Presentaron a "Gualicho", un extraordinario dinosaurio carnívoro

El descubrimiento representa un linaje de dinosaurios completamente diferente, desconocido hasta ahora en el Hemisferio Sur. Fue hallado al borde del embalse Ezequiel Ramos Mexía.

Ayer por la tarde se presentó en sociedad al dinosaurio Gualicho shinyae, en el Centro Cultural de la Ciencias.

Son los restos fósiles de un dinosaurio terópodo de seis metros de longitud y unos 90 millones de años de antigüedad, encontrado en un campo al borde del embalse Ezequiel Ramos Mexía, en la provincia de Río Negro.

El espécimen consiste en un esqueleto parcial que comprende vértebras de la espalda, parte de la cola, el omóplato, brazo completo izquierdo, partes de la pelvis, así como también fragmentos de ambas piernas.

La presentación estuvo a cargo del Dr. Sebastián Apesteguía, investigador del CONICET y director del Área de Paleontología de la Fundación de Historia Natural Félix de Azara.

Al referirse al descubrimiento, Apesteguía remarcó que “Gualicho representa un linaje de dinosaurios completamente diferente, desconocido hasta ahora en el Hemisferio Sur”. El hallazgo cobra relevancia internacional dado este dinosaurio no está ligado a los ya conocidos.

Gualicho representa un linaje de dinosaurios completamente diferente, desconocido hasta ahora en el Hemisferio Sur

El estudio estuvo a cargo de la Fundación Azara, el CONICET, la Universidad Maimónides; la secretaría de Cultura de la Provincia de Río Negro; el Dinosaur Institute de Los Angeles County Museum; y la Sección de Ciencias de la Tierra del Field Museum of Natural History de Chicago, Estados Unidos.

Sobre el descubrimiento

El descubrimiento se produjo el 13 de febrero de 2007, por parte de la jefa de técnicos del Field Museum of Natural History de Chicago, Akiko Shinya. Días después, uno de los dos vehículos que participaban en la campaña volcó, debiendo interrumpir los trabajos de excavación. Tras algunas vicisitudes, el esqueleto fue colectado por personal del Museo Patagónico de Ciencias Naturales, pero diversas circunstancias impidieron que fuera estudiado hasta ahora.

El nombre Gualicho refiere a las enormes dificultades sorteadas para poder recobrar el esqueleto. El segundo nombre, el de la especie, honra a Akiko Shinya, la jefa preparadora de fósiles del Field Museum, por sus numerosas contribuciones paleontológicas.

En la zona del descubrimiento afloran rocas de unos 90 millones de años de antigüedad, conocidas como Formación Huincul, depositadas a principios del Cretácico Superior, en una época en que convivían los mayores de todos los dinosaurios herbívoros del mundo, como los titanosaurios, junto con rebaquisáuridos de tamaño mediano, veloces iguanodontes que escapaban de carnívoros de todo tipo, desde pequeños emplumados hasta colosales carcarodontosáuridos, y en el medio terópodos medianos como los abelisáuridos y ahora, Gualicho.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído