El clima en Neuquén

icon
Temp
87% Hum
La Mañana ladrón

Ladrón se robó hasta la tapa de un inodoro en un hospital del Alto Valle

El insólito episodio ocurrió en el baño para personas con discapacidad. Además, denunciaron que se llevó los focos LED. Exigen mayor seguridad en el nosocomio.

Ya no sorprende, pero todavía indigna. Espacios y edificios públicos como escuelas, plazas, garitas de colectivo, centros comunitarios y hospitales son blanco permanente de ataques vandálicos y robos. El último caso conocido se registró en el hospital de Allen, del que un ladrón robó los focos del baño.

Los pedidos de seguridad de los empleados de Salud Pública son permanentes. En Cipolletti, por ejemplo, los trabajadores hasta llevaron medidas de fuerza por los robos. Autos y bicicletas fueron botín habitual de los delincuentes a lo largo del 2023, cuando se retiró la guardia policial externa al edificio. También hubo robos de instalaciones del hospital.

Los robos, sin embargo, no terminan allí, sobre bienes que tienen valor de reventa como autos y bicicletas. Los delincuentes también se llevan elementos que generan más daño, que rédito económico. Ése fue el caso del robo al hospital de Allen, donde tuvieron que cerrar un baño porque un ladrón se llevó cinco focos led y la tapa del inodoro.

El robo fue denunciado por las autoridades del Hospital Ernesto Accame, pero de momento no hay sospechosos. El faltante de elementos en uno de los baños públicos se descubrió el miércoles. El robo genera complicaciones a la comunidad, ya que sucedió en el sanitario adaptado para personas que requieren de una silla de ruedas.

allen-hospital.jpg
En el hospital de Allen robaron focos LED y la tapa del inodoro en un baño para personas con discapacidad. Foto: archivo.

En el hospital de Allen robaron focos LED y la tapa del inodoro en un baño para personas con discapacidad. Foto: archivo.

Las autoridades de los hospitales renovaron su reclamo por mayor seguridad en los hospitales, ya que las pérdidas por los robos afectan a toda la comunidad. Se trata de edificios de gran superficie y alto movimiento de personas en los que hay, por momentos, solo un policía.

Los agentes afectaos a los hospitales no alcanzan para prevenir robos y, muchas veces, ni siquiera es su prioridad. "Tienen que controlar quién entra o estar atentos a situaciones agresivas en la guardia", afirman trabajadores hospitalarios.

Por falta de policías, se recordó que en el hospital de Cipolletti "se robaron los inodoros" en agosto de 2023 y tuvieron que cerrar los baños. También en el hospital Francisco López Lima, de Roca, hay antecedentes de robos de la grifería y las instalaciones sanitarias.

No hay registro de que alguien se apropiara de los focos, instalados en apliques que se insertan en el cielorraso del baño público del centro de salud. Como se suele denunciar en casos similares, el ladrón causó más daño por el cierre del sanitario, que el rédito económico que obtendrá por los materiales, que generalmente se venden rápidamente y muy por debajo del valor de mercado.

Antecedente indignante en el hospital de Allen

No es la primera vez que el personal del hospital de Allen sufre un robo que indigna. En octubre del año pasado, un hombre ingresó a la Guardia haciéndose pasar por un paciente y apenas unos segundos después salió con la balanza que se usaba para pesar a los bebés en los controles de pediatría.

Las cámaras de seguridad captaron las imágenes del ladrón que se llevó la balanza electrónica del sector de vacunación del hospital. El delincuente fue identificado a partir de las filmaciones, cuando su rostro se hizo viral entre los allenses.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario