El clima en Neuquén

icon
Temp
94% Hum
La Mañana violento

Prohíben a un violento entrar a un barrio de Junín de los Andes

A raíz de reiterados hechos de violencia de género, la mujer lo denunció y fue excluido del hogar. El acusado aún goza de su libertad con la condición de no acercarse a ella ni al barrio donde vive.

Un violento vecino de Junín de los Andes fue acusado de agredir y herir a su ex pareja reiteradas veces y ahora, como condición para atravesar el proceso penal en libertad, no podrá siquiera acercarse al barrio donde vive la víctima y donde se encuentra el domicilio que ambos solían compartir. La fiscalía había solicitado una prisión domiciliaria ante los antecedentes de violencia.

De acuerdo a la teoría presentada por la asistente letrada Elisabeth Pellicer, el primer hecho que se le atribuye al violento ocurrió el 26 de septiembre del 2021 durante la noche, en la vivienda compartida, donde el hombre discutió con la mujer y en ese contexto la golpeó en las costillas, provocándole lesiones.

Te puede interesar...

Luego, el 1 de enero de este año entre las 2 y la 3 de la madrugada, la pareja se encontraba junto al hijo de la víctima y un amigo de este, festejando año nuevo en la casa donde en la que convivían hacía ya varios años. En medio de los festejos, el agresor tuvo un altercado con el hijo de la mujer y cuando ésta intentó llamar a la Policía para que intervinieran, el violento le quitó el celular y la empujó contra la pared, provocándole lesiones.

Finalmente, sólo 12 días más tarde de ese incidente, el hombre volvió borracho a la vivienda, situación en la que amenazó a su pareja, pateó la puerta en un intento por ingresar y rompió vidrios de la casa.

Tras esta situación, la víctima ya no soportó la violencia a la que era sometida y decidida a salir de esa relación, denunció al hombre. Esto dio inicio a una investigación que le permitió a la fiscalía reunir la evidencia necesaria para acusar al agresor como autor de los delitos de lesiones leves calificadas por el vínculo (dos hechos), daño y amenazas.

Asimismo, durante la audiencia de formulación de cargos que se realizó el martes, Pellicer solicitó al juez interviniente que se le impusiera además al violento una prisión domiciliaria por tres meses -en un domicilio que ya no comparte con la víctima-.

Para solicitar la medida, argumentó que existe riesgo para la integridad física de la víctima y su familia, detalló que la violencia de género hacia la víctima “viene de larga data”, y que es necesario que la víctima “pueda vivir una vida libre de violencia y declarar de manera libre y tranquila” durante todo el proceso.

La defensa del acusado se opuso a la prisión domiciliaria y, en su lugar, ofreció una alternativa; fijar domicilio, la prohibición de acercamiento a la mujer y su hijo, así como también de efectuar amenazas y/o cualquier tipo de comunicación. El violento no podrá siquiera ingresar al barrio donde reside la mujer y deberá, mientras se desarrolla la investigación, realizar un tratamiento vinculado al consumo problemático de sustancias y tratamiento de masculinidades.

El juez de garantías a cargo, Juan Pablo Balderrama, dio por formulados los cargos y fijó el plazo de investigación en tres meses. Respecto de la medida cautelar, coincidió con la sugerida por la defensa y la dictó por el mismo plazo de investigación.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario