Puso cámaras en su casa y vio lo peor de sus hijos

Un policía inglés descubrió que los varones eran adictos al sexo.

Reino unido. Todo comenzó como una idea loca, una suerte de diversión para todos. Pero el chiste, como suele pasar, salió mal. Es que un policía del Reino Unido se llevó la sorpresa de su vida al descubrir cuáles son los hábitos -o vicios- de sus hijos preadolescentes: permitió que instalaran cámaras en su casa y llegó a la conclusión de que son adictos al sexo.

Rob Kirk, un efectivo policial de 37 años, participó del programa Espiando a mi familia, del Canal 4 de la televisión británica, en un episodio que fue puro shock porque salió a la luz, por ejemplo, que su hijo de 11 años mira pornografía y el de 14 se define como “un maníaco del sexo”. El policía de Chelmsford, Essex, permitió que grabaran a su mujer, Donna, y a sus cuatro hijos: Chloe (17 años), Ryan (14), George (11) y Poppy (9). Los chicos son amables, estudiosos y educados, pero sus hábitos, que hasta el momento eran desconocidos para sus padres, resultaron ser polémicos en el caso de los varones.

“Pensé que lo estábamos haciendo bien”, reconoció Kirk en el programa de TV, con una evidente angustia. “Nunca quise que mis hijos fuesen de esos chicos que ves en la calle comportándose como unos vagos”, aseguró el hombre en declaraciones que fueron reproducidas por el sitio Daily Mail. Pero después de unos días con cámaras en toda la casa, excepto en el baño para resguardar los principales aspectos de la intimidad, los detalles más oscuros salieron a la luz. “Quizás fue un poco tramposo de nuestra parte, ahora que lo veo en perspectiva”, admitió el padre de familia, que no midió el riesgo de dejar que las cámaras grabaran todo sin ningún tipo de filtro.

Ryan, por ejemplo, tenía numerosas fotos de mujeres semidesnudas en poses dignas del pin up. “Yo sospechaba de que Ryan, que tiene 14 años, podría estar en la edad en la que este tipo de cosas pasan, porque en un punto es algo normal. Pero ¿de George? Recién tiene 11 años, es muy callado. Pero tiene estas imágenes en su celular también. Incluso seguía a una mujer en Instagram que ni siquiera vive en este país. No lo podía creer cuando vi todo eso”, expresó el policía, todavía impresionado por su descubrimiento.

Por desgracia para él, se equivocó y bastante con el pequeño que todavía cursa la escuela primaria. “Nunca pensé que estarían en el camino a convertirse en el tipo de hombre que cree que hacer comentarios sexistas está bien o que manosear a una mujer está bien. Nuestros chicos nunca iban a hacer así”, reforzó Kirk, ya con un cierto grado de resignación.

Lo que al principio pensó que iba a ser algo divertido se convirtió en una verdadera pesadilla familiar. Primero, por los comportamientos que salieron a escena. Y después, porque los chicos sintieron que se había violado su intimidad. Es decir que la hecatombe fue hacia afuera pero también hacia adentro. Por caso, los chicos tienen que seguir yendo a la escuela y seguir compartiendo su vida con sus amigos. Y esta exposición repentina que han tenido los va a perjudicar al menos en el corto plazo.

Las luces se apagaron, las cámaras se fueron, el programa de TV terminó, pero la vida familiar de los Kirk cambió definitivamente. La fama pasajera les llegó de la peor manera.

11 años tiene uno de los hijos de Rob Kirk, que consumía pornografía en el celular.

Otra adicción peligrosa para la familia

La madre de un niño de 14 años contó que su hijo es tan adicto al videojuego Fortnite que incluso le golpeó en la cabeza cuando intentó quitarle la consola para que dejara de jugar. Britta Hodge, una mujer de Sidney, en Australia, detalló que su hijo era un joven aventurero y extrovertido pero que se ha convertido en adicto al videojuego Fortnite, lo que lo ha llevado a dejar de ir a la escuela durante dos años. Hodge relató que el niño sólo sale de su habitación para ir al baño y que incluso tiene comportamientos violentos cuando intentan confiscarle la consola.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído