El clima en Neuquén

icon
30° Temp
22% Hum
La Mañana hidroeléctricas

Proponen recuperar las usinas abandonadas como atractivo turístico

La agencia ADI detectó seis viejas centrales hidroeléctricas en el interior que podrían retomar parte de la actividad o convertirse en miradores para los visitantes.

Por su magnitud y sus hazañas en el plano de la ingeniería, las represas y las grandes centrales hidroeléctricas suelen convocar a miles de viajeros en todas partes del mundo. Y por su halo de misterio, los edificios abandonados también se convirtieron en un gran polo de atracción en distintas geografías. En Neuquén, la agencia ADI busca combinar los dos condimentos en un original proyecto para potenciar el turismo, a partir de la recuperación de seis viejas usinas hidroeléctricas en el interior de la provincia.

José Brillo, presidente de ADI, explicó que en los últimos días participó de una recorrida para reconocer una de las viejas usinas hidroeléctricas más atractivas de Neuquén, que está ubicada en San Martín de los Andes y data de la fundación de la ciudad. Aunque está en desuso y hasta es de difícil acceso, ofrece un paisaje digno de ser visitado, por lo que desde la agencia proponen construir allí un mirador.

Te puede interesar...

Sobre el arroyo Pocahullo, en San Martín de los Andes, la vieja central puede generar hasta medio megavatio a través de dos turbinas que rezan "Agua y Energía 1947" y que son un testigo de la inversión en energías renovables que se hacía en el pasado, en una gesta que el propio Brillo consideró como "visionaria".

El agua del arroyo cae desde la montaña en forma de cascada y, entre las rocas desprendidas, el edificio de la vieja usina muestra toda la belleza de su arquitectura antigua de montaña. Si bien es difícil acceder al lugar entre las grandes rocas que complican el paso, un grupo de desconocidos se ocupó de intervenir el edificio abandonado con su arte, y la destreza de sus pinceladas plasmó una serie de murales que le otorgan aún más atractivo a un sitio apenas descubierto.

usina SMA2.jpg

“Si nosotros podemos recuperar la centralita, ponerla en marcha, darle valor a la construcción histórica, se podría generar un mirador de recreación y turismo, dado que se encuentra al borde de la montaña. Desde allí se podrá observar y disfrutar de toda la ciudad", informó Brillo.

En diálogo con LU5, aseguró que buscan generar un acuerdo con el Ente Provincial de Energía del Neuquén (EPEN) para recuperar la actividad de esta pequeña central y así poder dotar de energía a sitios estratégicos de esa ciudad cordillerana, como el hospital, la clínica y los espacios de la Policía y Gendarmería.

usina SMA3.jpg

Este proyecto exigirá una inversión de entre 1 y 2 millones de dólares, por lo que la agencia ya busca postular para distintas líneas de crédito con el objetivo de comenzar con la recuperación.

En ese contexto, explicó que el gobierno nacional puso en el escenario una herramienta tal como la empresa IMPSA, con historia y experiencia en la construcción de turbinas para centrales hidroeléctricas y ahora en la provisión de aerogeneradores, que ha sido capitalizada por el Estado Nacional y que posee herramientas de financiamiento provenientes del sector estatal. “Seguramente se constituirá en una herramienta fundamental para el desarrollo de proyectos de Energías Renovables en el país”, opinó.

El proyecto será el puntapié inicial para generar otros espacios de generación energía y desarrollo turístico en el interior. Brillo detalló que también hay centrales abandonadas o semioperativas en Aluminé, sobre el río Ruca Choroy; en Buta Ranquil, sobre la ruta 40; en Chos Malal, en la zona de Auquinco, en El Manzano y en el sector de La Fragua, de Manzano Amargo.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario