El clima en Neuquén

icon
12° Temp
41% Hum
LMNeuquen consumo

¿Qué compran los neuquinos en el súper en tiempos de crisis?

La parálisis de la actividad económica provocó una caída en el nivel de compras y comenzaron a imponerse las segundas marcas.

En un contexto de pandemia, la venta de productos alimenticios se perfilaba como el único rubro que podía escapar a la caída de las ventas que afrontaron el resto de las actividades. Sin embargo, desde los supermercados de la región afirmaron que el consumo en sus establecimientos cae mes a mes desde que comenzaron las restricciones sanitarias. En octubre, y en comparación con el año pasado, las ventas se redujeron en un 10%.

Eduardo Del Prete, gerente regional de La Anónima para Río Negro y Neuquén, explicó que es muy difícil comparar este año tan atípico con los anteriores. En un escenario de alta inflación, comparan el caudal de ventas en unidades y no a partir de la facturación. Por eso, pudieron estimar que durante este mes se vendió un 10% menos de unidades que en el mismo del año pasado.

Te puede interesar...

"El consumidor neuquino era muy marquista y ahora se nota que la gente se está volcando a marcas más económicas, las marcas propias del supermercado o las que están en oferta", detalló el representante de esta cadena. Según expresó, se nota una caída del consumo en general en todos las subcategorías dentro del rubro alimenticio.

"Donde se nota la caída más abrupta es en nuestro sector de elaboración, en las secciones de rotisería y panadería", dijo y aclaró que este fenómeno se vive también en las casas de comidas preparadas y las panaderías independientes. "La gente pasa más tiempo en su casa y se dedica a elaborar alimentos caseros, como panificados y otras recetas", aclaró.

Aunque admitió que los supermercados viven un escenario más optimista que el de otros rubros de la economía, aclaró que notan un descenso en el nivel de consumo mes a mes, que llegó a representar una baja del 10% con respecto a octubre de la año pasado. Del Prete reconoció que la contexto es aún más difícil para otras actividades económicas y aclaró que se vende menos por la paralización de la economía y la falta de dinero circulante. "Si bien tenemos que respetar un factor de ocupación en los locales, la caída se explica por razones económicas únicamente", indicó.

La provisión de las góndolas

Atrás quedaron las primeras semanas de cuarentena y las compras frenéticas de algunos clientes, que se stockeaban de papel higiénico y otros productos de primera necesidad para afrontar las épocas de incertidumbre. Del Prete aclaró que las familias neuquinas ya no hicieron compras masivas para stockearse y celebró esa actitud, que permite que el supermercado tenga stock suficiente para abastecer a todos los clientes.

"Por ahora no tenemos problemas con los proveedores y no hay faltantes en las góndolas, pero sí pasa en determinados momentos que no tenemos variedad de marcas", sostuvo el gerente. Según aclaró, esta situación se produjo hace una semanas con la yerba mate y está ocurriendo ahora con productos como el aceite. "Por precaución, colocamos un cartel que pide que la gente compre sólo para consumo familiar", detalló.

Si bien hay algunas marcas que no llegan con la misma periodicidad que lo hacían antes de la pandemia, Del Prete aclaró que están provistos de lácteos, verduras y carnes en buena medida. "Tuvimos momentos mucho peores fuera de la pandemia, cuando hubo grandes faltantes", señaló.

La expectativa por las fiestas

Esta cadena de supermercados ya inició las negociaciones para proveer a las sucursales de todos los productos de la canasta navideña. Según expresó, ya está garantizado el stock de todos los productos referidos a las fiestas, aunque dudan de que los clientes sostengan el nivel de consumo que se dio el año pasado.

"En este escenario, nuestra expectativa es vender la misma cantidad de unidades que vendimos el año pasado, pero lo vemos muy difícil porque, además de la parte económica, no van a haber muchos ánimos para festejar", sostuvo el gerente y aclaró que todo dependerá de la evolución de la pandemia y el número de contagios diarios que haya para esa fecha.

El comportamiento de los clientes

El gerente de La Anónima aclaró que todos los clientes se adaptaron a los protocolos que se cumplen en las sucursales. "Ya no hemos tenido problemas por falta de cumplimiento, todos saben que hay que usar barbijo, que se se les toma la temperatura, se desinfectan con alcohol las manos y los changuitos", dijo y agregó que esto permite una mejor convivencia en los establecimientos.

Según aclaró, las normas exigen una mayor ocupación de las superficies, lo que lleva a la gente a hacer menos visitas al supermercado. "Como ya no van tan seguido a comprar, suelen hacer compras más grandes cada vez que van", dijo y agregó que hay clientes que optan por la venta online, sobre todo en los rubros de electrodomésticos.

"Se venden sobre todo celulares, televisores y colchones", dijo y aclaró que el rubro textil es uno de los más afectados por la pandemia, ya que son pocos los que adquieren ropa de forma online o en las sucursales.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

36.065573770492% Me interesa
4.9180327868852% Me gusta
4.9180327868852% Me da igual
3.2786885245902% Me aburre
50.819672131148% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario