Premio para las fotos del pastoreo en el norte

El neuquino Agustino Mercado ganó un certamen nacional.

Pablo Montanaro

montanarop@lmneuquen.com.ar

Neuquén.- “Me da mucho orgullo que a nivel nacional se conozca y a través de mis fotografías se premie una actividad como es la trashumancia”, afirmó el fotógrafo neuquino Agustino Mercado, quien esta semana obtuvo el segundo premio del Concurso Patrimonio Cultural Inmaterial de Argentina por su trabajo que retrata la trashumancia en el norte neuquino.

Las 32 fotografías que componen el trabajo de Mercado, de 38 años, fueron elegidas por el jurado entre más de 1060 obras que participaron del certamen organizado por la Unesco y la Dirección Nacional de Bienes y Sitios Culturales.

Te puede interesar...

Las imágenes de la trashumancia en el norte neuquino fueron capturadas por Mercado durante sus viajes al norte neuquino entre 2015 y 2017. Fue a raíz de una cobertura que realizó sobre la Fiesta del Chivito en Chos Malal para una revista nacional, lo que llevó a Mercado a proponerse este proyecto. “Me di cuenta de que había una historia interesante para investigar que tenía que ver con la trashumancia, esa actividad ancestral de los crianceros del norte neuquino que conducen al ganado desde las zonas de invernada hacia las veranada y viceversa”.

Su idea no consistía en mostrar esa actividad en el campo sino reflejar “cómo viven, cómo están conformadas las familias que se dedican a ello, cómo son esos núcleos familiares”. Para ello, el fotógrafo, que hace cuatro años reside en Buenos Aires, decidió que era necesario convivir unos días con las familias que habitan Los Bolillos, un sector de formaciones rocosas que impacta por las formas erosionadas por la acción del viento, ubicado a 15 kilómetros de Chos Malal. “Está en el medio del campo, al lugar se llega atravesando un camino de ripio. Es como un paisaje de otro mundo. Al borde de esa formación rocosa viven algunas familias. Incluso conocí a una mujer de 90 años que nació y vivió hasta los 11 años en una de esas cuevas de piedras”. De esta manera, Mercado logró tomar singulares imágenes “que no hubiese logrado con estar solo en el campo viendo como arreaban a los animales”.

Las fotos de trashumancia, que en septiembre pasado fueron exhibidas en una muestra en la Legislatura de Neuquén y luego en el Centro Cultural de la Memoria Haroldo Conti, en Buenos Aires, reflejan el olvido, la desolación, pero también la supervivencia convirtiéndose en una experiencia social.

Mercado, que también es arquitecto, reflexionó que la trashumancia “es una actividad que con el tiempo es probable que se transforme en otra cosa o desaparezca porque los hijos de las personas que la realizan ya están mirando la ciudad y tienen otros intereses de vida. En definitiva, es una actividad que tiene relación con la identidad de los neuquinos y que se da en muy pocas partes del mundo”.

“A esa gente la conocí de chico”

Cuando Agustino Mercado comenzó con el proyecto de reflejar la trashumancia se preguntó de dónde venía ese interés. Recordó que durante su infancia acompañaba a su padre que trabajaba en un organismo provincial dirigiendo obras en el interior. “Empecé a tener un recuerdo emotivo de esos viajes por los cuales había conocido a esa gente”, comentó a LM Neuquén.

Luego de recibirse de arquitecto, Mercado estudió fotografía documental y de autor con el destacado Carlos Bosch.

LEÉ MÁS

Habrá tres días de asueto para la administración pública

Gaido: "Vamos a convocar a todos los gremios la primera quincena de enero"

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído