Preservar la maternidad a través del tiempo

La fertilidad femenina tiene su punto máximo a los 25 años, cuando comienza lentamente a declinar.

Buenos Aires.- La fertilidad femenina tiene su punto máximo a los 25 años, cuando comienza lentamente a declinar. No obstante, la ciencia ofrece alternativas para preservar la capacidad reproductiva de la mujer: una de ellas es el procedimiento de vitrificación de los óvulos.

La técnica consiste en estimular los ovarios con hormonas para que se produzcan varios embriones –la cantidad dependerá de la capacidad de respuesta del organismo-, luego se aspiran los folículos que contienen los óvulos y se congelan para su conservación.

La vitrificación es un método criogenético con descenso brusco de la temperatura que permite lograr muy buenos resultados a futuro.

Récord: El centro de Pasqualini logró nacimiento de óvulo congelado durante 14 años. Fue récord mundial.

"Muchas de las mujeres que no vitrifican sus óvulos hoy probablemente serán las que mañana deban recurrir a técnicas de fertilización asistida", aseguró Sergio Pasqualini, director científico de Halitus Instituto Médico y presidente de Fundación Repro.

"Lo ideal es preservar óvulos antes de los 35 años, ya que el declinar de la función ovárica no lleva sólo a menor producción con la estimulación, sino también a menor calidad", aconsejó el especialista, y añadió: "Si la mujer tiene más edad es posible hacerlo, pero es importante consultar para evaluar la reserva ovárica".

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído