatro meses en el Destacamento de la Policía ubicado en Casa de Piedra, el embalse ubicado a unos 120 kilómetros al norte de Roca.

Casa de Piedra 01.jpg

Las demás son medidas de rigor: fijar y mantener domicilio, del que no podrá ausentarse por tiempos prolongados, ni mudarse sin autorización judicial. No consumir drogas ni abusar de bebidas alcohólicas y no cometer nuevos delitos. Le advirtieron que en caso de incumplimiento le pueden revocar la condicionalidad del castigo, y cumplirlo tras las rejas. Además, deberá pagar las costas del proceso.

El magistrado también dispuso comunicar el fallo al REPROCOINS -Registro Provincial de Condenados por Delitos contra la Integridad Sexual-.

Lo más leído