Por los tarifazos, la gente se vuelca a la energía solar

Crece la demanda de equipos de energías limpias en Neuquén.

Por Ana Laura Calducci

NEUQUÉN - Hubo marchas, reclamos judiciales y audiencias públicas, pero los tarifazos de luz y gas llegaron para quedarse. Parece no haber escapatoria más que pagar lo que indique la factura, aun cuando trepe a los tres ceros. En ese contexto, cada vez más neuquinos hacen honor al refrán de que toda crisis es una oportunidad y buscan generar su propia energía con paneles solares, una alternativa que hasta ahora estaba relegada a las zonas rurales.

“La demanda crece cada día más y, ahora que hubo tantos incrementos de luz, hay mucha gente que quiere abaratar los costos”, comentó Marbella Rengifo, de Amonra Technology, una de las empresas de la ciudad.

Te puede interesar...

Contó que siguen siendo mayoría los clientes que no tienen red eléctrica, pero quienes intentan escapar de los tarifazos están llegando a un tercio de los compradores. Y, en menor medida, también reciben pedidos de familias que buscan inmunizarse contra los cortes de luz.

Todos los que se acercan preguntan lo mismo: cuánto cuesta “independizarse” y generar gratis la energía que uno mismo consume. “Es una idea que surge porque se sabe poco y en realidad es difícil de cumplir hoy, porque para una familia tipo de clase media se necesita una inversión inicial de casi 700 mil pesos, no es tan fácil”, aclaró Marcos, de Energía Solar Aplicada, otra de las proveedoras.

Después de esa desilusión inicial, los clientes se enteran de que los paneles solares tienen una veta comercial creciente como sistemas “de ahorro”, o sea, que pueden adquirir equipos a bajo costo que abastecen la vivienda en forma parcial y permiten bajar el consumo de la red.

Pablo Terranova, de la firma Eco Terra, indicó que hay dos sistemas aconsejables para las familias: el fotovoltaico (el de los paneles espejados en el techo que generan electricidad) y el térmico (un tanque con agua que sirve para el sistema sanitario o para calefaccionar ambientes).

“Los dos son compatibles con las instalaciones de red”, detalló y confió que “hoy tiene más demanda el térmico porque se ahorra más rápido, ya que el fotovoltaico tiene cuatro o cinco años para amortizar la inversión, aunque después sea toda energía gratis”.

Un termotanque solar ronda los 15 mil pesos, el doble que uno tradicional, y permite disminuir hasta un 80 por ciento el consumo de gas. Los paneles fotovoltaicos, en cambio, vienen en bloques desde 30 mil pesos, pero los más baratos tienen una autonomía de apenas un par de horas o sólo sirven para artefactos eléctricos de bajo consumo. Si se necesita más energía, el precio se multiplica. Los vendedores coincidieron en que la demanda aún está contenida. “Hay provincias donde alientan la compra de equipos con créditos blandos y en otros países hasta tienen inversores que te alquilan el techo para poner paneles”, dijo Terranova.

p03-pieza.jpg

--> Neuquén aún está lejos de tener “prosumidores”

En varias provincias del país, el mercado de la energía solar está pasando por un fuerte impulso gracias a la nueva ley nacional de generación distribuida, que permite que quienes producen electricidad en casa se la vendan a las cooperativas o distribuidoras de su zona.

A los que eligen esa forma de ahorro se los llama “prosumidores”, un concepto novedoso que todavía no tiene eco en Neuquén.

Nuestra provincia tiene una ley de generación distribuida, pero aún hay trabas técnicas, legales y económicas para vender la energía excedente de una vivienda. Roberto Mayorga, gerente comercial de CALF, explicó: “Acá falta ver los valores de la energía que genera un usuario, cuánto le pagaría la distribuidora o qué tipo de promociones van a existir. Hoy no hay reglas claras”.

Por eso, los neuquinos que instalan equipos solares o eólicos para generar en sus casas deben manejarse con circuitos aislados. O sea, sirven para el uso interno de la vivienda, pero no pueden inyectar lo que no necesitan a la red de la ciudad.

Otra cuenta pendiente para que haya “prosumidores” neuquinos es que se incorporen medidores bidireccionales y se fijen criterios de calidad para la energía que produzcan las familias.

Mayorga señaló que, en nuestro país, Mendoza y Santa Fe “ya tienen usuarios que están autoabasteciéndose y vendiendo, porque están más avanzados en la legislación”. En Neuquén, añadió, “como los costos de la energía van a ser crecientes, creo que cada vez se va a justificar más generar por medios alternativos, así que los proyectos que antes no eran rentables pueden empezar a serlo”.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído