El clima en Neuquén

icon
Temp
93% Hum
La Mañana Rojas Cisterna

Rojas Cisterna cometió un último robo millonario antes de caer en manos de la Policía

El conocido delincuente y mentor de Jimi Hendrix, Rogelio Rojas Cisterna, fue recapturado por la Policía esta semana en el Bajo neuquino.

La Policía neuquina tiene prueba de, al menos, un robo millonario más para atribuirle a Rogelio Rojas Cisterna, que tras pasar varios meses prófugo, fue recapturado esta semana. Se secuestró dinero en efectivo, dólares, célulares, marihuana y otras dos personas quedaron marcadas como sus cómplices.

Ya LMNeuquén relató que la socia y amante de Rojas Cisterna terminó por ser la clave para hacerlo caer nuevamente, como determinaron los pesquisas tras sus pasos que siguieron a Maza al verla frecuentar la zona de calle San Martín al 600.

Rogelio Rojas Cisterna era de esperar que la vida de prófugo, muy complicada por todo el apoyo externo que se necesita, terminara recayendo en Neuquén. Y la zona del bajo neuquino es lo suficientemente transita como para intentar pasar inadvertido.

Romina Maza y la caída

Finalmente, a los investigadores del Departamento de Delitos de la Policía el arduo trabajo les trajo sus frutos en la noche del miércoles cuando apareció en escena Rojas Cisterna y procedieron a su demora.

En las últimas horas, la Policía informó que durante la investigación, que estaba tras los pasos de Rojas Cisterna, se lo logró vincular a un robo millonario a un comercio que cometió junto a un cómplice.

Al momento de las pesquisas, los sospechosos lograron percatarse de la presencia de los uniformados en calle San Martín al 600 e intentaron darse a la fuga, siendo rápidamente interceptados y demorados por personal policial, que les secuestró $99.150 pesos en moneda nacional, un automóvil Renault Sendero, un teléfono celular Samsung, llaves de un domicilio y un pasamontañas negro.

captura- prófugo- atrapado- Rojas Cisterna

Allí además cayó en escena Romina Maza y la pareja del otro delincuente, quienes "agredieron al personal", por lo que también fueron demoradas.

Tras comunicaciones con la fiscalía, ese mismo día se allanaron los departamentos, donde se secuestraron más dinero: $2.810 dólares, además de prendas de vestir (vestimenta utilizada por los investigados al momento del hecho delictivo), siete blísters porta tarjetas sim, un teléfono celular, una libreta con anotaciones varias, documentación relacionada al automóvil Sandero y envoltorios con lo que se presume era marihuana, por lo que se le dio intervención a personal de Antinarcóticos.

Finalmente en los vehículos requisados lograron secuestrar más de 50 mil pesos en moneda nacional, $30 dólares, otros dos teléfonos celulares, más ropa y demás elementos de interés para la causa, quedando tanto elementos secuestrados como demorados a disposición de la Justicia interviniente.

Se espera que al menos Rojas Cisterna, dado que presentaba un pedido de captura por haberse fugado del penal roquense, sea acusado en estas horas y luego trasladado nuevamente a la cárcel.

image.png

Rojas Cisterna y una fuga de película

La fuga se concretó el pasado 14 de noviembre cuando el delincuente fue llevado al hospital de Roca a un turno médico programado. Al salir del centro asistencial, el policía que lo custodiaba y lo llevaba esposado fue abordado por tres hombres que comenzaron a golpearlo ante la mirada atónita de peatones que no reaccionaron.

El policía se aferró a Rojas Cisterna para que no se escapara y cayeron ambos al suelo mientras los atacantes golpeaban al penitenciario y jalaban con fuerza al delincuente para liberarlo.

La tensa escena que duró entre minuto y minuto y medio concluyó cuando Rojas Cisterna mordió la mano del policía que a la vez recibió una patada en la zona intercostal. Eso golpes fueron claves para que cediera la resistencia por completo.

Así se concretó la fuga de Rojas Cisterna que huyó a toda carrera y se subió a una moto que lo aguardaba a unos pocos metros del lugar donde concretaron la extracción. En el suelo quedó tirado el policía que debió ser atendido en el mismo hospital.

La policía rionegrina mantuvo la fuga en absoluta reserva (durante el tiempo que pudo) por dos motivos: primero, procurar su rápida captura, y segundo, la vergüenza institucional.

carcel-roca.jpg

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario