Precisión: YPF pone toda la tecnología en pozos horizontales

Loma Campana usa una sala de geonavegación. El sistema permite tener un margen de error mínimo en la perforación, recorrer el pozo en tiempo real y bajar días de trabajo. Es un puntal de la productividad.

Por Adriano Calalesina

YPF tiene la mira puesta en perforar pozos más largos, de manera más rápida y con la última tecnología que se usa en Estados Unidos, para el desarrollo no convencional de Vaca Muerta.

“Cuando desarrollemos más estos campos, esto va a ser una sopa de fideos”, dice uno de los ingenieros de Loma Campana, mientras observa en un monitor las ramificaciones de los pozos que se controlan de forma remota minuto a minuto. La figura hace referencia a lo que se vivió en su momento en Estados Unidos, en la formación Permian (Texas) con el shale, donde se multiplicaron las torres petroleras y los pozos con la sumatoria de desarrollos masivos.

Te puede interesar...

Uno de los puntos que permitirá ese objetivo es la incorporación del sistema de geonavegación, el cual posibilita la información en tiempo real sobre la geología de cada pozo y planificar el camino correcto para extraer el mejor petróleo y hacer rendir cada perforación. La sala de geonavegación funciona desde mediados de junio y es una de las últimas adquisiciones de YPF para Loma Campana, el yacimiento que hoy procesa el crudo de las áreas La Amarga Chica y Bandurria, con unos 8000 metros cúbicos por día y que se ampliará a 18.000 para el año que viene.

El sistema es el único que tiene YPF en todo el país y permite controlar el desarrollo de cada equipo, que perfora cuatro pozos en simultáneo, desde una oficina, conectada con el perforador que está en el campo. Allí trabajan expertos en perforación, ingenieros y geólogos, hombres y mujeres, que están pendientes cada segundo de los seis monitores de 50 pulgadas.

El proyecto de incorporar esta tecnología fue clave para el plan de YPF de bajar costos y contagiar el modelo de Loma Campana a otras áreas neuquinas que están en fase piloto y que pueden pasar a “modo fábrica” en estos meses.

El objetivo hoy es bajar los costos de producción de un barril equivalente, por debajo de los 10 dólares. Hoy ese número está por encima de los 12 dólares y en 2015 se necesitaban más de 30. Por la suba del dólar, hoy es más complejo calcular el costo final del desarrollo de un pozo petrolero. Uno de los últimos, el “superpozo” de 6527 metros totales, costó más de 6 millones de dólares. Más de 3200 metros fueron perforados en rama horizontal y su precisión fue gracias a la técnica remota de geonavegación.

La técnica para perforar que utiliza YPF en estos últimos meses es de suma precisión y rediseña el modelo de trabajo, el software y los objetivos de la empresa que está trabajando en cuatro pozos a la vez y en cada uno de los equipos.

Vaca Muerta está a más de 3 mil metros bajo tierra, pero la riqueza del petróleo y el gas se encuentran en un espesor de 300 metros. En esa franja productiva, la empresa se propuso detectar la mayor cantidad de áreas ricas para sacar el mejor recurso posible, en menos tiempo y en forma masiva.

El sistema suprime la mayor cantidad de errores a medida que el trépano de 15 centímetros de diámetro va rompiendo las capas de tierra en busca del recurso.

Es que en más de cinco kilómetros hay una ventana de error de unos pocos metros con el sistema remoto. Los perforadores hacen tramos de 30 metros mientras el sistema establece posición y recoge información “tiro a tiro”, como lo explican en el campo los especialistas.

“A los cinco kilómetros siempre hay incertidumbre de saber exactamente dónde estamos perforando. Este sistema actualiza los datos geológicos cada 30 metros y, si es necesario, se solicita el cambio de trayectoria original que se había planificado”, explicó uno de los ingenieros de la sala.

La apuesta de bajar costos del nuevo modelo de YPF es a través de los pozos horizontales en toda la franja de Vaca Muerta, que con una información geológica eficiente permitirá aumentar el rendimiento y la producción de cada una de las locaciones. Es una de las claves para afianzar el actual desarrollo.

632 pozos activos tiene Vaca Muerta. Actualmente cada equipo de perforación trabaja en simultáneo con cuatro pozos. Cada uno de ellos tarda entre 20 y 40 días, de acuerdo con la extensión.

Hay equipo: las geólogas de vaca muerta

Loma Campana armó un equipo transversal de profesionales en esta nueva etapa de YPF que permitirá desarrollar el área por los próximos años.

Guillermina Sagasti (líder de Estudios Shale), Daniela Ceccon y Anyelén Larsen (jefa de Proyectos de La Amarga Chica) son tres geólogas abocadas al proyecto de Loma Campana que trabajan codo a codo con los ingenieros en petróleo, para suministrarles el panorama de la formación y saber por qué lugares y tiempos empezar a perforar con los nuevos equipos. Gustavo Astie, gerente de la Regional No Convencional de YPF, sostuvo que el equipo de geólogas es de suma importancia para contar con la información que permita una mejor planificación de objetivos y costos en Vaca Muerta.

En una charla ofrecida hace unos días a los medios, en la que participó este diario, las profesionales explicaron la importancia de conocer la información geológica de la formación, para obtener un mejor rendimiento de la cuenca neuquina, que se considera el segundo reservorio no convencional del mundo fuera de Estados Unidos.

YPF tiene un equipo transversal de profesionales donde la información fluye desde el operario que hay en el dog room (sala de perforación), pasando por la sala de geonavegación, hasta los mandos gerenciales para tener el minuto a minuto del desarrollo de Vaca Muerta. La meta para 2024 es producir unos 100.000 barriles equivalentes e incrementar los niveles de producción.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído